Voleibol

Con la plata a cuestas

Fran Iribarne firma una bandera de España que sujeta Rubén Lorente, dos jugadores que llegan de la selección española a Unicaja Almería con la plata colgada. /RFEVB
Fran Iribarne firma una bandera de España que sujeta Rubén Lorente, dos jugadores que llegan de la selección española a Unicaja Almería con la plata colgada. / RFEVB

Lorente e Iribarne traen medallas a Unicaja tras llegar a la final de los Juegos Mediterráneos | Las dos jóvenes perlas ahorradoras no se ponen techo y se aferran al trabajo duro, incluidos en la lista de convocados para el Preeuropeo

JUANJO AGUILERAALMERÍA

El Club Voleibol Unicaja Almería felicita a los integrantes de la Selección Española que tan brillante torneo ha realizado en los Juegos Mediterráneos de Tarragona y de un modo especial a sus dos jugadores citados por el combinado nacional, Fran Iribarne y Rubén Lorente. La plata conquistada se ha asentado sobre una solidez extraordinaria que ha supuesto ceder solo un set en cuatro partidos antes de llegar a la final. En ese recorrido se venció a Macedonia por 0-3 y a Egipto por 3-1, en la fase de grupos; a Túnez por 3-0, en cuartos de final, y a Grecia por 3-0, en semifinales. Ya en la final, se cedió frente a Italia por 3-1, pese a que rozó llegar al desempate tras ir 2-0 y reaccionar, derrochando carácter, en el tercer set (33-35).

Ya en casa, pero con apenas unos pocos días de vacaciones al haber sido ambos incluidos en la lista de Fernando Muñoz para el Preeuropeo, valoraron el logro de la presea de manera muy positiva. «El hecho de haber llegado a la final supuso una alegría enorme a la que hay que añadirle el jugar en casa, que siempre es un plus, así que fue una sensación increíble en un muy buen torneo que disputamos hasta el último momento». Esas palabras de Rubén Lorente fueron ratificadas por Fran Iribarne. «La verdad es que es una medalla bastante satisfactoria porque ya llevamos muchos meses trabajando duro con ese objetivo de llegar a la final de los Juegos, y el trabajo se ha visto recompensado». Sin duda, motivador.

Estar preparados

En ese sentido, el colocador reconoció que «es una manera más de estar preparado para afrontar la próxima temporada, estar 'enchufado' desde el primer momento y aportar con todo lo aprendido durante este periodo», lo que de igual manera valoró el receptor. «Si ya de por sí iba a ir bastante motivado para mi primera temporada con Unicaja, después de esto se ve incluso de otra forma y me ha hecho estar si cabe más motivado». De hecho, Iribarne se agarra a una enorme progresión personal con la selección. «Estoy muy contento porque he participado mucho y el seleccionador ha depositado confianza en mí; pienso que cada vez que me ha llamado a jugar lo he hecho bien, intentando aportar todo lo positivo», aseguró.

Lorente describió la misma trayectoria desde su incorporación al grupo nacional y así piensa continuar. «Todo ha ido a más, tanto en soltura propia personal como en entendimiento en la pista con mis compañeros, así como mi mismo desarrollo, siendo una experiencia muy muy -reiterativo- positiva, desde luego». Quienes lo conocen, saben que es su estilo. «Se trata de ir a más, poco a poco, sin prisa pero sin pausa; mi objetivo es llegar lo más lejos posible, como siempre digo, cada día y cada año mejorar más que el anterior y a partir de cómo se vayan dando los años se verá, pero no pienso que haya que ponerse techo ninguno», reconoció. Su siguiente paso deberá ser o solo meterse en las finales, sino ganarlas, con 20 años.

De la misma quinta es Fran Iribarne, que llega a Unicaja Almería muy maduro en su juego pero sin ponerse jamás un techo. «Realmente no pienso nunca en eso, ya que en lo único que pienso ahora es en seguir entrenando, seguir trabajando duro y aprovechar cada oportunidad que se me presenta al máximo; de esta manera los resultados seguirán viniendo y estaré cada vez más fuerte y con más confianza». Su nuevo 'capítulo' en el club ahorrador está levantando expectación. «Todos los compañeros en la selección, desde que se hizo público mi fichaje, se han alegrado porque todo el mundo sabe que es un gran club, que se trabaja bien, y están todos contentos porque lo ven una gran idea y que puede ser un gran año para Unicaja».

Agradecido a Melilla

Consciente, eso sí, de que es internacional absoluto gracias al CV Melilla, se mostró agradecido al club norteafricano por haberle dado la oportunidad de ser jugador de Superliga nada más salir de su periodo juvenil. Además, allí tuvo una gran responsabilidad en el juego en los dos años en los que ha estado. Rubén Lorente debutó en Textil y acto seguido ya recaló en el club del que formó parte de sus categorías inferiores, un Unicaja en el que disfrutó de minutos importantes con un gran rendimiento. Esta nueva temporada se presenta como renovación de ilusiones junto a un grande. «Será algo muy positivo para mí; Víctor -en referencia a Viciana- es un referente del que quiero aprender todo lo posible y sacar el máximo partido de compartir año con él». El tándem almeriense en la dirección de juego promete alegrías en verde.

Ambos podrían incorporarse directamente a la pretemporada ahorradora solo días después de finalizar con España, dado que están también en la primera lista de convocados para la segunda fase del Preeuropeo. Están citados el próximo día 16 de julio en Guadalajara y sus rivales serán Bielorrusia, Georgia y Noruega. Fernando Muñoz ha citado a 18 efectivos y se jugará entre el próximo mes de agosto y enero su pase al Campeonato de Europa.

Como preparación, el combinado nacional tiene previsto jugar un torneo bilateral de carácter amistoso contra la selección de Croacia y el último partido antes de parar hasta el inicio de 2019 será en Noruega, envite previsto para el día 25 de agosto. Los partidos que la selección jugará como local los disputará en Melilla.

Fotos

Vídeos