Voleibol

Un paseo con algunas trabas

Borja Ruiz realizó un gran partido, con 10 ataques, 4 puntos directos y 4 bloqueos. /CVA
Borja Ruiz realizó un gran partido, con 10 ataques, 4 puntos directos y 4 bloqueos. / CVA

Unicaja Almería logra una clara victoria ante un correoso Mediterráneo Castellón | La construcción de Ignacio Sánchez, la capacidad anotadora de Borja Ruiz y el acierto por punta, claves del triunfo de los de Piero Molducci

JUANJO AGUILERAALMERÍA

Unicaja Almería salvó el escollo de Mediterráneo con un triunfo en cierto modo cómodo basado en el manejo del error. Sobre el papel pasó lo que tenía que pasar, pero cierto es que los de Piero Molducci tuvieron que emplearse para conquistar los puntos ante un rival 'osado', en cierto modo, que vendió cara la derrota, sobre todo en los dos últimos sets. El primero fue controlado 'de cabo a rabo' por los blanquiverdes, con una gran aportación de Borja Ruiz, apoyado muy bien por Thiago Maciel y Javi Monfort y en errar lo preciso.

La igualdad de los dos sets siguientes fue notoria. Unicaja Almería se manejaba en ataque, por el trabajo de Ignacio Sánchez, como lo demuestra la aportación de los centrales, sin apenas fallos, para complicar el trabajo de anotación de un Mediterráneo Castellón que se chocó con una gran lectura en defensa de los de Molducci. Eso obligó al equipo local a reconducir y buscar otros caminos, con el problema de la obligación, que casi siempre da malos resultados. A Unicaja no le tembló la mano en un gran partido de Ignacio Sánchez y de Borja Ruiz, máximo anotador del equipo blanquiverde.

Gran trabajo

Unicaja Almería comenzó mandando en el marcador como consecuencia del buen saque de Jorge Almansa y el trabajo defensivo para tomar ventaja en el marcador, generalmente como consecuencia del ataque por punta de los blanquiverdes, que pusieron freno al único recurso que trataba de exprimir Mediterráneo Castellón, el del ataque de Andy Rojas. Con 2-6, Santi López pidió el primer tiempo muerto. En Unicaja Almería, la recepción permitía jugar cómodos y exprimir un ataque variado, en el que se anotaba gracias a Thiago Maciel, por punta, o por la 'pipe' de Almansa.

Mediterráneo reaccionó en base a Miguel Ángel Villasmil, con un ataque y un punto directo de saque, que permitió la reacción del equipo castellonense, que se acercó a los diez puntos con los que ya contaba el cuadro blanquiverde (6-10) que, con menos error, mandó para llegar cómodo al tiempo técnico (7-12).

Aunque Maciel se 'atoró' en un ataque, Unicaja Almería siguió trabajando con solidez y haciendo daño a los 'mediterráneos', incapaces de cerrar por punta y de no sufrir en saque. Borja Ruiz hizo un gran saque, que se unió a la aportación de Monfort, por punta, y la lectura de Jean Pascal para abrir aún más el tanteo (9-16) y obligar a los castellonenses a arriesgar sin premio (11-20), tras un bloqueo de Borja Ruiz, que se exhibió en ataque, como Almansa o Maciel, que lo hizo en bloqueo, para acercarse al triunfo, que llegó con un ataque fuera de Andy Rojas (12-25).

El error

No hubo diferencias en el inicio en la segunda manga. Ignacio Sánchez jugaba cómodo, lo que permitía hacerlo rápido a zonas con ventaja para abrir la ventaja a dos puntos (2-4), tras un buen bloqueo de Javi Monfort. Villasmil, por punta, hacía que Mediterráneo Castellón se 'agarrara' al set, también con la aportación de Navarta, en bloqueo, y el fallo en ataque de Unicaja Almería (6-6). Ver la opción de voltear el marcador, fundamentó el error en ataque del conjunto castellonense, que vio cómo Unicaja Almería se escapaba en el marcador (6-9) y Santiago López pidió su primer tiempo muerto.

La imprecisión en ataque de los almerienses, por culpa del saque del central de Mediterráneo, Víctor Méndez, volvió a igualar el partido y propuso un escenario más equilibrado, aunque con Borja Ruiz haciendo daño con dos ataques por el centro (10-11). Lo cierto es que Mediterráneo puntuaba con menos dificultad y logró ponerse con ventaja puntuando por punta con Villasmil y Sergio Marco (15-14). Los de Molducci mejoraron en defensa para situarse con ventaja de dos (16-18), tras un gran bloqueo de Borja Ruiz que obligó a los castellonenses a parar el partido, en gran medida por el acierto ahorrador para frenar a Villasmil y Rojas (16-18). El error hizo mella en Unicaja para entrar en una pelea peligrosa. Menos mal que Borja apareció para dar tranquilidad, uniéndose a él los puntas para abrir hueco (19-22), en una fase de gran incidencia por parte de Ignacio Sánchez. El colchón 'relajó' a los almerienses que vieron cómo se enjugaba la distancia (21-22). Entre Borja, con su saque, y los puntas, cayó el juego.

El riesgo

Si bien se adelantó de salida Mediterráneo, Unicaja Almería creció en base a la actuación de Borja Ruiz para dar la vuelta al tanteo por su ataque y el saque. Los ahorradores, con buen rendimiento en defensa y acierto en ataque, no erraban como sí lo hacia el equipo castellonense, en sus intentos por punta para situar el 2-6 en el marcador y obligar a Santi López a pedir tiempo muerto y provocar una reacción en base al error (5-6). El toque de atención dado por los locales lo aceptó Unicaja para abrir diferencias (5-8).

Rindió mejor el equipo almeriense en esa fase, con buena lectura en bloqueo, buen recepción y excelente utilización de la misma por parte de Ignacio Sánchez, para llegar al tiempo técnico cuatro puntos arriba (8-12), en gran medida como consecuencia de la ausencia de error en los almerienses, que sí fue alta en los levantinos. Estos, con el riesgo, se acercaron (11-13), tras un punto directo de Andy Rojas.

Unicaja Almería creció por un buen trabajo defensivo y una excelente reconstrucción, aprovechando el contrataque para que Jorge Almansa mandara el partido al tiempo muerto, solicitado por Santi López, que veía que se le iba el partido (14-17), diferencia que se mantuvo y que ampliaron Borja Ruiz, con un certero servicio sobre Villasmil, y un bloqueo de Monfort (17-22), en fase en la que el error jugó en contra de los locales. Dos errores consecutivos de Sergio Marcos y Miguel Ángel Villasmil dio a Unicaja la victoria de forma clara.