Este contenido es exclusivo para suscriptores

¿Quieres una experiencia sin límites y con servicios exclusivos?

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoApp para smartphone y tabletContenido extraNewsletters exclusivasClub del suscriptor

PASADO, PRESENTE Y FUTURO

«Observo, desde hace algunas semanas, ya bastantes, un paulatino deterioro en el juego»

VÍCTOR J. HERNÁNDEZ BRU

Me dejó gran inquietud, como decía una parte de aquella antigua canción, 'La de la Mochila Azul', me perdonaréis la referencia aquellos que nacisteis varias décadas después de que estuviese de moda, el partido del pasado sábado entre UD Almería y Extremadura. Inquietud porque observo, desde hace algunas semanas, ya bastantes, un paulatino deterioro del juego, de la efectividad y de los resultados del conjunto almeriense. Cierto es que el plantel rojiblanco no ha sido, en ningún momento de la temporada, un gran competidor a domicilio, aunque también hay que tener en cuenta que en sus dos últimas comparecencias fuera ha sumado un punto de seis posibles. Sin duda, un mal balance. Sin embargo, lo es aún peor el de sus dos últimos partidos en casa, con dos puntos de seis, cifra más que preocupante el términos absolutos y mucho más si se tiene en cuenta que todas las esperanzas están puestas en lo que se pueda sacar en el Mediterráneo, ante el pobre rendimiento fuera. Ante estos datos, que son eso, datos; y por tanto difíciles de cuestionar, uno puede echar mano del pasado y acordarse de que en las últimas cuatro temporadas hemos estado mucho peor y que incluso en verano no esperábamos estar donde estamos; puede proyectarse hacia el futuro con optimismo y pensar que cualquier tiempo venidero será mejor; o puede centrarse en el presente y buscar soluciones. Porque el presente lo que dice es que, hoy por hoy la UDA ha acumulado tres puntos de los doce últimos que tenía en juego. Y por tanto, está en cifras muy parecidas a las que, a principios de temporada, nos hicieron encender todas las alarmas. ¿Quiere esto decir que se ha hundido alguna parte del mundo? ¿Qué el Almería es un desastre? ¿Que haya que quemar algo en el círculo central del Mediterráneo? ¿O que caminemos con paso firme hacia el abismo?.

En mi opinión, rotundamente no. Eso sí, lo que tampoco me agrada es que sigamos manteniendo la misma complacencia y auto-satisfacción que cuando estuvimos a punto de colocarnos en zona de play off. A riesgo de estar equivocado, siempre he pensado que el primer paso para crecer, mejorar, evolucionar y prosperar en el futuro es reconocer los errores del presente. Darnos golpes en el pecho sólo conduce a la mediocridad.

 

Fotos