Rugby

Pablo Villanueva será el director deportivo del URA

Villanueva tiene una larga experiencia tanto como jugador como en la gestión./IDEAL
Villanueva tiene una larga experiencia tanto como jugador como en la gestión. / IDEAL

La entidad almeriense se decanta por un 'hombre de club' que trabajará sobre las bases que ha marcado Pablo Jiménez

J. N.ALMERÍA

Le gusta lo que ve, pero habrá de su propia cosecha al cabo de algo de tiempo, aportando a la entidad unionista un excelente bagaje dentro del deporte oval. Pablo Villanueva 'chocó' con el rugby en el Colegio Mayor Loyola, y luego en el Universidad de Granada confirmó que este era su deporte. Es decir mucho en su caso, puesto que el deporte es su vida, licenciado en INEF como el fruto del periodo universitario.

Su primer destino, Adra, fue un guiño que la fortuna hizo a la provincia de Almería, puesto que el 'sentido rugbier' que ya tenía su día a día le llevó a 'alistarse' en el Universidad de Almería, después Costa. Quiso ir más allá y progresivamente se sacó los niveles I, II y III en Sevilla, Lérida y La Coruña respectivamente, sin dejar de jugar en Costa. Hubo un acontecimiento que lo apartó todo lo que puede apartarse un rugbier de su deporte, el nacimiento de su segundo hijo, pero la paternidad, ese gran aliado, precisamente al cabo del tiempo fue la que lo devolvió a su sitio natural, a estar en contacto con el balón oval.

Gran profesor de Educación Física que ha puesto su granito de arena en la formación integral de varias generaciones de niños de los municipios de la provincia, ahora sienta cátedra en el Bahía de Almería con el inglés incorporado, y precisamente desde ese centro lanzó su regreso gradual accediendo por la puerta de los veteranos de URA, siendo finalmente, como no, preparador físico y también segundo entrenador, y se alinea con Manolo Ortiz para ayudarle con el equipo Sub-18.

Ante todo confesó que esa última función la seguirá realizando, pero ya se ha aclimatado a ensanchar su zona de influencia porque ha sido nombrado nuevo director deportivo de Unión Rugby Almería. Aceptó la propuesta que se le hizo desde la junta directiva por «las necesidades del club de contar con la persona adecuada, ya que Pablo Jiménez debe atender un proyecto de futuro, lo que ha hecho que se reestructure el contenido de la dirección deportiva». Ese ha sido el principal motivo, si bien espera «que todo salga bien para Pablo y que pueda reincorporarse en una o dos temporada», pero además le ha empujado ser un hombre de la casa, y es que «el conocimiento que tengo del club 'de toda la vida' y de las personas que conozco 'desde siempre'».

Una vez atendidas sus «necesidades familiares durante unos años», Villanueva acepta el reto y confía en los raíles sobre los que marcha el proyecto, porque «tengo claro que me subo a un tren que está ya en marcha, al que se le siguen dando empujones, como en una melé ordenada; no sabemos qué empujón será el definitivo, así que desde la comodidad que supone la ayuda de Pablo Jiménez, que ha sido el que ha desarrollado estos años las competencias, atenerme a las actuaciones que me indiquen él y el presidente Miguel Palanca». En sus manos recae «en principio coordinar la estructura del club en todas sus secciones, haciendo hincapié en las escuelas y academias», considerando que «el primer equipo sería autónomo, pero se utilizaría como referencia». Desembarca casi directamente por el Juan Rojas, un escenario que «supone la 'tierra prometida' después de la travesía del desierto, lugar donde establecerse como base de operaciones, como campo propio donde desarrollar las fases y tiempos de los partidos».

No olvida, además, «la enorme e imprescindible ayuda de la Junta de Andalucía con el Emilio Campra, que se seguirá usando, pero ahora por fin el Ayuntamiento de Almería cumple una promesa largamente esperada, y siguiendo con el símil bíblico, es como 'el maná caído del cielo». El contexto que dibuja le da confianza y reconoce la «ilusión con la que afronto el reto y la 'trampa' de saltar al vacío sabiendo que hay una red, en forma de Jiménez, Palanca y los demás que forman la estructura del URA».

Su principal herramienta será la cercanía del diálogo con los clubes filiales de una provincia que conoce muy bien y «lo que haré será hablar mucho con los entrenadores y que ellos me vayan indicando los jugadores y jugadoras que hay que seguir porque tienen progresión».

Fotos

Vídeos