RUGBY

160 minutos para seguir en División de Honor B

Kotze, de Unión Rugby Almería, corre con el oval para ganar un partido, algo importante en la cita de hoy frente a CAU./FOTO-DEPORTE.COM
Kotze, de Unión Rugby Almería, corre con el oval para ganar un partido, algo importante en la cita de hoy frente a CAU. / FOTO-DEPORTE.COM

Los madrileños llegan a la cita más rodados, pero con la rémora del aspecto físico que ha supuesto sus dos partidos perdidos ante Jaén, por el ascenso URA juega la promoción reencontrándose con un 'viejo conocido' como CAU Metropolitano de Madrid

F. L. C.ALMERÍA

Temporada 2015/2016. Después de pagar la 'novatada' propia de su primera aventura en la segunda máxima categoría del rugby nacional en la primera vuelta de la competición, Unión Rurgby Almeríla protagonizó una magistral remontada que le valió ser antepenúltimo al final del curso. Descendió, último como este año, Universidad de Granada y promocionó, penúltimo, CAU. Los madrileños pecaron posiblemente de exceso de confianza ante Trocadero de Marbella y perdieron la plaza de la que gozaban en la citada categoría. Dos años más tarde quieren volver y en su camino se cruza Unión Rugby Almería. Como en aquel momento, llegan los cruzados al lance en una situación parecida, después de otra remontada de enorme mérito, una vez tenido un arranque liguero horrible, con muchos y continuados tropiezos.

El primer asalto de esta promoción para quedarse será en Orcasitas hoy domingo, desde las 12.30, horas con el arbitraje del vasco Pedro Montoya, quedando la vuelta prevista para una semana más tarde, el próximo día 24, a disputar en el Estadio de la Juventud-Emilio Campra de la capital almeriense. Se trata de un partido a 160 minutos en el que hay depositadas muchas claves para el futuro del club unionista. Contando los días para la inauguración del Campo Municipal Juan Rojas, se acude a la pelea asumiendo la responsabilidad que entraña mantener la plaza de militancia en División de Honor B. Hay en el 'debe' que la Liga acabó hace demasiado tiempo y ha habido que hacer otra pretemporada, y en el 'haber' que el adversario tiene precisamente demasiados partidos en el cuerpo y en la cabeza, con el reciente fracaso ante el equipo de Jaén.

El equipo andaluz le ha ganado los dos encuentros de la final por el ascenso a 'plata', pese a que tras el corto resultado en Las Lagunillas (27-24) hacía pensar en una posible resolución del lado del que será hoy rival de los almerienses, el CAU Metropolitano de Madrid. No fue así, ya que los jienenses se impusieron también en Madrid por 22-26. Al golpe mental se une el tremendo esfuerzo realizado por la remontada, puesto que la primera parte local fue muy mala y hubo que remar a contracorriente demasiado tiempo. Mientras tanto, Unión Rugby Almería se ha reactivado, venció a Jaén precisamente en un choque amistoso y ha rodado a sus hombres enfrentándolos entre sí en un partidillo en el que el cuerpo técnico tomó nota del estado de cada uno de los componentes de la plantilla cruzada.

El recuerdo

Pablo Jiménez, el preparador del conjunto almeriense, recordó el pasado conjunto de los dos equipos en el primer año después del ascenso. Se perdieron los dos choques por 37-24 en la segunda jornada y por 15-19 en la segunda vuelta en Almería. «Lo conocemos y le tenemos muchísimo respeto». El típico juego madrileño es el que lo define, «una delantera muy fuerte», y se añade que «a poco de acabar la temporada de Regional hicieron cinco fichajes que subieron notablemente el nivel de su plantilla». En el lado negativo, el preparador cruzado expuso que «son bastante indisciplinados y haber metido estos jugadores nuevos ha hecho no estén del todo bien engranados, con mucha calidad, potencia y tamaño, pero sufren ante el orden».

En cuanto a Unión Rugby Almería, su entrenador desveló que se llega a esta eliminatoria definitiva para pasar el verano 'tranquilo' a la espera de competir el año que viene en la segunda categoría del rugby nacional «con mucha ilusión tras haber hecho un buen trabajo durante los dos meses previos, y con ganas de resolver la eliminatoria lo antes posible». El matiz de Jiménez es que «esto no quiere decir que se piense que vaya a ser fácil, ya que se sabe que va a ser muy difícil». La consigna es la de ir a tope en todo momento. «Si no jugamos muy muy duro desde el principio, si les dejamos pensar que nos pueden ganar, es cuando nos pueden ganar; un símil es el partido de Rafa Nadal del domingo pasado, en el que todos pensábamos que si ganaba el primer set, su rival pensaría que ganar tres sets iba a ser imposible», aseguró el entrenador de Unión Rugby Almería.

Enchufados de salida

Aplicándolo a este primer choque en Madrid, Jiménez meterá a los suyos muy enchufados en el césped. «Si nosotros les imponemos un ritmo muy alto en los primeros 30 minutos les van a entrar las dudas, van a regresar los fantasmas de las oportunidades desaprovechadas, de la eliminatoria perdida con Jaén a pesar de sentirse superiores». Por lo tanto, «el principal objetivo es ese, llegar, marcar el partido en la primera media hora y conseguir la ventaja». El técnico recordó que «CAU lleva seis partidos en seis semanas, así que está muy rodado, pero en teoría lo normal es que a partir del minuto 60 el cansancio se le note, mientras que Unión Rugby Almería lleva dos meses haciendo una buena carga».

No se refiere solamente al marcador, sino a que los madrileños «sientan que es muy difícil, que piensen que no pueden, que es enfrentarse a un muro, no darles el balón, mantener la posesión con apoyos cerca, en defensa no darles ni un metro». Si eso se consigue, Pablo Jiménez se muestra convencido de ganar, con la pega de «un par de jugadores tocados, lesiones musculares, nada serio pero sí dudas». Eso sí, y como siempre, «la plantilla es amplia y habría opciones de poder cubrirlos bien».

Temas

Rugby

Fotos

Vídeos