Voleibol

Mensaje común, de menos a más

Los seis encargados de mantener a Unicaja Almería en recepción sienten que el equipo ha ido de menos a más./CVA
Los seis encargados de mantener a Unicaja Almería en recepción sienten que el equipo ha ido de menos a más. / CVA

Los receptores del conjunto blanquiverde resaltan que el grado de compenetración entre todos los jugadores ha sido la clave | Los encargados de la recepción de Unicaja Almería hablan de un equipo con un crecimiento extraordinario

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

La mitad estaba ya y la otra mitad fichó en verano, pero es verdad que esa mitad segunda lo que hacía era un regreso 'a su casa'. Con todo, dar con el punto justo de acople de todos ellos, 'gallos de corral' en todos los casos, se ha ido produciendo día a día hasta tener lo que a día de hoy se puede apreciar. Jorge Almansa y Javi Monfort, que estaban ya la pasada temporada, vienen apretándoles mucho por atrás a los 'Franes', Ruiz e Iribarne, mientras que Antonio Casimiro Artés se ha topado con un gran maestro del que seguir aprendiendo para llegar a ser el número uno, un tal Álex Fernández. Los dos receptores fueron de la cantera ahorradora y el líbero hizo al club blanquiverde tricampeón tres años atrás. Nadie extraño en la casa blanquiverde, ellos menos.

En esas dos posiciones se está viendo de manera clara la competitividad por ser titular, quizá más en la posición de 'cuatro' por estar precisamente eso, cuatro efectivos, la más numerosa de todas, y quedarse la mitad fuera. Uno de los más acreditados al portar los galones de capitán es Jorge Almansa, satisfecho con la evolución tras tener en cuenta esos condicionantes. «Bien, la verdad; empezamos en un periodo difícil tras tantos cambios en el plano deportivo, con otro entrenador y con personas importantes llegando al equipo, con Víctor Viciana por ejemplo, y los fichajes en general, y el balance es bueno porque el equipo ha ido superándose de todas esas cosas externas y se ha hecho grande; ahí están los números».

La misma evolución ascendente observó el receptor valenciano Javier Monfort, que no dudó en dar un mensaje optimista con una carga de exigencia para el futuro próximo. «Ha sido un balance siempre yendo hacia arriba porque hemos acabado a un nivel mucho más alto de cuando empezamos, pero no hay que obviar que perdimos el primer título que se jugó y eso, en un equipo tan exigente como Unicaja Almería, hace que no sea positivo del todo; ha sido un buen inicio, pero podría haber sido mejor». Los dos 'veteranos' tienen como nuevos compañeros a dos 'súperclase' como Fran Ruiz y Fran Iribarne, y el cordobés se queda con la parte más positiva de esta trayectoria inicial. «El equipo ha ido de menos a más; ahí están los resultados, invicto, ganados todos y con una demostración en cada uno de ellos que se ha jugado de una mejoría progresiva».

Sin vacaciones

El almeriense, único de la plantilla ahorradora que no ha tenido vacaciones al jugar con la selección española un vital partido del Preeuropeo, se quedó con ese mismo carril ascendente en el que transita el equipo, pero va más allá. «Poco a poco hemos ido creciendo todos mucho como equipo, individualmente también hemos cogido las buenas sensaciones todos y se ha forjado mucho compañerismo y mucha actitud, y por eso creo que de menos a mucho más ha ido Unicaja Almería, el campeón de invierno». En relación a la lectura de los líberos, también mezcla de juventud y de veteranía. La primera, la de Antonio Casimiro Artés no se aprecia al realizar unas valoraciones tan ajustadas. «Si miramos atrás, primera vuelta invictos, líderes en la clasificación, pero ante todo el buen nivel ha sido con el grupo muy motivado».

Esa falta de 'descanso' para Fran Iribarne ha sido por sus compromisos con la selección, que acaban el próximo 6 de enero. «Me encanta la Navidad, pero lo que pasa es que esta es la primera que no paso con mi familia por el clasificatorio de la selección; un descanso del club pero no del voleibol, y estoy con mucho orgullo y más a intentar clasificar a España para el Campeonato de Europa, que es el sueño de todos; nos queda Bielorrusia, que si se gana ya estamos dentro, y voy a intentar aprovechar al máximo la experiencia, por lo que si puedo jugar, a tope, y si no, a aprender de los que están y a no perder el ritmo, a seguir entrenando con nivel, pero con la selección esta vez, y volver enchufado para darlo todo en Unicaja».

Álex Fernández, llegando a casa, ha ido sintiéndose cómodo en ella, como si no hubiese pasado el tiempo. «La verdad que genial; empezó con muchas incorporaciones e íbamos viendo cómo conjuntar las sensaciones y la verdad es que con el paso de las jornadas estamos cada vez mejor, hace dos o tres semanas que está Víctor y el equipo sigue mejorando más todavía, lo cual es importante». Además, tanto él como sus compañeros han experimentado algo similar en la faceta personal. «Me siento bien, cada vez mejor, ya que tuve unas vacaciones muy largas al no estar con la selección y la verdad es que con 32 años se notan las pretemporadas algo más, pero con el paso de las semanas me encuentro cada vez mejor, con más confianza y más ganas de jugar».

Actitud

Eso último es común a todos, debido a la 'actitud' a la que se refirió un Antonio Casimiro que sabe esperar su momento y trabajárselo. «Me estoy viendo bien en términos de juego y sintiéndome cómodo en la pista y con los compañeros, pero lógicamente, como todo jugador, me gustaría tener más minutos; es cierto que los últimos partidos han sido partidos complicados en los que el rival nos ha puesto las cosas difíciles, y supongo que siempre que he entrenado bien ha sido cuando el míster ha querido confiar en mi para jugar». Nadie tiene el puesto asegurado y así se valoró en la posición de receptores, con lección a cargo del más joven. «Yo me siento muy bien, es difícil en algunos momentos por la plantilla que hay, todos 'jugadorazos', y sabes lo que hay, que van a jugar los más experimentados, pero a la vez es gratificante porque te sientes importante al estar en una plantilla así».

Esas palabras de Fran Iribarne están acompasadas por la complicación de estar en todo momento rayando al más alto nivel, lo que reconoció Jorge Almansa. «Los cuatro meses es difícil mantenerlo para cualquier jugador y también para mí, pero al final, viendo las conclusiones de todo este tiempo, me siento bien, creo que he jugado a un nivel bastante constante, pero nunca se deja de pensar que 'lo bueno' viene ahora, así que a seguir trabajando y quedarnos con lo que hemos hecho, que la verdad es que no es nada». De igual modo con las expectativas situadas en la vuelta estuvo Fran Ruiz. «Cuando me ha tocado jugar he aportado todo lo que tenía, como todos mis compañeros cuando han estado en el campo, pero esto es muy largo, la primera vuelta me ha tocado estar un poco más fuera, pero contento porque el equipo ha ganado y es lo que todos queremos, y a la vuelta...».

Y es que «al regreso de las vacaciones de Navidad se va con una segunda vuelta en la que todos los equipos están más rodados, acostumbrados a jugar juntos, y es la parte más bonita del año, la Copa del Rey, los playoffs... lo que todos quieren jugar». Por ahora está mandando entre los receptores de la Superliga un Monfort que se reconoció a sí mismo volando prácticamente. «Está claro que me siento en mi mejor momento, pero me siento sobre todo a gusto de poder estar jugando y de poder ayudar el equipo a estar ahí arriba, e incluso me gustaría subir más para llevarlo más alto y ganar algún título, que es lo que se nos pide», concluyó.

 

Fotos

Vídeos