Voleibol

El mañana nunca existe

Los blanquiverdes se conjuran para conseguir hoy la victoria que les meta en la final./FOTO-DEPORTE
Los blanquiverdes se conjuran para conseguir hoy la victoria que les meta en la final. / FOTO-DEPORTE

Unicaja Almería quiere cerrar hoy, ante Urbia Palma, su pase a la final de la Superliga Masculina

JUANJO AGUILERAALMERÍA

En el deporte eso del mañana nunca existe. Siempre ha sido así, pero desde la llegada del 'Cholo' Simeone, aquello de ir partido a partido es como un aviso que impide hablar del futuro. El futuro es hoy. Este, para Unicaja Almería, abrirá las puertas de la final si precisamente hoy hace buenas las victorias conseguidas la pasada semana en Palma de Mallorca.

El operativo está puesto en marcha desde dos semanas atrás, antes incluso del inicio de la semifinal en las Islas Baleares. No se sabía entonces si se jugarían uno o dos partidos en casa, duda que no se ha despejado después del primer fin de semana y que se mantiene en el segundo, si bien ha sido 'por bueno'. Las dos victorias en territorio mallorquín ponen a Unicaja Almería a un solo triunfo de su duodécima final consecutiva, la vigésimo primera de su brillante historia en su playoff vigésimo séptimo en 29 años en la máxima categoría del voleibol nacional. Teniendo en cuenta la calidad, fortaleza y combatividad del adversario, no se le quiere dar vida a Urbia Voley Palma, especialista en no rendirse jamás.

La historia

El campeón histórico, que el pasado 8 de abril celebró el vigésimo tercera aniversario de la conquista de su primer título –la Copa del Rey en El Ejido– tiene contra las cuerdas al vigente campeón de la Superliga, al que ya se ha vencido tres veces consecutivas, una en la semifinal de la Copa del Rey con una gran rotundidad (0-3), y dos en la lucha definitiva por el título liguero (2-3 y 2-3), lo que supuso también romper la condición de invicto en casa del club palmesano en los dos años desde su ascenso a Superliga, y ratificar acto seguido la ruptura para poner muy de cara la eliminatoria. Si bien es cierto que esos dos partidos en Son Moix pudieron haber caído de cualquier lado y finalmente se volcaron para el de color blanquiverde, no lo es menos que Unicaja Almería ofreció rachas del mismo juego brillante que le valió para ser muy superior en el encuentro de Copa del Rey, en aquel duelo disputado en Los Pajaritos de Soria.

La sensación final que la primera parte de la semifinal deja en los ahorradores es la de haber tenido la situación controlada pese a mínimas 'desconexiones' que no son admisibles ante un Urbia Voley Palma al que no se le puede hacer concesión alguna. De hecho, sólo un set de los diez disputados tuvo a los de Dreyer como dominadores absolutos, mientras que en los tres restantes que se anotaron para llevar ambos partidos al tie break, los de Piero Molducci desaprovecharon rentas, algunas importantes de hasta cinco puntos, para haber cerrado antes. Eso es lo que se traslada a este segundo fin de semana, si bien ni siquiera se quiere entrar en él, ya que eso supondría haber vencido el vital choque de hoy viernes, desde las 20.30 horas.

Si Unicaja Almería tira de la concentración oportuna y muestra su verdadero nivel de juego, hay muchas opciones de superar la ronda y plantarse en la final. De no ser así, se salta con 'paracaídas' y habrá dos oportunidades más para hacerlo, no solo una. Y es que el equipo que está a un solo partido de alzarse finalista es el almeriense, mientras que el mallorquín está a la misma distancia que al principio de la serie, a tres. Ese pensamiento del 'camino andado' vale en parte, porque los jugadores y el cuerpo técnico blanquiverdes se han propuesto ponerse en la piel de Urbia y tomar el encuentro de hoy, desde las 20.30 horas y con ambiente de gala en el Moisés Ruiz, como el único, olvidando que se manda por 0-2.

Conocimiento

Se conoce a la perfección al rival, lo que también sucede a la inversa, claro está, con escaso margen para la sorpresa y sí toda la cabida a una lucha dura cuerpo a cuerpo que Unicaja no rehusa afrontar si se la el caso. Alta tensión en la pista, y con mayor profundidad de banquillo por parte del combinado blanquiverde, no se sabe los hombres que serán los elegidos para entrar de inicio en el partido. Sí que está más definido Urbia Voley Palma, con la única duda de si será el brasileño Marcelo Hister o será el uruguayo Nicolás Ronchi quien ocupe la posición de opuesto, pudiendo el primero actuar de cuatro. Eso sí, el alto rendimiento del charrúa Renzo Cairus en los dos primeros partidos y el buen papel de Zoio parecen cerrar las titularidades de ambos en recepción.

Ricardo Perini en la distribución de juego como uno de los fijos, como la pareja de centrales formada por Jorge Fernández y Daniel Macarro, poderosos en bloqueo y efectivos en ataque, el más querido en Almería es un enorme Álex Fernández en la posición de líbero. Importante es también, como ha demostrado sobradamente, un Joan Perelló que cuando entra al servicio provoca unas dificultades serias en la recepción ahorradora, siendo meritorio destacar entre tan buenos sacadores. Javier Martínez y John Molina dispusieron de menos minutos, pero igualmente sumaron a su equipo. Por parte de Unicaja Almería, cualquiera de los 13 de la plantilla dirigida por Molducci puede jugar, y de hecho no se puede pronosticar un sexteto con la seguridad de acertar.

Susana Rodríguez y Luis Díez Peco, que se retira este año, dirigirán la contienda, con el cambio de papeles el sábado desde las 19.00 horas en caso de que ganasen los visitantes. Curiosa fecha la del 8 de abril, que además de celebrar la primera Copa del Rey, fue el Día Internacional del Pueblo Gitano. Los ahorradores quieren dedicarles el triunfo.

 

Fotos

Vídeos