Más líder, pero con la boca chica

Manolo Berenguel alecciona a sus jugadores durante un tiempo muerto. :: maría morales/
Manolo Berenguel alecciona a sus jugadores durante un tiempo muerto. :: maría morales

Partido impreciso y errático de los blanquiverdes, que si sufrieron fue por sus propios errores y si ganaron fue cuando limaron los fallos Unicaja tienta la suerte para ganar ante un Río Duero que pudo aguarle la fiesta

JUANJO AGUILERA

almería. El que no lucha por lo que quiere, no logra lo que desea. Unicaja Almería conquistó un triunfo muy sufrido, tal vez por la vulgaridad de la que hizo gala el cuadro blanquiverde. Impreciso, errático, permitió que Río Duero estuviera siempre presente en el partido, con opciones de ganar -estuvo cerca en el segundo set- y consiguiéndolo, tal y como sucedió en la primera manga. Lo que sucede es que a poco que ajustó las cosas, en los tramos más trascendentales, consiguió hacerse con la victoria, que al final es lo que cuenta.

Sin embargo, fue un equipo agarrado al fallo. Hasta 36 errores concedió a un equipo soriano que 'cogió el guante' y que peleó, con uñas y dientes, para buscar la que hubiese sido su segunda victoria. No pudo. Ese comportamiento irregular de Unicaja Almería dejó de serlo cuando era preciso que fuera. La quinta derrota soriana es la sexta victoria almeriense, que sigue invicto y líder, pero con la 'boca pequeña'.

Mucho error

Unicaja Almería se presentó de inicio con la presencia de Fran Ruiz en lugar de Javi Monfort y de Dani Macarro por Borja Ruiz. La puntuación la manejó de inicio Río Duero, casi siempre por la anotación de Manolo Sevillano y Ricky Vega, además de por el error del conjunto almeriense en ataque, con dos acciones fuera de Ronald Fayola. Los errores en ataque de los almerienses se acumularon, con protagonismo en saque de Ricky Vega y del opuesto venezolano de Unicaja en ataque, con mucho error, lo que puso el marcador en 10-4 y obligó a Berenguel a pedir tiempo muerto.

Con la llegada de Fran Ruiz a zona de nueve metros, el equipo almeriense consiguió apaciguar las cosas con su buen saque, a lo que se unió, en la rotación, el ilicitano Manu Parres para obligar a Manolo Sevillano a pedir tiempo muerto (11-9). De todas formas, Unicaja Almería no se mostró fino. Continuó entregando puntos por errores no forzados que situaron a los sorianos con una ventaja de cinco puntos (14-9), con un gran trabajo en defensa por parte castellano-leonés, ante un equipo almeriense con muchos problemas en recepción y con el final del set cada vez más cerca (18-13).

La recuperación de saque y la presencia de Ronald Fayola en esa posición hizo crecer a Unicaja Almería, con un saque directo, otro imposible de construir y un ataque de Fran Ruiz, por cuatro, que llevó a los dos equipos al banquillo, por el tiempo muerto de Manolo Sevillano (18-17).

Unicaja Almería, sin embargo, no fue capaz de cerrar en bloqueo, lo que supuso un problema para el conjunto ahorrador, cada vez con mayores dificultades para meterse en el set, concluido con dos errores de Jorge Almansa (25-19).

Irregular

El segundo set comenzó con otro cariz. Aunque igualado, Unicaja Almería estuvo efectivo en ataque, con mayor capacidad defensiva también. De todas formas, el saque de Marcelo Hister creó problemas a los receptores del equipo blanquiverde, lo que incidió en la construcción por parte de Rubén Lorente (7-3). Entró entonces Víctor Viciana para buscar una nueva dirección. El saque de Macarro hizo daño a Río Duero para situar el marcador más ajustado (7-6).

Río Duero jugó con el saque a favor. El portorriqueño Ricky Vega y el local Manolo Sevillano mantuvieron al equipo soriano con ventaja cómoda (10-7), diferencia de tres puntos que se instaló en el marcador para llegar con ella al tiempo técnico, a la par que los almerienses, en ataque, veían cómo los puntos llegaban llorando. De todas formas, Víctor Viciana, con buena recepción, fijó centrales con los ataques de Dani Macarro. Con el saque de Fayola sufrió Río Duero. Fran Ruiz puso el 15-15 y Sevillano paró el juego porque Unicaja Almería empezó a crecer con el saque del venezolano.

El saque más dañino fue el de Fran Ruiz. Creó incertidumbre en los receptores sorianos hasta alcanzar la comodidad que no había disfrutado. Con 16-19, Sevillano paró el partido y se sentó en el banquillo para dar entrada a Manolo Salvador. La imprecisión impidió una mayor ventaja para los de Manolo Berenguel (20-21). Pero tener la victoria tan cerca, le dio alas. Fran Ruiz puso el 20-23. La irregularidad obligó a Berenguel a parar tras un parcial 3-1 que puso el tanteo en 23-24. Fayola, que pudo acabar el set antes, hizo el punto definitivo.

Incómodos

En la tercera manga, Unicaja Almería 'mantuvo la tónica', con mucho error y gran trabajo en defensa por parte soriana, que se fue con ventaja (5-2). Sin embargo, el acierto y el traslado del error al equipo soriano permitió a los blanquiverdes meterse en el partido (7-6) para no conseguir hacer más de un punto seguido. La aparición de la defensa hizo que los almerienses voltearan el marcador con dos ataques de Jorge Almansa (9-10).

El saque de este provocó el error en Río Duero Soria, lo que hizo que los ahorradores se colocaran con dos puntos de ventaja para llegar al tiempo técnico (10-12). Empezó a aparecer Ronald Fayola para exhibirse por dos y mantener las diferencias en favor de los ahorradores (13-15). La mejoría en defensa de Unicaja Almería dio ventaja de tres a Unicaja antes de que Sevillano pidiera tiempo muerto (14-17) y refrescara con la entrada de Luis Martín y Guillermo Loeches.

Se mantuvo la disputa, con la aparición estelar de los árbitros, con decisiones impropias de Superliga. Un bloqueo de Marcelo Hister sobre Fran Ruiz puso el marcador en 20-21. Parres y Fran Ruiz dieron tranquilidad y llevaron a Sevillano a pedir tiempo muerto (20-23). Almansa con una 'pipe' y un error en ataque a la red de Vega dio a Unicaja el triunfo en el segundo parcial.

Más seguro

Estuvo más seguro Unicaja Almería de salida, en el cuarto set, pero llegó Ricky Vega a zona de saque y la ventaja de tres puntos (2-5) comenzó a decrecer hasta situarse en solo un punto. Río Duero, sin embargo, con su saque y las imprecisiones en recepción por parte de los ahorradores permitieron que el equipo soriano consiguiera darle la vuelta al marcador y, con 9-7, Berenguel pidió tiempo muerto.

Unicaja Almería estaba 'maniatado' por sus propios errores, que metieron al cuadro soriano en el partido. Cuando la situación funcionó fue superior. Parres y Almansa, en ataque; Sevillano, con un error, y un saque directo de Víctor Viciana permitió a los almerienses mandar a la llegada al tiempo técnico (11-12). Y, a la salida, se hizo dueño del partido, forzó el error de Río Duero y sacó ventaja para sentirse cómodo con un ataque de Fayola (12-16). Sevillano paró el partido.

El intercambio fue situando a los blanquiverdes cerca de la victoria (14-18), implantándose el dominio de los almerienses. Cuando estos vieron el partido ganado, entraron en el error para no definir la manga (16-18). Sin embargo, el gran trabajo por punta de los almerienses llevó el partido al camino del triunfo, a la par que condujo a Río Duero al error (17-23). Aunque el equipo soriano siguió intentándolo, no fue posible. Unicaja había olido el triunfo y no dejó escapar la ocasión para cerrarlo.

 

Fotos

Vídeos