LA OTRA DESÉRTICA

¿La deserti... qué?

David Plaza en cabeza de la prueba ciclista a su paso por Viator./JJA
David Plaza en cabeza de la prueba ciclista a su paso por Viator. / JJA

Unos 5.300 valientes toman la salida en una de las pruebas de ultrafondo más duras que se celebran en España y pueblan las calles de Almería

JUANJO AGUILERA

De 'desértica, nada de nada'. La segunda edición de la prueba organizada por la Legión llenó las calles y carreteras de los municipios por los que transitó con la épica como 'bandera' de los más de cinco mil valientes que tomaron la salida, pese a que la amenaza del día ofreció un panorama desapacible. Aún así, como queda dicho, hubo tiempo incluso para bromas. Al paso por Viator, siete kilómetros después de la salida, en la Calle Clara Campoamor, una de las calles de cruce era 'La Paz'. Uno de los corredores dijo que debería llamarse 'Calvario', si saber que esta se encontraba a la vuelta de la esquina.

La Desértica volvió a llamar a las 'puertas' de los municipios por los que transitó. Las calles se poblaron de personas que aplaudieron el esfuerzo continuo, sobre todo los niños, buscando el saludo y la palmada de quienes no dudaron en prestar el apoyo a quienes intervinieron, como Salvador, que tras ver pasar a su hijo como líder en la prueba de bicicleta de montaña no dudó en ayudar a un competidor a que este subiera una de las duras cuestas por las que transitó la prueba.

Esta, de 'desértica' solo tuvo el nombre. Los más de 5.000 participantes son una demostración de la confirmación de una prueba 'poblada'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos