Atletismo

Cristina Trejo vuelve a un podio nacional tras tres años y dos lesiones

Cristina Trejo se prepara para el lanzamiento de peso, con el que logró una medalla de bronce. /
Cristina Trejo se prepara para el lanzamiento de peso, con el que logró una medalla de bronce.

La lanzadora de peso almeriense logra un meritorio bronce en el Campeonato de España sub-23 pese a quedarse con mal sabor de boca: «Sé que habría podido lanzar mucho más»

R. I.Almería

Estadio 'Natalia Rodríguez' de Tarragona. Los 600 mejores jóvenes atletas del panorama nacional se daba cita en el XXXIV Campeonato de España sub-23 de atletismo y Almería tenía una gran baza de éxito en una de sus estrellas de los pasados años. Cristina Trejo, consumada especialista en lograr metales 'de peso', nunca mejor dicho porque esa la modalidad en la que encajó como un guante cuando era una niña, estaba de vuelta a la alta competición.

Había sido un periodo de tres años sin sentir lo que es pisar un pódium español, un tiempo demasiado largo para una campeona de raza como la lanzadora almeriense. El campeonato, sólo estar presente en él, era ya un logro, pero el gen competitivo de Cristina y todo el trabajo que había detrás le decían que iba a ser un gran día, como finalmente fue.

Cierto es que le ha costado varias horas valorar en su justa medida el logro de haber sido tercera de España, puesto que en principio se quedó con mal sabor de boca al saberse más capacitada. «Yo estoy contenta por volver a subir a un podio en un Campeonato de España después de casi tres años y dos lesiones de por medio, pero con cierto malestar justificado en que sé que físicamente he podido lanzar mucho más». En todo caso, eso es un buen punto de apoyo para lo que queda por venir a esta joven, acostumbrada a medirse a atletas mucho más mayores que ella desde sus inicios junto a Toni Zarauz en el club 'Atletas de Almería'. Ahora son otros tiempos y su preparación ha dado un giro drástico que le ha hecho madurar mucho más. «Estoy entrenando sola y a distancia con mi entrenador, así que este bronce no está nada mal para volver».

De hecho, su preparador sí que la acompañó en el Anillo Mediterráneo, sede de los Juegos Mediterráneos el pasado verano, por lo que se ha mostrado muy agradecida a Quino Moyano, que así se llama este técnico especialista en los lanzamientos y que cuyos pupilos sumaron otras cuatro medallas más, dos en disco y otras dos en martillo, siendo la única en peso la de una Cristina Trejo a la que le afectaron varios factores externos. «Competí el sábado a la tarde, en concreto a las 19.50 horas, un dato a destacar porque no había ni una sombra en la pista; ya en la competición iba todo el rato en segunda posición hasta que en el último lanzamiento me quitaron la plata; yo lancé 12,08 metros, muy lejos de las marcas que estaba haciendo, pero el calor, una larga semana de mucho trabajo y alguna que otra cosa más hicieron que no fuese posible llegar a más».

Cuarta del ranking

Como detalle positivo de su participación cabe destacar que la lanzadora almeriense llegó como cuarta del ranking, por lo que superó un puesto en ese 'orden lógico' que puede hacerse añicos una vez que se desarrolle el rendimiento individual en pista. Lamentando una 'ocasión perdida', ya que «aún tenía mucho más por dar y nuestro objetivo era pasar de los 13 metros», su mirada ya está depositada algo más allá en el horizonte, en los algo más de 15 metros que están fijados como mínima para el Campeonato de Europa, lo que le da una motivación especial de cara al trabajo de los próximos meses.

Por último, y pese a realizar gran parte de su preparación en solitario, Cristina ha agradecido el apoyo permanente de su círculo más cercano, más allá del propio Moyano y de los colaboradores directos con su preparación, sus patrocinadores y su club. «Sé que Almería me empuja y está conmigo», dijo convencida.