Voleibol

25 años luchando por ganar títulos

En la catedral del voley, en la temporada 1997/98, Unicaja Almería ganaba su segundo título liguero, revalidando el conquistado allí un año antes./IDEAL
En la catedral del voley, en la temporada 1997/98, Unicaja Almería ganaba su segundo título liguero, revalidando el conquistado allí un año antes. / IDEAL

Unicaja Almería disputará su duodécima final consecutiva

Juanjo Aguilera
JUANJO AGUILERAALMERÍA

Desde que, en la temporada 1992/93, Unicaja Almería jugara por un título en la Superliga Masculina de Voleibol -aquel año la competición no fue un playoff al uso- son 25 las ediciones en las que el equipo blanquiverde ha estado en el 'figurado pódium' de la competición. Por algo es el club más laureado del voleibol español.

Su clasificación para una nueva final -la duodécima consecutiva y la vigésima a lo largo de su historia- viene a constatar la importancia que tiene, dentro del deporte en general, los logros conseguidos por el conjunto blanquiverde, que acumula once Superligas, son dignos de admiración y denotan el estatus que debería tener, y no tiene, desgraciadamente, en la sociedad.

Unicaja Almería, como tal, o con sus distintos 'apellidos' surgidos del patrocinio compartido con el 'mejor postor' la entidad ahorradora-, llega a una nueva final que tiene fechas concertadas para los cinco partidos -aunque luego se jueguen tres o cuatro- y en la que tratará de evitar lo que solo este equipo y Palma han conseguido a lo largo de la historia, un triplete. Teruel lo tiene a tres victorias de lograrlo, ya que acumula triunfos previos, esta temporada, en la Supercopa de España y en la Copa del Rey.

De lo que no cabe duda es de que se está ante el equipo con mejor palmarés de los vivos y de los ya desaparecidos en la historia del voleibol español, tras aparecer por primera vez en una 'final' en la 1992/93. La citada competición no se celebró al uso del actual sistema, si no que fue con un sistema de Liga con los cuatro mejores por sistema de liguilla con dos partidos en cada sede, al estilo de la entonces Liga Mundial para selecciones. No la ganó, pero sembró bases para un futuro esperanzador.

Finalista

Utilizando esa como la primera final, la que se inicia el sábado, a las siete de la tarde en Los Planos, es la vigésimo primera que disputan los ahorradores, que acuden a la cita con el equipo aragonés con el 'morral' repleto de títulos, hasta once, ostentando aún un récord que habla de seis triunfos consecutivos -los logrados entre la 1999/2000 y la 2004/05, en las que se impuso a Numancia Soria en tres ocasiones y a Guaguas Las Palmas, Arona Tenerife y Son Amar-.

Unicaja Almería, que ha perdido nueve finales de Superliga Masculina, acabó en tercera posición en cuatro ediciones más de la competición, desde que empezara a disputar los títulos, allá por la temporada 1992/93. La presente es su vigésimo quinta campaña consecutiva luchando por inscribir el nombre de Almería en libro de la historia de la Superliga Masculina.

La que se inicia este próximo fin de semana, además, será la duodécima final que disputan los ahorradores de forma consecutiva. Después de aquellos seis títulos consecutivos, hubo un 'receso' en el que Son Amar Palma y Numancia Voleibol se vieron las caras en la final de 2005/06, que acabó con el triunfo de un equipo hecho a base de dinero, que ganaría dos títulos más -lo hizo con nombres diferentes, Son Amar y Drac Palma-.

Los blanquiverdes, de todas formas, regresaron un año después para engancharse al carro de los éxitos porque para perder finales hay que disputarlas. No han sido los años más productivos, salvo el del último título -el del triplete en 2015/16-, con cuatro títulos y siete finales perdidas ante la actual 'bestia negra', cuatro ante CV Teruel, dos ante Drac Palma y una frente a Ca'n Ventura.

Historia de nombres

La primera final perdida tuvo a algunos de los que la ganarían en la 1996/97 como Cosme Prenafeta, los hermanos Fernando y José Antonio Martínez, Jesús Sánchez Jover, Carlos Carreño o Joaquín Parrado. A ellos se unieron jugadores de gran calado en la historia del club como José Matheus, Jorge Elgueta, Ernesto Rodríguez o Manolo Berenguel -que se ausentó en la 1992/93 en Cáceres para 'no perderla'-, sin olvidar a los Emilio Alcaraz o Javi Prieto.

Pero a lo largo de la historia, por Unicaja Almería han pasado míticos jugadores como el almeriense Juanjo Salvador, que creció en el club ahorrador, demostró en Italia su grandísima categoría estando en ella cinco temporadas, y regresó para quedarse; Rafa Pascual, el mejor jugador español de la historia, Yu Yiqing, Pascual Saurín, Luis Pedro Suela, Alexander Grazietti -llegado de Italia para conquistar un subcampeonato europeo con 'brillo' de campeón- José Antonio Casilla, José Luis Moltó, Alexis Valido, Mike van de Goor, Peter Veres, Juan Carlos Barcala, Bogdan Olteanu, Ibán Pérez, un jovencísimo Víctor Viciana, Óscar Vizzari, los olímpicos norteamericanos Matt Fuerbringer -fue segundo entrenador de la selección de Estados Unidos-, Tom Sorensen, Phil Eatherton o David Smith...

De las últimas temporadas, no deben olvidarse la presencia de jugadores como Reinaldo Alves, Axé, Sergio Félix -que llegó para revertir una situación complicada y permitir que los almerienses conquistaran un nuevo título-, Guilherme Hage o Marcilio, pieza importante para la consecución del único triplete conquistado por los ahorradores.

En cuanto a entrenadores, los que jugaron finales o las ganaron están Antonino Conti, que marcó un antes y un después en la historia del club; Áxel Mondi, el desaparecido Sokolov, Fernando Muñoz, Óscar Novillo y el actual, Piero Molducci. Sin embargo, no debe olvidarse nunca la figura de quienes contribuyeron con un trabajo a la sombra, personas como José Maqueda, Manolo Fernández, Miguel Hernández, José Uroz o el gran Enrique de Haro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos