Más de 16.000 turistas al mes prefieren ya quedarse en un apartamento turístico

Más de 16.000 turistas al mes prefieren ya quedarse en un apartamento turístico
Jorge Pastor

El número de personas que se quedó en estos apartamentos creció un 22% entre enero y mayo, aunque todavía está por debajo de los niveles máximos históricos

Juanjo Cerero
JUANJO CEREROGranada

Entre enero y mayo un total de 81.972 turistas llegados a la provincia eligieron quedarse en uno de los 1.349 alojamientos turísticos registrados en Granada. Son un 22% más que en el mismo período del año pasado, lo que supone volver a una senda de fuerte crecimiento después de que el negocio pareciese flaquear el año pasado, cuando se rompió la tendencia. La cifra supone que, en términos promedio, 16.394 turistas cada mes escogieron alojarse en un apartamento turístico en la provincia de Granada. Casi 10.000 de ellos lo hicieron en la capital. Son las grandes cifras de la última Estadística de Ocupación en Alojamientos Turísticos Extrahoteleros, que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Tomando el dato agregado entre enero y mayo sobre el mismo de 2017 se puede comprobar que el crecimiento es más fuerte en el conjunto de la provincia (+22%) que en la capital (+14%). En el mismo tiempo, el número de turistas que se alojaron en establecimientos hoteleros tradicionales creció un 6% en la provincia y un 3% en la ciudad de Granada. Eso sí, el hotel sigue siendo de lejos la opción preferida todavía por la inmensa mayoría de quienes vienen a la provincia: mientras que los alojamientos extrahoteleros acogieron a 81.972 personas, los hoteles hicieron lo propio con 1,24 millones.

Más información sobre pisos turísticos

Que en el último año los números hayan subido de manera más significativa en la provincia que en la capital se explica porque los años de mayor 'boom' en la entrada en el mercado de nuevos apartamentos de este tipo, que fueron 2014 y 2015, se vivieron con más intensidad en la capital granadina. Con respecto a 2005, primer año del que el INE recoge estos datos, el número de turistas que se alojan ahora es más del triple. En concreto, la subida es del 251,5%; mientras tanto, en la provincia el incremento es mucho menor, del 64,7%.

Sin alcanzar máximos

Otro de los factores imprescindibles para poner en contexto el aumento del número de visitantes alojados en apartamentos turísticos es que el año pasado fue una anomalía en la estadística. Tras tres años seguidos de crecimientos interanuales por encima del 20%, en 2016 la tendencia pareció invertirse: el dato cayó un 23% en un año, pasando de 87.635 a 67.016 visitantes en los cinco primeros meses del año, lo que hizo pensar en la posibilidad de un debilitamiento del mercado o de haber alcanzado un techo. Sin embargo, el dato de este año, según la información disponible en el INE, recupera la senda de crecimiento, aunque todavía el número bruto de turistas es inferior en 5.663 al que llegó entre enero y mayo de 2016, cuando se alcanzó el máximo de la serie histórica hasta el momento.

Baja la estancia media

Otro factor que hace pensar en la normalización del alojamiento turístico como un negocio más en el sector es que aquí comienza a notarse ya también un descenso en la estancia media que antes era patrimonio exclusivo de los hoteles y que algunos operadores de estos apartamentos asociaban a un turismo de mayor calidad y que dejaba más dinero en la ciudad. Por primera vez, en 2018, la estancia media en la capital en este tipo de alojamiento no llegó a alcanzar los dos días; en concreto, se quedó en 1,97, mientras que el dato en los hoteles fue de 1,76 días. El descenso es de un 10% en solo un año. En el conjunto de la provincia, sin embargo, el dato es mucho más saludable y alcanzó los 2,37 días de estancia media en los cinco primeros meses del año, manteniéndose en la línea de 2017.

Fotos

Vídeos