La OCG 'viaja' de los clásicos al rock and roll

En el centro, de pie, el tenor José Manuel Zapata./ALFREDO AGUILAR
En el centro, de pie, el tenor José Manuel Zapata. / ALFREDO AGUILAR

Obras de Bach, Vivaldi, Iron Maiden, AC/DC o Radiohead compartirán esta noche el mismo escenario

OLGA AGEAGRANADA

La Orquesta Ciudad de Granada presenta esta noche, a las 21:30 horas, una nueva edición de su tradicional espectáculo 'de Bach a Radiohead' en la explanada del Palacio de Congresos. De la mano del tenor granadino José Manuel Zapata y con los arreglos de Juan Francisco Padilla, el público tendrá la oportunidad de escuchar todo tipo de música, desde Bach o Vivaldi hasta Iron Maiden o AC/DC.

Gracias a 'de Bach a Radiohead' en versión sinfónica, la OCG tiene la oportunidad de unirse a los artistas que han llevado esta novedosa propuesta -fusión entre la música clásica y el rock- por toda la geografía española.

Bajo la batuta del director inglés Michael Thomas, con la colaboración del solista granadino de fama internacional José Manuel Zapata, la viola de gamba y guitarra de Rubén Rubio, y el almeriense Juan Francisco Padilla, guitarra y responsable de todos los arreglos musicales, la OCG se suma a uno de los mayores desafíos al que se enfrentan las organizaciones orquestales en la actualidad, atraer a los jóvenes hacia la música clásica.

Con 'de Bach a Radiohead' pretenden romper la pérdida de interés del público hacia la música culta. «Los gustos al igual que las épocas cambian», explica José Manuel Zapata. Para el tenor, el problema radica en que la música contemporánea clásica actual, no se escucha por estar alejada del publico. Algunos de los grandes compositores del momento, dice Zapata, pertenecen a géneros musicales como el pop, jazz o el rock. «Son quienes han suplido el sitio que antes tenían Bach o Mozart». Estos géneros se han convertido en las tendencias dominantes, «mientras que la música clásica se ha quedado en los conservatorios», afirma el tenor.

Pese a que hay cierta distancia entre unas melodías y otras, todas son necesarias. «Hay una música adecuada para cada momento, cuanto más abramos nuestro oídos, mayor será nuestro abanico de posibilidades para el deleite», explica Zapata.

Los artistas, establecerán esta noche, una misma plantilla instrumental para neutralizar con un mismo color parte de la esencia de cada una de las piezas, y conseguirán de algún modo homogeneizar la clásica con el rock.

Se trata de una propuesta que tiene como objetivo primordial transmitir e irradiar felicidad a todos los presentes, a través de música de todos los tiempos, y sin importar a qué género musical pertenezcan.

El espectáculo es una unión de originalidad, esfuerzo y talento, creando una oportunidad única con un concierto revolucionario y muy atrevido.

Las piezas que conforman la programación han sido elegidas con sumo cuidado, intentando alcanzar la mayoría de géneros posibles, ya que no sólo habrá piezas clásicas y de rock and roll, el flamenco también estará presente.

Programa

'Tocata y fuga' de J.S. Bach, 'The Trooper' de Iron Maiden y Shostakövich, 'Spiegel im Spiegel - No surprises' de Arvo Pärt y Radiohead, 'Harold in Islington' de M. Thomas, 'Tarantella' de G. Rossini, 'Motion Picture Soundtrack' de Radiohead, 'Zyryab' de Paco de Lucía, 'Adela' de J. Rodrigo, 'Brava' de Mina, 'Hyperballad' de Björk, 'La fida ninfa, Non tempestache gli alberi sfronda' de A. Vivaldi, 'Garganta con arena' de Cacho Castaña, 'Paranoid Android' de Radiohead, y 'Highway to hell' de AC/DC son las melodías encargadas de hacer vibrar al público.

Son temas, en su gran mayoría, muy conocidos y con una dimensión increíble, todo ello combinado con «sonidos maravillosos, una cuerda extraordinaria, al igual que unos vientos excepcionales».

Es una manera de evocar recuerdos y diversas situaciones entre los asistentes, para crear una simbiosis entre el público y las melodías y generar diferentes emociones.

Los artistas son polivalentes, por lo que no han tenido miedo a la hora de embarcarse en esta aventura. Zapata cuenta con la dificultad de las tesituras tan diferentes y agudas que posee la música rock, pero «lo que hace a un artista grande es embarcarse en proyectos como este, que acercan la música culta a todo tipo de público», dice el tenor granadino.

José Manuel Zapata afirma sentirse muy a gusto cantando rock y aunque explica que este concierto se sale de la 'norma', espera que la aceptación del público sea tan buena como hasta el momento.

Temas

Ocg