La última 'webserie' de moda habla granadino

Las actrices Elena Arasanz (Aura) y Leire Arteta (Mónica) en una de las escenas. /SANDRA GARCÍA
Las actrices Elena Arasanz (Aura) y Leire Arteta (Mónica) en una de las escenas. / SANDRA GARCÍA

María Pasadas dirige 'Salto sin red', una serie de ficción que reflexiona en la red sobre el feminismo, el poliamor y la comunidad LGTBI+

Pablo Rodríguez
PABLO RODRÍGUEZGRANADA

En el año en el que el feminismo despertó globalmente, una webserie granadina ha logrado hacerse un importante hueco en la escena digital. Se llama 'Salto sin red' y se trata de una ficción que, desde su canal de Youtube, reflexiona sobre el feminismo, el poliamor o la comunidad LGTBI+.

Dirigida por María Pasadas, la serie acaba de publicar en la famosa red social su segunda temporada, en la que avanza en un proyecto que busca «lanzar un mensaje de visibilización de relaciones y personalidades que socialmente no están normalizadas».

'Salto sin red' nació en 2016 fruto del interés de dos psicólogas por dar con una manera más efectiva de «ayudar a que la gente no tuviera miedo a ser como es». Aunque hoy solo una de ellas, Pasadas, sigue en el proyecto, ambas llenaron de carteles la ciudad para encontrar a técnicos, actores y actrices con los que dar forma al plan. «Contamos también con la ayuda de La Seducción, que fue la que nos apoyó para realizar los cástings y encontrar a todas las personas que hoy forman parte del elenco», cuenta la directora.

Fue así como dieron con Leire Lopetegui (Carla, en la ficción), Elena Arasanz (Aura), Leire Arteta (Mónica), Meri Senn (María), Andrés Parra (Hugo), Larimar Arcos (Lola), Enrique Espínola (Jaime), Víctor Beltrán (Tomás), Lalo Aguayo (Montse) y Tono Benet (Roberto), actores con experiencia que encarnan a los personajes.

El registro de 'Salto sin red' es el de la juventud actual y está inundado de referencias con las que es fácil conectar. Amor, desamor, reivindicación y cotidianeidad se dan la mano en una trama divertida, seria y rigurosa que ha despertado un gran interés en la red. «Intentamos que la gente se sienta identificada con lo que va a ver cuando se sienta delante de la pantalla», asegura Pasadas.

Para su responsable, el discurso de la webserie es muy importante y lo enfrenta directamente a la gran mayoría de proyectos audiovisuales que en la actualidad proyecta la televisión. «La mayor parte de las series de ahora sacan personajes heterosexuales, con relaciones tóxicas marcadas por los celos, y nosotros queremos mostrar que otro amor es posible, que las relaciones sanas son posibles y es algo a lo que todos debemos aspirar», cuenta.

El rodaje de la primera y la segunda temporada se extendió por toda la ciudad. Lugares como la Facultad de Letras, la de Comunicación, exteriores con la Alhambra como fondo o el pub Magic, el bar en el que surgió la idea de la webserie y que tiene una gran importancia en la trama, han sido escenario de muchos de los capítulos. «La colaboración ha sido total y nunca podremos agradecer todas las facilidades que nos dieron», señala.

Con la tercera temporada ya en fase de pregrabación, la respuesta del público los invita a soñar con un salto de calidad. El proyecto ha despertado el interés de varias cadenas y un futuro fuera de Youtube es algo más que una posibilidad para un equipo que ha puesto todo su empeño en la grabación. «Por ahora no tenemos apoyo institucional, lo hemos puesto todo nosotros porque creemos en esto», asegura Pasadas.

Mientras tanto, los granadinos pueden disfrutar ya de las nuevas aventuras de Carla, Aura, Mónica, María, Hugo, Lola, Jaime, Tomás, Montse y Roberto, «personajes reales, no artificios, con los que es fácil emocionarse, identificarse y que demuestran que es posible tomar decisiones libremente en esta sociedad y experimentar el amor de forma sana y sin hacer daño a nadie». Los podrán ver en el canal de Youtube MPM CHANNEL.

Temas

Cultura
 

Fotos

Vídeos