Los secretos tras la vida secreta de los televisivos hermanos Scott

Los gemelos Jonathan y Drew Scott/Divinity
Los gemelos Jonathan y Drew Scott / Divinity

Bajo la marca de 'Scott Brothers' han realizado multitud de programas de televisión conocidos mundialmente

IDEAL

Los gemelos Drew y Jonathan Scott, de 41 años, son mundialmente conocidos como presentadores de varios 'reality shows' inmobiliaros. Entre ellos «La casa de mis sueños» programa que se emite en Divinity y que cuenta ya con 13 temporadas. Este 'reality show', originario de Canadá, comenzó a emitirse en 2011 y muestra como los hermanos Scott (el contratista Jonathan y el agente inmobiliario Drew) ayudan a parejas y familias a comprar una casa de segunda mano para después arreglarla a su gusto.

No es este el único programa que los Scott tienen en emisión sino que en España también se emiten otros dos: «Vender para comprar» (que cuenta con 8 temporadas) y «Los gemelos decoran dos veces» (con 6 temporadas). Los gemelos incluso han restaurado una casa dañada por el Huracán Katrina en su programa «Brothers Take New Orleans».

Fuera de las cámaras, no se conoce mucho sobre su vida, pues en los programas cada uno interpreta su papel de agente inmobiliario y contratista. No obstante, algunos de sus 'realities' se han acercado a su entorno más privado pues han enseñado como compraron y reformaron una casa para vivir juntos en familia y cómo reformaron el rancho de unos amigos en su tierra natal.

Una carrera dedicada a la compraventa inmobiliaria

Ya con 18 años los hermanos se adentraron en el negocio inmobiliario: compraron una casa, la decoraron y la vendieron con 50.000 dólares de beneficio. Con el paso de los años consolidaron su posición y en 2004 crearon su propia inmobiliaria, Scott Real Estate. Fue ya en 2011 cuando comenzaron a aparecer en «La casa de mis sueños», programa gracias al que alcanzaron fama mundial.

Tal es su popularidad que en 2018 se retransmitió en la televisión estadounidense la boda de Drew con su pareja desde 2010 Linda Phan (que también ha aparecido en algunos de los capítulos de sus 'realities'). Según contó el diario ABC los invitados se desplazaron hasta Italia -lugar en el que se celebró la boda- y fueron agasajados con bolsas de viaje de diseño y cortadores de pizza. La tarta del convite fue creada por el programa «Cake Hunters».

Por otra parte, la despedida de soltero fue organizada por su hermano Jonathan. En ella algunos invitados guiaron al novio por las calles en busca de un tesoro que resultó ser su prometida. Drew declaró que: «Eso es lo único que queríamos: que al final del día celebráramos juntos».

Además de retransmitir el enlace por televisión se realizó un programa especial de cinco capítulos en el que los hermanos reformaron la casa a la que se mudarían Drew y Linda.

Los hermanos Scott continúan con los programas que les dieron el éxito mientras preparan nuevos 'realities' de cara a la próxima temporada televisiva.