Toto Silva Trío, pastillas de canciones

Una paciente sonríe y disfruta de la música de Toto Silva Trío en el hospital./ALFREDO AGUILAR
Una paciente sonríe y disfruta de la música de Toto Silva Trío en el hospital. / ALFREDO AGUILAR

El jazz rompe la rutina de los pacientes del Hospital Virgen de las Nieves con canciones italobrasileñas que llenarón de sonrisas los pasillos del centro

J. J. G.GRANADA

El falso trío, formado por Toto Fábris, Alfredo Silva, Jesús Santiago y Pedro Andrade, dio en la mañana de ayer un concierto especial, para los enfermos oncológicos del Hospital Virgen de las Nieves. Una actuación, patrocinada por la Obra Social de la Caixa y programada dentro del Festival de Jazz que animó a los ingresados, rompiendo con canciones italobrasileñas su habitual rutina diaria.

Canciones como 'La Chica de Ipanema', 'Mais que nada', o 'Corcovado', que todos conocen, y algún espectador incluso tarareó (¡y dieron palmas!) fueron interpretados por este grupo que, desde un escenario improvisado o paseando entre las camillas y sillones de tratamiento, se acercaron a este público tan especial.

Toto Fabris es un músico que se demarca de los patrones habituales de estos profesionales. Licenciado en Filosofía y con preparación dramática y teatral, fue aquí en Granada donde instauró la ONG 'Payasos sin fronteras', con numerosas intervenciones en campos de refugiados de medio mundo. Junto a Arturo Cid recibió varios premios internacionales por su proyecto de espectáculo musical que abundaba en el reciclaje: 'Basura qué hermosura', donde aseguraban que «La música no siempre está donde esperamos encontrarla. Muchas veces prefiere esconderse fuera de los lujosos escenarios de la ópera o de las mantas de los vendedores callejeros. Puede que se oculte delante de nuestras propias narices... en nuestra basura»

Y también en los hospitales. La misma intencionalidad de contagiar la alegría de la música les ha animado a dar este concierto, siempre ofreciendo la cara más feliz de unas notas puestas en serie. Que ya sabemos que nuestro cerebro lo que más valora es la información que ha esculpido nuestra historia desde el olfato y el oído.

'La música como medicina' se llamaba este concierto, con el que el trío/cuarteto de músicos italo/uruguayo/granadino alegró la mañana rutinaria de los enfermos en tratamiento. La doctora Julia Ruiz, promotora de la idea del concierto, comentaba feliz que «ha sido un día para recordar, la sensación ha sido buenísima. Solamente sacar a los pacientes de su día a día, aunque sea un rato, siempre es muy positivo y les da ánimo. Ha sido un regalo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos