La Platería celebra setenta años de arte flamenco con un amplio programa de actividades

Fuensanta Fresneda 'La Moneta', la cantaora Ana Monchón y el guitarrista Vicente 'El Granaíno', en la peña flamenca 'La Platería'./GONZÁLEZ MOLERO
Fuensanta Fresneda 'La Moneta', la cantaora Ana Monchón y el guitarrista Vicente 'El Granaíno', en la peña flamenca 'La Platería'. / GONZÁLEZ MOLERO

La peña flamenca más antigua de España festeja siete décadas de vida con mucha salud... y arte

JORGE FERNÁNDEZ BUSTOS

Corriendo el año 1949, Manuel Salamanca, platero de la calle de San Matías, comenzó a organizar unas reuniones regulares de aficionados al flamenco en su taller de orfebrería, creando así en torno de un gramófono la primera peña flamenca de la historia, quizá tomando como referencia aquellas jornadas que se organizaban en la taberna del Polinario, en la Calle Real de la Alhambra, regentada por el padre de Ángel Barrios, que reunió durante el primer cuarto del siglo XX a algunos artistas e intelectuales, entre los que se encontraban Manuel de Falla, García Lorca, Miguel Cerón, Ignacio Zuloaga, Hermenegildo Lanz, Fernando de los Ríos y bastantes más y donde se fraguó el Primer Concurso de Cante Jondo de 1922.

Al ser la primera peña flamenca en crearse, marcó las pautas y directrices para las demás peñas que se crearían en Andalucía y el resto de España, sobre todo entre las décadas del 60 y 70.

Los comienzos fueron difíciles, entre otras cosas porque en la época estaba prohibido asociarse, teniendo que soportar en las reuniones la presencia del enviado de los Servicios Secretos del Generalísimo, «al que por no interesarle en absoluto lo que allí acontecía solía dormirse», escribe Antonio Gallegos, presidente de Honor de La Platería. Por otro lado, el flamenco no estaba bien visto pues era considerado patrimonio de pendencieros y gentes de dudosa reputación.

En las reuniones de la primera peña, con tabaco de liar, vino blanco de Valdepeñas y algún aperitivo a los postres, se escuchaban discos, se comentaban los cantes, las letras y los estilos y se iba aprendiendo de manera más o menos intuitiva, además de hacer sus pinitos con la voz o la guitarra. De poco más de una quincena de asistentes que hubo en un comienzo, el número de peñistas fue aumentando hasta verse obligados a buscar una sede cada vez más grande, desde la Plaza de los Lobos, pasando por el Realejo, hasta llegar al carmen albaicinero, a principios de los 70, donde se ubica la peña actual, gracias a la gestión de Manuel Martín Liñán, su presidente entonces.

Bodegón flamenco en la Platería
Bodegón flamenco en la Platería / GONZÁLEZ MOLERO

Hasta hoy, setenta años después y con sus lógicos altibajos, La Platería goza de un envidiable prestigio en el mundo flamenco en general, conocida internacionalmente y convertida en 'meca' de peregrinación de cualquier artista y aficionado que se precie. Por sus tablas han desfilado las primeras figuras del flamenco en los últimos cincuenta años y visitada por grandes personalidades del flamenco, la música, la política, las letras, el deporte, la cultura, el cine o el teatro, como Andrés Segovia, Kissinger, Samaranch, Alberti, Javier Solana, Yehudi Menuhin, Fraga, Pilar López, Paco de Lucía, Sabicas, Paco Rabal, Carmen Sevilla, Pilar Bardém...

Por otro lado la Peña se siente realmente orgullosa de la organización del Cincuentenario del Concurso de Cante Jondo del año 22 en la plaza de San Nicolás del Albaicín, todo un festival para reconocer un evento que marcó un antes y un después en la historia del flamenco, en el que destacó el sevillano Calixto Sánchez, una de las grandes figuras del flamenco de finales del siglo pasado.

Destacan igualmente la organización del Festival Flamenco del Paseo de los Tristes con motivo del Corpus, desde 1961, que germinó en la asesoría y dirección artística en la programación de flamenco del Festival Internacional de Música y Danza de Granada.

Hoy día, según Juan de Dios Vico, presidente actual, «la Peña se encuentra en una situación excelente en cuanto actividades y armonía de sus socios». Su compromiso se halla en el intento de mantener la presencia de la Platería en la sociedad granadina y en el ámbito institucional y cultural. Por otra parte, la Peña se vanagloria de su enorme patrimonio, tanto arquitectónico como artístico, basado en más de cuatro mil audios y vídeos, totalmente catalogados y de libre acceso para investigadores y curiosos. En la actualidad hay más de trescientos socios, divididos entre socios de número y socios jóvenes menores de 25 años, a los que se les da una serie de facilidades, sobre todo económicas, para facilitar su acceso.

Principales actividades

La Platería programa recitales dobles a lo largo de todo el año; de una de mayor nivel los sábados para socios e invitados y otra, de no inferior calidad, abierta al público en general, todos los jueves, que se organizó a petición del Ayuntamiento de Granada para que aquellos granadinos y visitantes que quisieran tener contacto con el flamenco en una sala que no tuviera carácter comercial.

A lo largo del año además se organizan cursos de flamenco, seminarios y jornadas, entre los que destaca los programas 'Flamenco en los barrios', 'Granada, territorio flamenco' o los encuentros con estudiantes de todos los niveles, desde los más pequeños hasta los universitarios, que en la mayoría de los casos conocen la Peña y el flamenco por primera vez en su vida. También se organizan encuentros con otras peñas y viajes, con doble vertiente, tanto flamenca como cultural, y la edición de discos y de libros, conferencias.

Para celebrar este '70 aniversario' se han programado una serie de actividades entre mayo y junio. Empiezan los actos con algunas conferencias de alto nivel relacionadas con el flamenco, impartidas por José Vallejo, José Javier León y Juan Pinilla, los días 10, 17 y 31 de mayo respectivamente. Continúa con el documental 'La Platería 70. Una historia flamenca', de casi una hora de duración, dirigido por José Sánchez Montes sobre la realidad actual de la peña, su historia y su significado como referente del flamenco a lo largo de tantas décadas, su presente y su futuro, que se presentará en el Teatro Isabel La Católica el 23 de mayo a las 20'30 horas. Por último, el 14 de junio acabará el aniversario con un gran festival flamenco en el Manuel de Falla.

Reconocida e influyente
Juan de Dios Vico / IDEAL

La peña flamenca de la Platería es una entidad reconocida e influyente en determinados ámbitos de la sociedad granadina. Recientemente fue distinguida con la Medalla al Mérito de las Bellas Artes por Academia de Bellas Artes de Granada y la Junta la reconoció con el premio de honor 'Flamenco en el aula' imponiéndole su bandera. «Toda una serie de hitos, reconoce Vico, que sin duda nos hacen sentir que lo que hacemos es realmente valorado, lo que supone un estímulo para poder continuar de cara al futuro, pues el día a día, después de años, décadas, no deja de ser una ardua tarea que los socios realizamos a través del tiempo con cariño pero también con esfuerzo».

Un deseo para los 'próximos setenta años', según la directiva, sería seguir avanzando por la senda del flamenco, su promoción, conservación y difusión, y llegar a un público joven. «En esta peña, como en todas, hay un promedio de edad excesivamente alto y el futuro está en la juventud, en que conozcan el flamenco, que se impliquen en él y, como dice Antonio Gallegos, que les duela el flamenco, que les duela La Platería».