Santa Fe, la puerta del Nuevo Mundo

La calle Real, sede del mercado medieval, estuvo muy animada todo el día./J.A.M.
La calle Real, sede del mercado medieval, estuvo muy animada todo el día. / J.A.M.

La jornada central de la fiesta de las Capitulaciones incluyó la inauguración de la planta alta del Pósito y atrajo a miles de personas

JOSÉ ANTONIO MUÑOZSANTA FE

La población de Santa Fe vivió en la jornada de ayer el 'sábado de Capitulaciones', la gran jornada institucional, ya que en ella tiene lugar el acto de recordatorio del contrato entre los Reyes Católicos y Colón, y también la gran jornada festiva, ya que fueron muchos miles de personas los que se acercaron a la ciudad para, entrando por una de sus cuatro puertas monumentales, disfrutar de la fiesta. Por la mañana, tuvo lugar el homenaje a la reina Isabel la Católica ante el busto que la recuerda entre la iglesia y la Casa Real, e inmediatamente después, el acto con representantes del Gobierno, la Junta, la Diputación y el Ayuntamiento.

Como representante de las ciudades hermanadas con Santa Fe intervino el alcalde de Briviesca, Marcos Peña, quien destacó la importancia que los hermanamientos tienen para crear sinergias culturales como la que supone seguir el camino de Colón al Descubrimiento. Pedro Fernández Peñalver, vicepresidente de la Diputación, comentó que «es un honor compartir este acontecimiento, celebración del comienzo de una nueva era y parte de nuestra historia». Por su parte, la consejera de Fomento de la Junta de Andalucía, Marifran Carazo, comentó que «siempre hay un motivo para venir a Santa Fe, porque aquí cambió, con una firma, el devenir del mundo. Un documento de estructura sencilla, pero incluido en la Memoria del Mundo por parte de la Unesco. Este es un día para recordar la hermandad, de España e Iberoamérica. y desde Andalucía, debemos seguir construyendo puentes que dinamicen la economía y promuevan el conocimiento de ciudades como esta, que tienen tanto que ofrecer».

Por su parte, José Antonio Montilla, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, recordó que festividades como esta sirven «para avanzar desde el conocimiento, no desde la ignorancia. Este es un evento que ayuda a transmitir la cultura, en torno a un hecho histórico que nos une». Además, animó a los presentes a no olvidar la otra capitulación firmada en Santa Fe, la de Boabdil, que supuso el final de la Reconquista, y destacó ambos acontecimientos como una oportunidad para reflexionar sobre la necesaria paz.

Transformación

Mientras desde la calle se oían los ecos de una algarabía creciente, el alcalde de Santa Fe, Manuel Gil, recordó las palabras de Saramago: «El viaje no termina jamás, porque el final de un viaje es el inicio de otro». En esta caso, de uno que ya dura 527 años, y que pasa por Baiona la Real, Santa Fe, Palos de la Frontera, Las Palmas de Gran Canaria y San Sebastián de la Gomera, la ruta colombina que quiere poner en valor el consistorio de la Vega. También detalló el proyecto de crear un Campus Iberoamericano que se convierta en centro de estudio, y conseguir la denominación del archivo histórico local como Bien de Interés Cultural, así como la de las Capitulaciones como Fiesta de Interés Turístico Nacional. Del mismo modo, también hubo un recuerdo para el proyecto de crear una 'manzana de los museos' si se consigue traer la Colección Santa Fe, del coleccionista santaferino Carlos Sánchez.

La jornada culminó con la visita, en el Centro de América, a la exposición del pintor colombiano Alexandre Monntoya, y la inauguración de la planta alta del Pósito, completamente restaurada, que alberga una colección de arte precolombino de gran calidad. Bullicio, tradición, fiesta... Las Capitulaciones se convierten en una cita ineludible del calendario cultural granadino.