«No somos puristas, la música es para experimentar»

La banda será uno de los platos fuerte del En Órbita 2018./FERMÍN RODRÍGUEZ
La banda será uno de los platos fuerte del En Órbita 2018. / FERMÍN RODRÍGUEZ

Lori Meyers es cabeza de cartel de un En Órbita que reunirá este sábado a miles de personas en Fermasa

JUAN JESÚS GARCÍA

Cabezas de cartel del escenario principal los Lori siguen dentro de su espiral sin marearse. Este festival les servirá para cumplir los veinte y poner aquí en pie el supermontaje que ya han paseado por todo el país, y que es comparable al de cualquier banda internacional de relumbrón. Por delante de ellos se podrá escuchar desde las 14h a Ballena, Perro, Belako, La MODA, Lapido, Viva Suecia y Sidonie; y por detrás cerrarán el festival Elyella.

–¿La espiral sigue dando vueltas o ya se va deteniendo su alucinado girar?

–Sigue dando vueltas de momento. Este es su segundo año que, además, coincide con nuestros veinte años como banda y debemos seguir presentándolo en los lugares donde el año pasado no estuvimos. Mantenemos el concepto de 'En la Espiral' pero con un ojo puesto en lo que nos espera el 29 de diciembre, el concierto especial del Wizink Center de Madrid. 

–Veinte años ya... ¿se retocan ya 'la sienes plateadas' que decía el clásico?

–Parece ser que tenemos buenos genes o será que empezamos muy jóvenes. Acumulamos ya bastantes años pero estamos en mitad de la treintena. La flor de la vida como quien dice. La carretera y el rock and roll no nos ganan aún. 

–Aunque sí retocan mucho sus canciones, ¿son una banda de guitarra o ya de sintetizadores?

–Lori Meyers es un grupo de guitarras así como el rock and roll nació. Pero no somos puristas del género. La música es para experimentar y buscar tu punto personal. Al fin y al cabo es como tener una paleta de colores a tu disposición. 

–Aunque hay grupos como Planetas o Tame Impala que usan guitarras como si fueran teclados casi...

–Absolutamente. Esa tendencia se inició en los ochenta y el auge de los efectos en la actualidad te aporta un sinfín de posibilidades. 

–Y siempre queda la posibilidad de llamar a Rick Rubin y hacer una serie de esenciales 'Granadian recordings' a lo Johnny Cash, ¿no?

–Lo bueno de la carrera de un artista es que sea larga. De momento seguimos avanzando hacia nuevos horizontes. No me atrevo a decir qué nos apetecerá hacer a largo plazo. Lo que sí está claro es que si no tenemos nada que decir no vamos a estar forzando «la movida, tú sabes».

–Repasando este tiempo, señálenme por favor un par de puntos 'sin retorno'.

–El ofrecimiento de un contrato discográfico con Houston Party fue un punto en el que decidimos dedicarnos a la música a tiempo completo. Y, por otro lado podría decir, la decisión de buscar tu propio camino al margen de los prejuicios que, a veces, nosotros mismos y el ambiente musical te inculcan.

–El primero que menciona fue cierta noche en el Ruido Rosa... ¿Qué les parece la campaña silenciosa de la administración contra los locales de música en vivo? ¿Y de la actual legislación andaluza que casi la imposibilita?

–Vivimos en sociedad, tenemos que ponernos unas reglas de juego. Eso está claro. Los locales de música entran en confrontación con el descanso de los vecinos. Ahora, también habrá que poner en valor la música en directo. No somos delincuentes ni se quiere dar por culo a los vecinos. Hay que darle una vuelta a la actual legislación. 

–¿Alguna canción que a la vista de la experiencia de veinte años les dé pudor interpretar...?

–Está claro que lo que cuentas con 18 o 20 años nos es lo mismo que con 35. Déjeme pensar. Y si tengo que hacerlo es porque es difícil encontrar alguna. Sigo pensando… Puede ser que aún seamos unos inmaduros. O que no seamos tan viejos. 

–Por contra, otras que hayan mutado en su mensaje a la luz de la edad...

- Nuestro 'Hostal Pimodan' lo vimos en 2005 como un lugar donde experimentar, y ahora lo vemos como nuestro mundo (que es nuestra realidad) en el que todos son bienvenidos. 

–Son de Granada, encabezan un festival en Granada con un cartel lleno de grupos granadinos... uf

–«Sí o qué». Los festivales son una reunión de bandas. Como una feria. Entre todos hacemos que sea posible. En este caso lleno de granadinos, en el escenario y en la pista. No me parece mal que un festival situado aquí tenga presente el apoyo la escena local. Y no solo llamando a los grupos más conocidos. ¿Chascarrillos en camerinos?

–Por cierto, ¿alguna banda del cartel de los que tocan a pleno sol que no debemos perdernos por nada del mundo?

–Pues podría decir que Ballena están muy bien, acaban de sacar su primer disco y es muy interesante. Además colaboré con ellos grabando una guitarra en una de sus canciones. Perro y Belako son dos bandas ya conocidas por su buen directo. No se las pierdan tampoco. Y a José Ignacio siempre hay que verlo, cómo no…

–Para la ocasión, ¿vienen con todos los baúles de gira o con un montaje menos sofisticado? ¿Y habrá invitados o tarta?

–Vamos a toda máquina. Somos conscientes de que Granada no merece menos, es nuestra tierra y siempre es un plus. ¿Invitados? Déjeme pensar de nuevo. Y si sigo pensando, es porque hay tantos que sería difícil elegir a uno.

Fotos

Vídeos