Pilar Dalbat abre la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid

Pilar Dalbat abre la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid

Presentó su colección 'Zona Norte' en el patio de la Casa Árabe con un «desfile silencioso»

INMA G. LEYVA

La diseñadora granadina Pilar Dalbat abrió ayer el calendario de la Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid con su colección 'Zona Norte' en la Casa Árabe, en pleno centro de la capital de España, y lo hizo con un formato inédito, que la diseñadora ha querido denominar 'A deaf runway', «desfile silencioso», en el que tantos invitados como modelos escucharon la música sin interferencias externas gracias al uso de cascos wireless.

Con esta propuesta, Dalbat abordó el vínculo hispano-árabe ofreciendo una visión personal con una lectura que giró en tono a tres elementos: el espacio patrimonial elegido para la presentación, la Casa Árabe, la indumentaria tradicional y una puesta en escena que une atavismo y tecnología.

La colección

Prendas tradicionales de la indumentaria árabe en clave contemporánea se combinan con otras que pertenecen al universo de la marca. La colección ha arrancado con una serie que mezcla el tradicional blue jean con otros tejanos también azules en raya diplomática y con vaquero rosa chicle. Los tres combinados construyen plisados en vestidos oversize, pantalones de talle alto y tops. Para las capas tejanas, plástico transparente y bieses de colores. Los kaftanes en napa de cordero o vaqueros se dibujan y bordan a mano con recortes de piel y cuentas de cristal ofreciendo una lectura del lenguaje decorativo de los artesonados. Las chilabas también vaqueras se acortan y estampan con la leyenda 'Zona norte'. A esta primera serie sigue otra de vestidos, sobrefaldas y pantalones blancos fluidos y texturizados que, con toques de rosa flúor, dan entrada a los estampados de la diseñadora textil Rebeca Zarza (Zarza Estudio) que son ya un clásico en las colecciones de Pilar Dalbat. El estampado resume las siluetas, bordados y barómetro de color de la colección, combinando sobre un fondo blanco figuras rosas, azules, grises y anaranjadas.

El brillo de un tejido tecnológico dorado con textura animal combinado con plisados azul marino nos conduce al último bloque, en el que los cuadros naranjas, crema y azules mezclados con metalizados anaranjados son los protagonistas. El tejido bordado a mano es la base de trajes de bermuda y tres cuartos, monos y vestidos con mucho evasé.

Todas las piezas están elaboradas a mano. Patronadas, cortadas, confeccionadas y bordadas según métodos artesanales, fieles a la apuesta 100% hecho a mano característica de la marca. Para los accesorios, la marca granadina ha contado de nuevo con los sombreros tejanos y la bisutería en plástico de Manuel Ropero, fiel colaborador de la marca, los bolsos, mochilas y capazos de la marca sevillana Anuskas Family y las cangrejeras y babuchas de piel de Chíe Mihara.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos