Este contenido es exclusivo para suscriptores

¿Quieres una experiencia sin límites y con servicios exclusivos?

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoApp para smartphone y tabletContenido extraNewsletters exclusivasClub del suscriptor

Pérez y Pastrana, una locura palpitante a la vera de la OCG

El director y el chelo, leyendo la partitura en el Falla./J. A. M.
El director y el chelo, leyendo la partitura en el Falla. / J. A. M.

El veterano director y el chelista granadino ponen lo mejor de sí mismos ante un bello y complejo programa con obras de Schumann y Tchaikovsky

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

Una locura palpitante. Ese es el título genérico del recital que la Orquesta Ciudad de Granada ofrecerá esta noche y mañana por la noche en el Centro Cultural Manuel de Falla. Tal y como viene sucediendo en la presente temporada, han escogido a dos invitados de solvencia absoluta. En el podio, el burgalés Víctor Pablo Pérez, un director de amplísima trayectoria, 'culpable' de la mejora exponencial experimentada en su día por orquestas como las sinfónicas de Galicia y Tenerife, que le nombraron director honorario. Algo tendrá el agua cuando la bendicen. Y por otro lado, uno de los grandes chelistas jóvenes del panorama internacional, el granadino Guillermo Pastrana, quien ha grabado este año dos discos, uno con la Sinfónica de Euskadi y otro a dúo con piano sobre obras de Montsalvatge, Gerhard y Manén, y cuya presencia es requerida en muchos de los más importantes escenarios europeos. Y ello a pesar de que su labor docente le deja poco tiempo para su trabajo de solista.

Ambos se enfrentarán, junto con los músicos de la OCG, a un programa donde se incluyen obras de Tchaikovsky y Schumann. Del primero, la orquesta interpretará con Pastrana como solista las 'Variaciones sobre un tema rococó para violonchelo y orquesta, op. 33', y del segundo, la obertura de 'Manfred', op. 115, y la 'Sinfonía número 4 en re menor', op. 120.

Ambos están encantados, por diversas razones, de reencontrarse con la formación granadina. El director afirma que «la OCG es una orquesta con muy buena memoria de lo que se ensaya, y sus miembros tienen un especial amor por la música. En la mayoría de las orquestas, incluso en las más profesionales, hay una cierta tendencia a la rutina, que aquí no encuentro».

Para Guillermo Pastrana, es una vuelta a casa. «Cada vez que toco en el Falla vuelvo al lugar de algunos de mis mejores recuerdos, y trabajo con algunos músicos que fueron mis profesores», comenta. «Va a poder lucirse», tercia Pérez. «Las 'Variaciones rococó permiten a un chelista como Guillermo ofrecer una gran amplitud de registros».

Guía de audición

El propio director ofrece una guía de audición del concierto. «De Schumann vamos a tocar dos obras muy arrebatadas, fruto de una época en la que padeció lo que hoy llamaríamos un síndrome bipolar. Se encontraba siempre infeliz, en depresión o en estado de euforia», afirma. Schumann volcó esas pulsiones en su música sobre Manfred, el héroe romántico creado por Lord Byron. Así, la obertura ofrece una descripción muy compleja de sus propias emociones y dudas, incluyendo su identidad sexual.

Por otro lado, sobre la 'Sinfonía número 4', el director recuerda que la partitura tuvo dos versiones, una inicial y otra posterior, que es la que con más frecuencia se ejecuta, y la que se podrá oír este fin de semana en Granada. «Quizá fue la primera vez en que un compositor revisó y rectificó de una forma profunda una obra», recuerda el maestro.

Sobre las 'Variaciones', recuerda que fueron concebidas en un orden determinado, distinto del que se interpreta hoy en día. El chelista granadino afirma por su parte que «es una obra muy grata para tocar. Tchaikovsky nos lleva siempre a un mundo de fantasía, como de cuento, con una orquesta como esta, es un sueño hecho realidad».

Contenido Patrocinado

Fotos