La nueva 'Cosmos' se rueda en Granada

El astrofísico Carlos Barceló y el cineasta Nacho Chueca, responsables de la serie documental. /ALFREDO AGUILAR
El astrofísico Carlos Barceló y el cineasta Nacho Chueca, responsables de la serie documental. / ALFREDO AGUILAR

'Territorio gravedad' es una serie documental que reúne a gigantes de la ciencia de todo el mundo

PABLO RODRÍGUEZGRANADA

Todo tiene un peso, todo cae. La gravedad es eso que ata un balón de fútbol al suelo o que hace, por ejemplo, impactar una manzana contra la cabeza de un científico. Pero también es ese elemento que determina la estructura del espacio y el tiempo o la causante de que los agujeros negros sean monstruos saturnales de los que no escapa luz o partícula material alguna. Para explicarlo, para hacer accesible un concepto que ha definido la física de los últimos cien años surge 'Territorio gravedad', una serie documental de origen granadino que aspira a emular el éxito de la mítica 'Cosmos'.

El proyecto nació en el seno del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) de la mano de Carlos Barceló, uno de los mayores especialistas en gravitación de España. El científico, que preside la Sociedad Española de Gravitación y Relatividad (SEGRE), propuso en 2014 la elaboración de una producción audiovisual con una serie de efemérides como el centenario del nacimiento de la Relatividad General o los aniversarios del primer planteamiento de los agujeros negros o de la expedición que certificó por primera vez que los rayos de luz se torcían en presencia de la gravedad como telón de fondo.

«Nos parecía interesante hacer un proyecto de legado que pudiera revisar cómo está la gravedad ahora con respecto a aquellos años con una perspectiva española que aprovechara la presencia en el país de un conjunto de investigadores especializados muy prestigiosos y bien conectados que cubren todo lo que a día de hoy constituye los estudios de gravedad», explica Barceló.

LAS FRASES Carlos Barceló Instituto de Astrofísica de Andalucía «El 'leit motiv' que unifica toda la serie es una visita al cosmos en formato gravitacional» Nacho Chueca Lipssync Medialab SRL «La serie responde a un formato que permite acercar la ciencia con la emoción como transmisor»

Fue así como surgió una idea que tomó forma definitiva gracias a Nacho Chueca, responsable de la productora Lipssync Medialab y realizador con una amplia experiencia en proyectos audiovisuales sobre ciencia. «'Territorio gravedad' es la consecuencia de una serie de elementos sobre divulgación realizados en el IAA desde 2014 -explica-. Una serie de televisión que evoluciona desde piezas hechas para internet o documentales unitarios como 'La velocidad de nuestros pensamientos', que estrenamos hace dos años».

El resultado del proceso son diez capítulos y un epílogo de media hora de duración que tocan todos los puntos centrales de lo que hoy constituye la gravitación, uno de los campos de estudio más ambiciosos de la física contemporánea. «Empieza con una introducción a la relatividad general y la gravitación para pasar posteriormente a un bloque sobre estrellas, otro bloque sobre los últimos descubrimientos, otro sobre cosmología y, por último, una sección final que trata sobre lo que hay más allá de la relatividad», cuenta Barceló.

Factor humano

La producción, que tiene un estilo visual que lo vincula a producciones de gran calibre como 'Cosmos', responde a un formato que combina divulgación y ficción, especialistas de rango nacional e internacional y actores que encarnan a personajes sobre los que gira una historia, la de los últimos cien años de la gravedad. «Es un formato que ha ido evolucionando gracias a la colaboración entre el IAA, con el equipo que dirige Emilio García, y mi productora y que apuesta por acercar la ciencia con la emoción como factor transmisor», explica Chueca.

No obstante, esa unión de ficción y divulgación se aleja de la dramatización. «No hay gente disfrazada de Einstein en esta serie», dice entre risas el realizador. «La dramatización es un concepto del que huimos, por lo que apostamos por unos personajes muy ricos que interaccionan con expertos y, de esa acción, surge una transmisión que cuenta con un elemento humano inherente».

El equipo, de esta manera, está compuesto por actores como José Manuel Valdés, Elisa Marinas, Javier Lomas, Mireia Sabadell o Nikolay Mihaylov. A ellos se suman especialistas con el peso de los premios Nobel de Física de 2017, Kip Thorne, Barry Barish y Rainer Weiss; el director ejecutivo del Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitatorias (LIGO), David Reitze; la única española que participó en la detección de las ondas gravitacionales, Alicia Sintes; o los reconocidos Roberto Emparán, Tomás Ortín, Fernando Barbero, Mar Bastero y Eduardo Bataner, estos dos últimos vinculados a Granada.

La nómina, en todo caso, no está cerrada y tanto Barceló como Chueca siguen negociando la colaboración de figuras como Alexei Starobinsky, el primer astrofísico que habló sobre inflación gravitacional y considerado como la versión rusa de Stephen Hawkings.

También ha sido relevante la participación de los músicos granadinos Amalia Chueca y José Ignacio Hernández, «verdaderos artífices de la más que maravillosa atmósfera sonora del proyecto», explican los responsables del proyecto.

Hacer una agenda con estos participantes ha sido una tarea titánica, cuentan los responsables. «Este proyecto solo ha sido posible porque nace desde el Instituto de Astrofísica de Andalucía y el Centro Superior de Investigación Científicas -afirma Chueca-. Si fuera una acción de una productora externa, los 'delays' habrían sido más habituales y la credibilidad necesaria para escribir a un Nobel de Física y recibir respuesta, a 9000 kilómetros de distancia, 45 minutos después sería tan grande que sólo estaría al alcance de equipos como los de la BBC o el propio 'Cosmos'».

El rodaje, que se encuentra ya en su fase final, comenzó en 2016 y culminó este año la mayor parte de los capítulos. En ese espacio de tiempo ha ocupado un ámbito geográfico que coincide con las fronteras de Europa. «Hemos tenido a los interferómetros de Virgo, en Pisa (Italia) el supercomputador Mare Nostrum, en Barcelona, un acelerador de partículas, observatorios españoles...», detalla Chueca. Ese escenario, el mismo en el que se hace la ciencia, se ha combinado con otros situados principalmente en España en los que han desarrollado la trama de ficción. «País Vasco, Cataluña, Aragón, Madrid y Andalucía», apunta, por su parte, Barceló.

Ahora, con la última fase en el horizonte, la misión es culminar las negociaciones que el equipo mantiene con Televisión Española. «El objetivo, que es absolutamente alcanzable, es la emisión de la serie a nivel nacional y su proyección a nivel internacional, esencialmente en Latinoamérica porque está grabado en la lengua de Cervantes», explica el realizador.

La moda de las series

'Territorio gravedad' quiere aprovechar el tirón que las series y la divulgación científica tienen en estos momentos en todo el mundo. «Uno conecta la televisión ypuede ver series de mucho presupuesto como la mítica 'Cosmos', proyectos solventes como los de la BBC, programas como 'Órbita Laika' con mucho sentido del humor, otros que emplean la experimentación como 'El cazador de cerebros'... Y no solo en la televisión, Netflix o HBO cuentan con proyectos de este tipo en sus catálogos y lo mejor es que la gente los consume, así que creo que es un buen momento para un trabajo como este», asegura Chueca.

A su favor, la serie cuenta también con el interés que la cosmología o la astronomía despiertan, «temas que tienen un poder de atracción gravitatoria emocional muy fuerte y que ejercen fascinación en todo tipo de público», recuerda el director. Para verlo habrá que esperar a 2019. Ese será el año en que 'Territorio gravedad', el 'Cosmos' granadino, logre llevar la contraria al mismísimo Einstein, atravesar el horizonte de sucesos y ver la luz.

Más