¡Foh con el Zaidín!

Los Funkdación, con el público a sus espaldas. /J. J. G.
Los Funkdación, con el público a sus espaldas. / J. J. G.

La segunda de las tres entregas del popular festival granadino, con incremento notable de asistencia para la 'noche del mestizaje'

JUAN JESÚS GARCÍAGranada

Retomando las cosas donde se quedaron la madrugada ya del viernes, los presentes ante Tequila, unos cinco mil a última hora y todos bastante talluditos, vivieron nuestra propia versión local del citado concierto de los Stones de 1982, porque a medida que los hispanos argentinos iban soltando sus (todavía) frescas canciones, la lluvia fue creciendo, eso sí, sin pasar de molestia, pero decorando el paisaje (y el paisanaje) de paraguas, chubasqueros y plásticos por la cabeza. Y todos bailando. Curiosa experiencia meteorológico/músico/social.

Más mezclados que mestizos

La Noche Mestiza del viernes tradicionalmente se ha llamado así porque apuntaba a grupos de fusión mundo-mundialista, que en su momento tuvo al patriarca del ramo, el mismísimo Manu Chao con sus Mano Negra, inaugurando el invento. Ahora más que mestizaje tenemos 'mezclaje', porque cada uno es cada cual en el programa de los viernes zaidineros. De cada casa y de cada cosa.

Con la gota fría amagando pero no dando, la segunda noche del Zaidín gozó de un discurrir menos húmedo y más tranquilo, lo que se tradujo en una marea humana creciente hasta llenar el recinto. Pongamos que más de 10.000 personas, habida cuenta de que unos entran y otros salen en función de sus apetencias musicales. Es lo que tiene la 'mezcla', que cada uno, como en la pizza cuatro quesos, coge la esquina que más le gusta, y no hay roquefort para todos.

Himno de Granada

Una vez se escribió en estas páginas: 'Menos Prozac y mas Niño del Albayzín'. Y es que abrir con el Niño predispone a que la noche salga necesariamente bien. Lo tenían que expender en las farmacias y sin receta. Junto a la pieza de Lara y la canción de Miguel Ríos, el 'Foh mi Graná' de David García es el tercer himno no oficial de nuestra ciudad, y desde luego el más explícito y efusivo. En directo, aunque sea a primerísima hora David y los suyos (Sitillo, Laumas y Compay Joaquín) contagian su positivismo luminoso y militante. Esta semana que han dado los premios al turismo granadino, esa canción se lo merecía porque ha hecho más que todos los fitures juntos.

Hay un bastante de encuentro de emociones entre los asistentes al Zaidín, de un lado la melancolía del fin del verano y por otro alegría del reencuentro con los iguales, todos tostados, repletos de vitamina D y energía solar. Si el Granada Sound es la fiesta del comienzo del curso, los del Zaidín son los festivales del final de las vacaciones, y se nota ese plus de optimismo acumulado durante estos meses en las miradas y la disposición de la gente a pasárselo bien. Y con el Niño más.

Es hora de bailar

Funkdación es un clásico ya de la escena groove de nuestro país. Cambian de alineación y de referencias discográficas pero siguen siendo una implacable formación en directo. Con Ralph Zuazua el grupo tiene un matiz distinto, 'blanco', eléctrico y contemporáneo. El formato octeto es un cañón, variado y compacto para la pulsión funk, y sin muchas de las tentaciones jazzísticas o souleras de antaño: groove del puro y del duro. «Es hora de bailar», palabra de replicante, y sobre todo si terminan por Prince.

¿091 en el Zaidín?

El mismo día en que se hacía público el primer single de Los Cero, su portavoz actuaba 'con el viento a su favor' en el Zaidín. Actuación (¿de despedida?) que recordaba a la emotiva de la Tren de Lapido hace cuatro años, sin saber si términos como 'temporal' podría o no ser 'definitiva'. Lo que hay recordable es que García se entrega a muerte en cada concierto, sea con quien sea alrededor, y en este caso siendo su primera actuación 'single' en el Zaidín defendiendo piezas emblemáticas de su vida autónoma en cualquier capítulo como 'Nubes de colores' (¡tan Kinks!), 'Fuego', 'Todo puede ser peor', 'Gilmour77', 'Situación límite', 'Carne Cruda'... 091 ha sido el grupo que ha actuado más veces en este festival, ¿volverá?... El tiempo pone a cada uno en su lugar ¿será en el festival del Zaidín 2020?

A la hora de entregar estas líneas acababan de llegar al Huecco y su gente, tardaría más aún los 'cabezas de cartel', que a la vieja usanza cerraron la noche, ese Bulldozer del funk 'embrutessio' que son Ofunkillo.