Aznavour, bohemia celestial

Charles Aznavour./Reuters
Charles Aznavour. / Reuters

La muerte del universal autor de 'La Bohème' trunca a los 94 años una longeva carrera que lo consagró como el 'Frank Sinatra francés'

FERNANDO ITURRIBARRÍACorresponsal en París

La bohemia suena ya a música celestial. El músico y actor francés Charles Aznavour, universal autor de 'La Bohème', ha fallecido este lunes mientras dormía en su domicilio de Mouriès (Delta del Ródano) a los 94 años de una vida consagrada casi por entero a una carrera artística excepcional de la que todavía no pensaba retirarse. «Yo no puedo no vivir y vivo en el escenario», había declarado tres días atrás en una entrevista televisiva el apodado 'Frank Sinatra francés' que ofreció su último concierto el pasado 19 de septiembre en Osaka (Japón) y proyectaba efectuar una gira por Francia del 8 de noviembre al 15 de diciembre próximos.

En esa comparecencia en el programa 'C à vous' de la cadena pública France-5 el longevo cantante y compositor bromeaba a cuenta de su avanzada edad. «He decidido con mi hermana que vamos a pasar de los cien años y no tenemos derecho a dejarlo», decía el viernes con motivo de la salida al mercado de una colección antológica de sus grabaciones con el sello Barclay. Es la última entrega de una obra gigantesca que incluye 1.300 canciones escritas, 1.400 temas grabados en ocho lenguas, tres centenares de álbumes y unos 180 millones de discos vendidos a lo largo de una fecunda trayectoria de 70 años.

«El cantante de variedades más importante del siglo XX», como fue definido por 'The Times' y la cadena CNN, acumuló miles de conciertos en 84 países y centenares de discos de oro, platino y diamante. En su ingente repertorio destacan canciones convertidas en clásicos de la música popular como 'La Bohème', 'La Mamma', 'Emmenez-moi', 'Que c'est triste Venise', 'For me formidable', 'Non je n'ai rien oublié' o 'Les Comédiens'. También compuso piezas para otras grandes figuras francesas como Édith Piaf, Gilbert Bécaud, Serge Gainsbourg, Juliette Gréco, Maurice Chevalier o Johnny Hallyday y estrellas internacionales de la talla de Elton John, Bob Dylan, Plácido Domingo, Céline Dion, Julio Iglesias, Liza Minnelli o Ray Charles. En una filmografía con 63 títulos destacan películas como 'Disparen al pianista' de François Truffaut, 'El testamento de Orfeo' de Jean Cocteau, 'El tambor de hojalata' de Volker Schlöndorff o 'Arafat' de Atom Egoyan.

Hijo de refugiados armenios, Varenagh Aznavourian –su verdadero nombre- nació en París el 22 de mayo de 1924. Su padre, Mischa, nacido en Georgia, era un antiguo cocinero del zar Nicolás II y su madre, Knar, pertenecía a una familia de comerciantes armenios de Turquía que habían huido del genocidio de 1915. En 2008 recibió la nacionalidad armenia y en 2009 fue nombrado embajador de Armenia en Suiza, donde tenía fijada la residencia y ejercía también de representante permanente del país de sus antepasados ante la ONU en Ginebra. Tiene una plaza rebautizada a su nombre en Ereván, la capital, y una estatua erigida en Gyumri, la ciudad más afectada por el terrible terremoto de 1988 para cuyos damnificados grabó con 80 cantantes y actores la canción 'Para ti, Armenia' de la que se vendió un millón de ejemplares.

Francia, conmicionada

«No tengo ningún deseo de morir en el escenario ni en ningún otro lugar», había proclamado el pasado abril en Barcelona con motivo de su actuación en el Liceu que estuvo a punto de cancelar a causa de un pinzamiento muscular. «Hoy tenía dos opciones: una no cantar y la otra morir en el escenario, algo que para ustedes sería de recordar», ironizó al auditorio de su último concierto en España. Poco después, en mayo, sufrió una doble fractura del húmero izquierdo por una caída en su casa francesa que le obligó a anular una gira muy a su pesar. «Cantaría con el brazo en cabestrillo si hiciera falta», confiaba entonces el gigante de la canción con su 1,60 de estatura.

El óbito ha enlutado la cultura francesa y conmocionado a todo un país cuyas emisoras de radio y televisión han alterado su programación para dedicarle espacios de homenaje especiales. «Sus obras maestras, el timbre de su voz, su brillo único quedarán durante muchos años en el recuerdo», tuiteó el presidente francés, Emmanuel Macron, que le había invitado a la cumbre de los países de habla francesa prevista en Ereván el 11 y 12 de este mes. François Hollande, su predecesor, también rindió tributo al músico que «cantó al amor y la libertad» con quien había posado por primera vez en público junto a su pareja, Julie Gayet, en julio de 2017 la víspera de acudir a inaugurar su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Más información

Temas

Francia

Fotos

Vídeos