091 comienza a publicar sus nuevas canciones

El grupo 091 comenzará la gira de presentación de su nuevo repertorio en noviembre./ALFREDO AGUILAR
El grupo 091 comenzará la gira de presentación de su nuevo repertorio en noviembre. / ALFREDO AGUILAR

Pasado mañana se dará a conocer, conjurando todos los maleficios, la primera canción del que será el octavo disco de estudio de los granadinos en su segunda, y definitiva, resurrección

JUAN JESÚS GARCÍA

El disco lleva por título 'La otra vida' y se abre con una reveladora y potente pieza que va a responder la pregunta que más les van a hacer: 'Vengo a terminar lo que empecé'. El resto del disco está conformado por canciones compuestas expresamente por José Ignacio Lapido para ser cantadas por José Antonio García y tocadas por el resto de los componentes como ya lo dijo aquí hace unos meses su autor; es todo material completamente nuevo sin nevera ni cajón de canciones esperando su oportunidad: «Estuvimos un año girando entre el asombro y la incredulidad por lo que pasaba a nuestro alrededor. Tocando canciones con veinte y treinta años de antigüedad. Pensamos que faltaba algo por hacer, y eran canciones nuevas. ¿Seríamos capaces de recuperar el nivel creativo de nuestra mejor época? Ese es el reto y eso es lo que nos hemos propuesto».

Jugando con las imágenes bíblicas que tanto le gustan al grupo, tras la resurrección llega esta 'otra vida', y lo hace un cuarto de siglo justo después de la anterior entrega de novedades ('Todo lo que vendrá después') y, casualmente (o no), de alguna manera cierra un peculiar círculo, ya que de la parte de imagen se ha encargado nuevamente Carlos Bullejos, que ya les retrató para su álbum de debut (y para la portada de su biografía 'Aullidos, corazones y guitarras') firmando las imágenes más icónicas de 091.

Curiosamente en algún momento se barajó la posibilidad de haber hecho público algún material oficial de rarezas, maquetas y tomas alternativas, que completara la abundante cantidad de archivos de baja calidad que circulan por la Red, pero ese proyecto queda obviamente aparcado ante la edición de canciones de nueva factura.

Tras el anuncio confirmado de su regreso, dos años después de que 091 pusiera puntos suspensivos a su primera resurrección tras la 'Maniobra final' en el Palacio de Deportes, el quinteto se encerró intermitentemente desde principios de año en Las Albuñuelas, en los estudios Space Montain de Youth (Martin Glover, bajista de Killing Joke, conocido productor y promotor del festival S.P.), por donde han pasado también artistas como Soleá Morente, Los Evangelistas, Los Planetas y Niños Mutantes entre otros. Y lo hicieron con otra peculiaridad, ya que solicitaron la comparecencia de un productor ajeno a la banda, François Pandolfi 'Frandol', viejo amigo de las giras por Francia de 091 en su 'primera vida' allá por la década de los ochenta. Se da la circunstancia de que 091 no acudía a ningún 'asesor de estudio' desde 1989, cuando 'el jazzista' muniqués Andreas Prittwitz les facturó 'Doce canciones sin piedad', considerado el disco que amalgamó el sonido definitivo del grupo. La grabación se completó posteriormente en los motrileños Gismo 7 de Paul Grau y Producciones Peligrosas, dos estudios 'de confianza' para Lapido.

Y si en directo asomaron en el Órbita (y otros festivales luego) con algunas novedades como un radical cambio de sintonía y la ampliación de personal con la incorporación de Raúl Bernal, el grupo ha guardado celosamente el contenido de su nuevo repertorio, que desvelará completo el próximo 19 de octubre y comenzará la gira de presentación en noviembre.