Chinarro y Sidonie, dos marcas de mucho nivel para el fin de semana

Chinarro, durante uno de sus conciertos. /J.J.G.
Chinarro, durante uno de sus conciertos. / J.J.G.

Cuarenta conciertos, desde José Antonio García a Raphael, para el fin de semana. Chinarro y Sidonie, en el Planta, y Jaime Gonzalo, en librería Bakakai, son algunas sugerencias

JUAN JESÚS GARCÍA GRANADA.

En un fin de semana abrumador aparecerán por el Planta, viernes y sábado, dos marcas de las importantes en el circuito indie: Sr. Chinarro y Sidonie. Nombres propios en un panorama común aunque con planteamientos casi opuestos, el uno con una inmensa carrera prestigiada y de culto, y los otros unos grandes embaucadores de masas que en los festivales seducen incluso a los que no quieren dejarse.

Ambos tienen 'contactos' con la escena granadina, ya que el sevillano se ha puesto en vena sangre fresca granadina, amén de cobijarse bajo la sombra planetaria; mientras que los catalanes prefieren a los Lori para sus andanzas, y hasta se lo han dicho cantando para que quedara claro. Antonio Luque, cantautor indie por derecho, ha vuelto al sello donde clavó títulos como 'El mundo según' y 'Ronroneando', momentos gloriosos servidos por Mushroom Pillow en la mitad de de una carrera de casi veinte discos. En su nueva referencia facturada en Granada, 'Asunción', ha contado nuevamente con medio Pájaro Jack al lado (Jaime Beltrán en las guitarras y Mario Fernández 'Mafo' en los tambores), como ya pasó con 'El progreso'

El trío extensible Sidonie se considera «El peor grupo del mundo», con no poca ironía ya que ocupan la parte alta y las letras grandes de las muchas programaciones festivaleras donde requieren sus bulliciosos y completos servicios, que ocasionalmente incluyen carne. Con motivo de los 20 años de vida activa, aparecen por Granada dentro de una gira especial (y limitada a once noches) por las mismas salas en las que Marc Ros, Axel Pi y Jesús Senra tocaron cuando editaban sus primeros discos y dormían en mejillones vacíos. En estos conciertos harán un repaso a toda su discografía en formato original de trío.

Doblete 'contracultural'

El escritor socio/musical y agitador en numerosas publicaciones desde los años setenta hasta nuestros días, Jaime Gonzalo, acaba de publicar su nuevo ensayo literario (y van...) bautizado como: 'Can: El milagro alemán', y subtitulado 'O cómo se vivió el krautrock en España'.

De nuevo hace parada y fonda en Granada para presentarlo (librería Bakakai, 5 octubre, 20 horas) teniendo como anfitrión habitual al periodista Eduardo Tébar. A la vez en la misma librería se podrá ver la exposición 'Los papeles que volaron de las alcantarillas, fanzines y prensa marginal 70-80s'.

Esta charla será la continuación ese mismo día (10.00 h, mañana, Corrala de Santiago) de su participación en las jornadas 'Contracultura y Europeidad: Lo Insólito y la Interzona de la Libertad', organizadas en la Universidad de Granada, con una intervención titulada 'Cómo obedecer a la máquina: Rock y contrarrevolución'.

La banda de Colonia Can estuvo fundamentalmente muy activa durante la década de los setenta del siglo pasado, y siempre se los señaló como proteico nutriente para escenas posteriores como el post punk, la new wave, la música electrónica o la industria. Can es utilizado por Gonzalo para rememorar cómo fue la llegada del 'rock alemán' (lo de 'krautrock' apareció mucho después) a los oídos de los jóvenes españoles y su entonces magro entorno sonoro en las postrimerías del franquismo 'en vivo'. Lo curioso es que estas actividades granadinas coinciden con la magna exposición antológica sobre el mismo entorno 'contracultural' que ofrece el madrileño centro Fernando Fernán Gómez bajo la denominación 'El pintor de canciones'.

Fotos

Vídeos