Aitana: «Mis padres y mis amigos me ponen los pies en la tierra»

Aitana posa. /Alberto Ferreras
Aitana posa. / Alberto Ferreras

La exconcursante de 'OT' publica el primer single de un disco que saldrá en diciembre. Antes, en otoño, verá la luz su primer libro

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

Aitana Ocaña (San Clemente de Llobregat, Barcelona, 1999) se preparaba hace un año para irse con sus amigas a un festival. Unos meses después, 'perdió' el apellido para convertirse en una de las figuras del renacido 'OT' en TVE. Ahora, vuela sola. Publica su primer single, 'Teléfono' (Universal), grabado en Los Ángeles después del pelotazo que supuso 'Lo malo' junto a Ana Guerra. Y solo tiene 19 años, cumplidos hace un mes.

Se marchó a Los Ángeles para grabar unos cuantos temas. ¿Por qué ha elegido 'Teléfono' como su primer single?

Tengo temas mejores que he decidido dejar para el disco. Pero 'Teléfono' me tocaba la fibra; la ponía todo el rato.

¿Es muy diferente de lo que ha hecho hasta ahora?

También puede ser un motivo.

¿Y el disco?

La pregunta del millón (risas). No lo sé ni yo. Estará para diciembre, más o menos. Para Navidades.

¿Cómo fue la experiencia en Estados Unidos?

Muy divertida y diferente. Tenía clases de composición todas las tardes con una persona diferente. Era como una esponjita, cogiendo recursos de este compositor o de este otro… Era un poco locura. Unos empezaban por las melodías; otros por notas que iban saliendo. Empezábamos contando mi vida, como si fueran sesiones de psicología.

¿Qué hacía Aitana hace un año?

Seguramente estaba patinando con Marta (gira la cabeza para mirar a la amiga que le acompaña). Después nos íbamos al Arenal Sound con el resto de las amigas y de acampada. Me emociono... Parece una tontería, pero es que todo ha ido muy rápido.

Llegaron las audiciones de 'OT'.

A finales de agosto me llamaron y me dijeron que me habían cogido para el 'casting' final, que fue en septiembre. ¡Qué fuerte! Cómo cambia la vida.

¿Va todo muy rápido?

Sí, claro. La gente empieza desde abajo, tocando en salas pequeñas y sube poco a poco hasta intentar tocar en el Sant Jordi. Está preparada porque se lo ha currado toda la vida. Yo me sentía preparada, pero me he dado cuenta de que me he perdido cosas, como tocar en esas salas pequeñas. Ahora mi movimiento va a ser al revés. Necesito coger experiencia. Mi próximo concierto no va a ser en el Sant Jordi. Por eso hay que estar muy centrada de la cabeza y trabajar, trabajar y trabajar.

Tiene claro el camino a seguir.

Muy claro. Lo tengo muy asimilado.

¿La fama atrae a muchos nuevos amigos?

Yo sigo con mis amigos de siempre. Hay más presión, más gente que pregunta por la experiencia del concurso y cómo estoy. Pero me junto con mis amigos de toda la vida, con los que me voy de vacaciones. Ellos y mis padres me ponen los pies en la tierra.

En otoño publica un libro, 'La tinta de mis ojos'. ¿Por qué se ha lanzado también en ese campo?

Salí de 'OT' y lo primero que me propusieron, paralelo al disco, fue lo del libro. Son historias que he escrito con una entrenadora, porque no sé escribir sola, y mis dibujos. Es como componer, pero en formato libro.

También ha podido ver la parte mala de la fama, como las críticas a la foto en biquini.

Aprendí a no borrar una foto si me gusta y no tiene nada de malo. Me molestó que me dijeran que tenía un trastorno alimenticio cuando es mentira. No sabes cómo es la gente y no se puede decir las cosas de esta manera.

Fotos

Vídeos