Monserrat Caballé ya descansa con su familia tras una despedida austera, como ella pidió

Hasta la última nota presente, la prodigiosa voz de Montserrat Caballé ha reinado en su funeral. Curioso que la gran diva pidiera para ella una despedida tan sencilla y austera. Un apunte algo desafinado del tenor para este momento emotivo, con la familia que apostó por él en sus orígenes. Ella era, junto a María Callas,  la soprano más importante del siglo XX, la más universal. Los aplausos han acompañado su féretro, también la reina Sofía, personalidades de la política y de la cultura.  Más de 300 asistentes en su penúltimo adiós. Porque el último será a lo grande, un homenaje simultáneo y universal de la ópera desde Madrid y Barcelona. Para recordar siempre a gran diva del canto, para que nunca se apague su voz.-Redacción-