Este contenido es exclusivo para suscriptores

¿Quieres una experiencia sin límites y con servicios exclusivos?

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoApp para smartphone y tabletContenido extraNewsletters exclusivasClub del suscriptor

Miguel Ángel López destapa los detalles ocultos de la Capilla Real

El pintor Miguel Ángel López posa delante de la obra más representativa de su exposición. /PEPE MARIN
El pintor Miguel Ángel López posa delante de la obra más representativa de su exposición. / PEPE MARIN

El pintor barcelonés expondrá su visión detallada de la Catedral de Granada donde priman los tonos azules y la acuarela

ZORAIDA SALDAÑAGRANADA

El edificio de la Curia metropolitana de Granada acoge, hasta el 31 de octubre, la exposición 'Detalles ocultos de la Capilla Real' del pintor Miguel Ángel López Expósito. Las obras expuestas representan desde todas y cada una de las puertas de la Catedral, hasta los mausoleos de los Reyes Católicos y de Doña Juana y Don Felipe, pasando por la orfebrería, casullas, y varios detalles escultóricos que distan del realismo. Anteriormente, el pintor realizó un proyecto parecido de la Catedral de Jaén dónde todavía se puede observar una muestra en la antesacristía con un cuadro de aquella exposición.

López señala que la temática litúrgica le ha «seducido mucho». Así que después vino a Granada y vio «la capilla real que es preciosa», y no dudó en proponerle a Ana Franco, directora del Centro Cultural del Arzobispado de Granada, la posibilidad de ilustrar el patrimonio histórico-artístico de la capilla.

Óleo y pan de oro

La obra que más llama la atención de la exposición se sitúa en el flanco izquierdo de la sala con unas dimensiones de dos metros cuarenta y cuatro centímetros de largo por más de un metro y medio de alto con técnica mixta de óleo sobre madera. Con un color dorado sobre azul ultramar se observa el mausoleo de los Reyes Católicos. «A pesar de ser una temática sobria he utilizado técnica mixta para conseguir las texturas de la obra real», explica el pintor. A la hora de realizar la técnica mixta, el autor ha mezclado el óleo con papel de seda, papel de peana -para dar textura- y pan de oro .

Otro de los objetos claves, como hemos señalado anteriormente, son las puertas pintadas en acuarela. Con ellas, López quiere reflejar «una entrada al misticismo, a un espacio íntimo tanto para el reposo de los restos de los Reyes Católicos y de su hija, como para el culto de la gente». En concreto, «por una sugerencia de Ana Franco», hay una de las puertas que posee mayor relevancia: la entrada a la Capilla Real, edificio que albergará otros tres cuadros, de menor tamaño, donde los detalles del mausoleo «están mucho más estudiados».

«También podemos ver ajuares litúrgicos como el Cáliz de la Reina, el Lignum Crucis, el espejo de la Reina Isabel la Católica, y dos pequeñas obras que son una interpretación de los cuadros flamencos de la colección de la reina Isabel». Para estas últimas piezas Miguel Ángel ha interpretado la obra «al igual que en su época hizo Picasso con las meninas».

Antes de comenzar a pintar, López ha precisado «estudiarlo durante varios meses, leyendo, informándome y tomando pequeños apuntes. Hay obras que realmente vienes, la planteas, la estudias con la mirada y la pintas, pero hay otras que tienes que estudiar más como la parte del espejo de la reina».

Colorimetría

Haciendo un giro de 360 grados por la sala de exposiciones el color azul predomina en la mayoría de las obras y eso se debe a que para el pintor «lo más importante es la composición de color, y el color azul en mi paleta es muy importante, aunque también, dependiendo de las etapas, he incorporado el verde en compuesto».

Franco se muestra sorprendida al ver «de una manera tan diferente lo que nosotros vemos con tanta cotidianidad. Esto no tiene nada que ver con como se ha pintado tradicionalmente la Capilla Real, es muy atractivo». «A mí la exposición me ha gustado mucho, personalmente, la acuarela es mi técnica preferida».

Contenido Patrocinado

Fotos