Luis Arronte para niños

Luis Arronte para niños

El granadino actúa dentro del ciclo 'Musicoleando'

JUAN JESÚS GARCÍA

Tras unos comienzos cantando en inglés y un primer disco producido por los Planetas ('Solo ida') y editado en su sello discográfico 'El ejército Rojo', Luis Arronte defendió sus canciones a pelo en todos los escenarios de Granada y Málaga durante años, en los medianos, los grandes, lo pequeños y los mínimos también, haciendo kilómetros y seguidores a partes iguales. Incorporado al colectivo La Cabaña, ha editado ahí su segundo trabajo 'La tiranía del débil'… Un título que a todo padre le sonará muy familiar. Ese trabajo ha sido la referencia fundacional de este equipo de autores (él, Jean Paul, Estévez, Brío Afín…) que preparan sus trabajos en serie y cada uno sostiene al siguiente, una serie que va ya por el tercer volumen. Dentro del ciclo 'Musicoleando' (12h, ojo, al mediodía) vuelve a actuar tras un periodo de parada biológica.

Madrileño-malagueño-granadino, Arronte se escapa por derecho del estereotipo de cantautor, o por lo menos de la versión cubanargentina del tema, ya que el es de crianza más anglorockera (eso sí en acústico) con Nick Drake y Jeff Buckley (y el Pau Riba de 'Dioptría' también) como santos y señas. Luis ha tenido que defender canciones propias y ajenas solo ante el peligro en multitud de ocasiones y no pocos ambientes hostiles, que ha conseguido aplacar con la hermosa emoción de su voz. La libertad que le aporta esta soledad es la que sostiene un repertorio de temas de sus discos hilados con versiones de los artistas que más le han influido en los últimos diez años. Se presenta en cuarteto (con Chesko, Dani Gominski y Raúl Bernal) y un cancionero ad hoc para el concierto 'familiar', con «una selección de mis canciones que vayan bien con esta audiencia, y otras canciones que hablen de las relaciones entre padres e hijos, aunque huyendo de lo obvio; así cantaré temas de Travis, Neil Young...», comenta el cantautor, que espera volver al disco en breve:«Raúl tiene un disco en la nevera, y el siguiente ya soy yo, así que a lo largo del próximo año 19 casi seguro», concluye.