El periodista granadino Francisco Barajas presenta 'El aliento de Rocinante', su segunda novela

El periodista granadino Francisco Barajas presenta 'El aliento de Rocinante', su segunda novela

A. ARENAS

Mañana viernes, a las 19.00 horas, el periodista y escritor Francisco Barajas presentará en el salón de actos de la ONCE su segunda novela de título quijotesco, 'El aliento de Rocinante', en la que denuncia la corrupción política. En el acto estará acompañado por Miguel Segovia, director de Autografía Ediciones. Con esta novela pretende, como todo autor, que su obra sea leída lo más posible. «Es una visión personal del camino equivocado que siguen los partidos políticos españoles con sus variadas corruptelas». También denuncia en esta obra la precariedad en la que realizan sus trabajos los periodistas basándose en sus dos protagonistas, Luis Sancho y Quintín Alonso, un periodista y un reportero gráfico, que acaban de ser despedidos de un periódico de ámbito nacional. En esta obra 'Rocinante' es un Seat León en bastante mal estado donde viajan sus protagonistas de la misma forma que Rocinante llevaba a la grupa a don Quijote. «Es un guiño metafórico a ese inmortal periodista que es Alonso Quijano en don Quijote de la Mancha y a su rocín. Lo del mal estado es porque dos periodistas despedidos no pueden costearse un automóvil de gran cilindrada. Eso sólo lo pueden hacer aquellos ¿periodistas? que trabajan en los programas rosas de la televisión».

En esta obra, el erotismo tiene una presencia considerable pues en su opinión «todos aquellos que del sexo pasan, se pierden una parte muy importante del vivir humano. Aunque todos aquellos que están condicionados por el sexo: son esclavos de él. No hay que ser esclavo de nada ni de nadie». Así mismo, se pudiera pensar que en esta novela el autor la utiliza para despacharse a gusto en lo que a ideología política se refiere. «Una novela debe retratar el mundo en el que se desarrolla su trama y el desenlace. Una cosa es escribir una novela y otra cosa es la realidad que le arranca la piel, que desuella, a los políticos que han infligido las leyes establecidas. Una novela es una parte narrada de lo que acontece en una sociedad cualquiera. Para despacharse a gusto está el Congreso de los Diputados y el Senado. También están los artículos de opinión. Y sobre todo está el voto ciudadano que pone y quita ideologías políticas. Una novela es contar cosas de la vida como si de verdad ocurriesen».