El herido sigue enamorando

Kristin Scott Thomas y Ralph Fiennes, en una escena de 'El paciente inglés'./
Kristin Scott Thomas y Ralph Fiennes, en una escena de 'El paciente inglés'.

Michael Ondaatje obtiene el Golden Man Booker Prize por 'El paciente inglés' gracias al voto del público

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

Los responsables del Man Booker Prize se plantearon un juego que ya realizaron en aniversarios anteriores. Por su cincuenta cumpleaños, el galardón más prestigioso de las letras sajonas decidió hallar el máximo elixir, es decir, la mejor novela escrita en las últimas cinco décadas. La fórmula que usaron fue sencilla. El Man Booker Prize reunió a unos expertos para que seleccionaran el mejor libro de cada década y así tener cinco finales. Las cinco elegidas fueron: 'En un Estado libre', de V. S. Naipaul; 'Moon Tiger', de Penelope Lively; 'En la corte del lobo', de Hilary Mantel; 'Lincoln en el Bardo', de George Saunders -y ganadora el año pasado del premio-; y 'El paciente inglés', de Michael Ondaatje. Tras esta primera criba, se decidió que fueran los lectores los que eligieran. Y estos se decantaron de forma abrumadora por la obra de Ondaatje.

«No creo que este sea el mejor libro de la lista o de cualquier otra lista que se haya podido reunir de las novelas de Booker», indicó con modestia el escritor canadiense (Colombo, Sri Lanka, 1943) sobre la obra que publicó en 1992 y que Anthony Minghella convirtió en un fenómeno mundial con su película. Un trabajo que arrasó en taquilla -casi 200 millones de euros- y en los Oscar: nueve estatuíllas, incluidas las de mejor película, director o actriz de reparto (Juliette Binoche). «Esta es una rara novela que se te mete bajo la piel y hace que vuelvas a ella una y otra vez, siempre con una nueva sorpresa o deleite. Se mueve a la perfección entre lo épico y lo íntimo: en un momento estás mirando el desierto y al momento siguiente ver a una enfermera colocar un pedazo de ciruela en la boca de un paciente», explica Kamila Shamsie, jueza del Golden Man Booker Prize, que también destaca los grandes temas -la lealtad, el amor o la guerra- que trata esta novela romántica basada en la Segunda Guerra Mundial, y traducida a casi cuarenta lenguas, donde una enfermera atiende a un herido con graves quemaduras en un monasterio italiano.

Durante su convalecencia, se va revelando el pasado de este personaje, al que dio vida Ralph Fiennes en la película. Juliette Binoche, Kristin Scott Thomas y Willem Dafoe completaron el reparto de esta película, que el escritor señaló que «posiblemente» tuvo algo que ver en decantar la balanza hacia la obra sobre «una pequeña conversación nocturna entre una enfermera y su paciente». «Al principio no sabía dónde estaba ocurriendo o quiénes eran los dos personajes. Pensé que podría ser una breve novela al estilo europeo», reconoció el autor canadiense en 'The Guardian'. No obstante, el premio ha suscitado algunas preguntas, como que no estén en la lista de finalistas autores como J. M. Coetzee, Kazuo Ishiguro, Ian McEwan o Salman Rushdie, que con 'Hijos de la medianoche' ganó los premios del 25 y el 40 cumpleaños.

Fotos

Vídeos