Granada, la ciudad de las novelas

Un paseo por calles, plazas y bares donde transcurren grandes novelas ambientadas en la ciudad de la Alhambra

Los lugares de las novelas de Granada/Fotos: Jorge Pastor
Los lugares de las novelas de Granada / Fotos: Jorge Pastor
Jorge Pastor
JORGE PASTORGranada

Son Amparo Larios, el viejo comisario Polo, el vendedor de enciclopedias León Egea, el detective Matías Verdón. Personajes de aquí, de Granada.Personajes con los que, probablemente, usted se habrá cruzado en algún momento... en ese otro mundo maravilloso que se llama 'literatura'. Y es que Granada, ciudad milenaria, universitaria y pasional, ha sido históricamente también el escenario de grandes novelas donde los protagonistas pasean por las mismas calles por las que usted pasea o toman cañas en los mismo bares donde usted las toma. Otra forma de ver y entender la Granada de Federico García Lorca o Ángel Ganivet, pero también la Granada de José Luis Serrano, Justo Navarro, Ernesto Pérez Zúñiga, Luis García Montero, Antonio Muñoz Molina, Alfonso Salazar... Autores contemporáneos que se han inspirado en Granada. Bienvenidos a este ejercicio de fusión entre ficción y realidad. Aquí tiene algunas de las calles novelescas de Granada.

Plaza Nueva José Luis Serrano. 'Al amparo de la Ginebra'

«Me llamo Amparo Larios, estoy viva, hoy es lunes y voy a trabajar toda la mañana». El malogrado José Luis Serrano, profesor de Filosofía del Derecho, parlamentario de Podemos en Andalucía y escritor publicó a principios de dos mil 'Al amparo de la ginebra', una mujer joven, atractiva y abogada que cinco años después también protagonizaría 'Febrero todavía', en cuya portada se podía ver un detalle del edificio de la Real Chancillería, donde hoy se encuentra el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Por su condición de letrada, buena parte de la vida de Amparo transcurría en el entorno de Plaza Nueva, donde están el TSJA y la Audiencia de Granada. Se le podía 'ver' por la Cuesta de Gomérez o el Paseo de los Tristes. Se da la circunstancia de que José Luis Serrano residía en la calle Santa Ana, en pleno Albaicín.

Las últimas obras en la trayectoria de Serrano estuvieron centradas en la historia de Granada.«Era un andalucista en el sentido granadino», dice Alfonso Salazar. Escribió 'Zawi' sobre el primer rey de los ziríes. Aparecían escenarios como la alcazaba Cadima, donde está la Casa del Gallo del Viento y los alrededores del palacio de Dar al-Horra.

Gran Vía Justo Navarro: 'Gran Granada'

Justo Navarro está considerado uno de los narradores más lúcidos de la generación que empezó a escribir en Granada a principios de los ochenta. Entre ellos, los poetas de la 'otra sentimentalidad' como Javier Egea, Álvaro Salvador, García Montero o Ángeles Mora.

'Gran Granada' está protagonizada por el viejo Comisario Polo y sus gafas de trece dioptrías, ingeniero de telecomunicaciones, visionario de la vigilancia y profeta del espionaje televisual y telefónico. El Comisario Polo, perteneciente a la Brigada Político Social, tenía su despacho en el edificio de lo que entonces era el Gobierno Civil, hoy Subdelegación del Gobierno. Hablamos del enigmático Palacio de los Muller, en plena Gran Vía de la capital granadina. En 'Gran Granada' aparecen hechos de enorme relevancia en la Granada de aquella época como las inundaciones que en 1963 asolaron el barrio del Sacromonte y la visita del Generalísimo a la zona devastada. «La novela refleja la Granada con ínfulas, la Granada cerrada, la Granada de una sociedad pacata», comenta Salazar.

Carril del Picón Ernesto Pérez Zúñiga: 'Escarcha'

Ernesto Pérez Zúñiga forma parte de esa generación que ya roza los cincuenta. Nació en Madrid, pero se crió en Granada –hoy día trabaja en el Instituto Cervantes de Madrid–. 'Escarcha' es realmente el nombre figurado que le da a Granada. Se enmarca en las denominadas 'obras de aprendizaje' porque refleja la evolución del protagonista, 'Monte', desde la infancia a la adolescencia. Gran parte de 'Escarcha' transcurre en calles como Carril del Picón, Gran Capitán, Melchor Almagro y en el mismísimo colegio de los Maristas.

También aparecen sucesos que tuvieron una enorme repercusión como el secuestro de la niña Aixa, que apareció muerta en el bosque de la Alhambra –un hecho luctuoso que inspiró a Muñoz Molina en 'Plenilunio'–. O cuando la Virgen de San Juan de Dios lloró lágrimas de sangre y se formaron aquellas larguísimas colas para ver el milagro.

Paseo de la Bomba Luis García Montero: 'Alguien dice tu nombre'

Aunque buena parte de la producción literaria de Luis García Montero está centrada en la poesía, también tiene algunas novelas muy destacables y muy granadinas como 'Alguien dice tu nombre'. Al igual que 'Gran Granada' de Justo Navarro, la acción también se sitúa en el año 1963. El protagonista se llama León Egea, algo más que un guiño a su amigo Javier Egea. 'Alguien dice tu nombre' muestra el resurgir de la consciencia (con ese) política y el compromiso a partir de la relación entre las células comunistas durante el franquismo.

Ese verano de 1963, seco, caluroso y desatinado, es también el verano del despertar de León Egea que, alejado del ambiente claustrofóbico de su pueblo y herido por la literatura, comienza a trabajar en la editorial Universo y vive su primer amor, Consuelo. Y todo sucede en Granada. El Paseo de la Bomba aparece con frecuencia –ahí se crió García Montero–, pero también otros barrios, ya que León Egea se desplaza barrio por barrio vendiendo enciclopedias.

Avenida de Dílar Alfonso Salazar: 'Un gorrión sentimental'

El escritor zaidinero Alfonso Salazar ultima ya el relanzamiento con la editorial PG de sus cuatro libros protagonizada por el detective Matías Verdón y el excartero alcoholizado Desastres –revisión y reedi ción–. Los dos primeros que verán la luz, el mes que viene, serán 'Un gorrión sentimental' y 'Si me pudieras querer'. Las novelas muestran la evolución del Zaidín desde 1986 hasta 1996, diez años que también son un repaso a la historia de Granada y de España.

Cada una de las novelas es un caso de Verdón. La primera se desarrolla en el otoño de 1987 con referencia a aquel partido histórico de Diego Armando Maradona con la camisola del Granada en el nuevo Los Cármenes contra el Malmoe. La segunda en el invierno de 1988, cuando se convoca la huelga general del 14 de diciembre. Una de las escenas se produce en el Día de la Toma. La tercera en la primavera de 1992, con personajes que visitan la Expo de Sevilla. Y la cuarta en el verano de 1996, que empieza en el Corpus y que termina en la Virgen de las Angustias, las dos fiestas que marcan el principio y el fin del estío en Granada.