«'En los estantes' es un reflejo de mi vida y de lo que leo»

Gilabert presenta poemario con prólogo de Praena y carta-epílogo de Fernando Jaén/A. ARENAS
Gilabert presenta poemario con prólogo de Praena y carta-epílogo de Fernando Jaén / A. ARENAS

Javier Gilabert presenta este jueves su última obra

ANTONIO ARENAS GRANADA

Javier Gilabert (Granada, 1973) presenta hoy su nuevo libro de poemas, 'En los estantes', en la Biblioteca de Andalucía a las 20.00 horas, acompañado por el poeta Juan Carlos Friebe y el editor Víctor Miguel Gallardo. Debido a la repercusión de su primer libro, 'PoemAmario', Gilabert vuelve a escribir medio centenar de poemas que han sido depurados por amigos poetas como Fernando Jaén, Gerardo Rodríguez-Salas o Carlos Allende. «En la primavera le pido ayuda a Carlos Allende, quien a modo de corrector, me hace ver lo que es escribir poemas. Al mismo tiempo, Juan Carlos Friebe imparte un taller en La Qarmita al que me apunto y que se convierte en mi punto de partida, paso del verso libre a la métrica y trabajo mucho hasta que lo termino. Al ver que Esdrújula proponía un concurso lo tomé como meta. El libro está dedicado a la memoria de mi padre que falleció a finales de verano. En octubre salió el fallo del concurso y me informan que había quedado finalista y dado que el jurado ha sido Antonio Praena, Raquel Lanseros, Joaquín Pérez Azaústre y Ángeles Mora consideran que merece la pena publicarlo. Ahí nació el libro», explica. El título lo toma prestado de unos versos que dicen «me sorprende que quepa la vida en los estantes», pues el protagonista tiene muy presente los libros y «la estantería como mueble pero también como idea de lugar en el que vamos atesorando los momentos».

El libro va precedido de un «magnífico y largo prólogo» de Antonio Praena, al que siguen tres capítulos, siendo el primero 'Mudanza', en el que encontramos al autor en busca de sí mismo. Le siguen 'En la estantería' y 'Los libros'. «Es un reflejo de mi vida y, por lo tanto, están mi mujer y mis hijos que son parte muy importante. También es un reflejo de lo que leo», añade antes de reconocer la influencia de «los libros ajenos» entre los que cita a Friebe, Claudio Rodríguez, Valente… Como colofón, incluye una Carta epílogo de Fernando Jaén.

Temas

Libro