Un laboratorio de plantas y abejas en pleno Parque de las Ciencias

Representantes de las insituciones púbilcas en frente de una de las mesas talleres. /P. C.
Representantes de las insituciones púbilcas en frente de una de las mesas talleres. / P. C.

El museo presenta su nueva exposición y taller temporal en la Ventana a la Ciencia: 'Evolución y conservación de plantas'

MARINA NAVASGranada

Un maniquí vestido de apicultor en lo que parece un escaparate llama la atención de los visitantes que entran al Parque de las Ciencias. Enfrente del famoso robot del museo, la Ventana a la Ciencia trae a la ciudad parte del mundo rural con la exposición y taller temporal 'Evolución y conservación de plantas'. El espacio estará disponible hasta el mes de octubre y ofrece una oportunidad para «demostrar que la ciencia no es solo probetas y laboratorios».

'Evolución y conservación de plantas' muestra «diferentes estudios relacionados con la diversidad vegetal» por el grupo de Ecología Reproductiva de plantas de la Universidad de Sevilla (US). Durante el proyecto, el equipo se centró en diferentes aspectos como «catalogación y descripción de las especies vegetales del territorio, el estudio de los mecanismos reproductivos que sustenta la diversidad vegetal y el estudio de interacciones de las plantas como medio biótico y abiótico y como dan lugar al origen de nuevas especies», explica Montserrat Arista, catedrática de Botánica y Vicedecana de Investigación y Postgrado de la US en el acto de presentación de la exposición.

La temática ahonda las claves para solucionar un gran problema medioambiental actual: la pérdida de biodiversidad. «Para saber si la stamos perdiendo tenemos que saber qué especies hay en nuestro entorno y cuáles son los tipos de interacciones entre las plantas», explica la Montserrat Arista. El director del área de Ciencia y Educación del Parque de las Ciencias, Javier Medina complementó explicando que «en el momento en el que conozcamos más sobre las relaciones entre las plantas, de su parentesco y las amenazas a las que están sometidas en el mundo natural podremos organizar mejor la gestión del medio natural y establecer unas mejores políticas de sostenibilidad».

La exposición ofrece «contenidos generales para el público muy amplio, pero también talleres dirigidos al público más joven de primaria y secundaria», explicó la catedrática de Botánica. En ella los visitantes más pequeños pueden buscar e identificar semillas en un recipiente con arena para que «comprendan la importancia de las semillas como un almacén que puede sobrevivir cientos de años»; también pueden observar diferentes polinizadores como las abejas o las polillas, aprender de qué color ven las abejas las flores o extraer el ADN de una planta.

La Ventana a la Ciencia es un proyecto inaugurado en 2008 por el que ya han pasado 46 grupos de investigadores de las nueve universidades públicas andaluzas y que ese año celebra su quinto programa. El espacio «permite acercar el conocimiento al gran público que pasa por el Parque, impulsar la divulgación y difusión científica en las universidades y dar a conocer a la sociedad que la educación es una inversión de futuro», explicó Víctor Medina. Además, Inmaculada Ramos, directora general de Universidades de la Junta de Andalucía señaló en la presentación que este escaparate «favorece la divulgación científica, acercando la ciencia a las mujeres, que suponen una minoría en los programas de investigación».