Silvio Rodríguez recibió la Medalla de Oro del Festival de Música y Danza

Silvio Rodríguez recibiendo la Medalla de Oro del Festival de Música./ROMÁN
Silvio Rodríguez recibiendo la Medalla de Oro del Festival de Música. / ROMÁN

Se le entregó «por su extraordinaria calidad artística que ha desarrollado a lo largo de su carrera profesional, constituyéndose en uno de los hitos culturales y musicales de nuestro tiempo»

ALBERTO ROMÁN ÚBEDA.

El cantautor cubano Silvio Rodríguez volvió ayer a perderse por estos cerros casi 34 años después de su primera y única visita al municipio. Aquella vez llegó a Úbeda para protagonizar, en el pabellón polideportivo municipal, uno de los espectáculos musicales programados para la Feria de San Miguel de 1985. Fue un 4 de octubre. Y en esta ocasión pasó por la ciudad para participar en el multitudinario concierto que ofreció anoche, en la plaza de toros, la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba en el marco de la trigésimo primera edición del Festival Internacional de Música y Danza 'Ciudad de Úbeda'.

Pero además, el máximo exponente de la llamada nueva trova cubana tuvo otra cita en el municipio, pues recogió la Medalla de Oro del ciclo musical de la primavera ubetense. La Asociación Cultural Amigos de la Música, organizadora del festival junto al Ayuntamiento de Úbeda y con la colaboración y patrocinio de otras administraciones y entidades, le concedió este reconocimiento anual «por su extraordinaria calidad artística que ha desarrollado a lo largo de su carrera profesional, constituyéndose en uno de los hitos culturales y musicales de nuestro tiempo».

Arropado

El acto de entrega tuvo lugar por la mañana en el auditorio del centro cultural Hospital de Santiago y corrió a cargo de la alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares, y el director del festival y presidente de Amigos de la Música, Diego Martínez. Silvio Rodríguez, sencillo, cercano y agradecido, fue recibido entre aplausos por numerosos apasionados de su música que quisieron arroparle y mostrarle su admiración.

En su intervención rememoró aquella feria de 1985, que pudo conocer bien pues se quedó durante varios días en la ciudad acompañado de la banda Afrocuba, hospedados todos en un modesto alojamiento. «Guardo muchos recuerdos hermosos que me atan a esta ciudad, además de tener un amigo extraordinario, un poeta tremendo, un gran trovador, que es de aquí», dijo aludiendo a Joaquín Sabina y mostrando su gratitud a Úbeda.

«Yo creo que esta medalla me la dan porque llevo demasiados años haciendo esto e insistiendo», manifestó posteriormente a los periodistas en un tono más desenfadado, confesando no haber trabajado nunca para conseguir reconocimientos. «El premio más grande es llegar a un lugar como Úbeda, con tanta importancia histórica y tanta tradición, y que te demuestren que te quieren», añadió.

También se llevó como recuerdo una copia de los fueros de la ciudad y un bonito estuche que contenía una botella de aceite y una pieza de cerámica ubetense. Incluso de manos de Juan José Gordillo, presidente del colectivo Peor para el Sol, recibió una memoria con todas las actividades desarrolladas en las Jornadas 'Sabina por aquí' y una invitación formal para participar en alguna próxima edición.

Posteriormente atendió a muchos de los allí presentes, incluso a alguna compatriota, se fotografió con ellos y firmó varios discos, siempre cordial y agradecido por tanto cariño.

El premio

La Medalla de Oro del Festival Internacional de Música y Danza se ha entregado en anteriores ediciones a personalidades e instituciones de la talla de Montserrat Caballé, Victoria de los Ángeles, Josep Carreras, Jehudi Menuhin, Antonio Fernández-Cid, Orquesta Nacional de España, Orquesta Sinfónica de RTVE, Alfredo Kraus, I Musici, Orquesta Ciudad de Granada, Paloma O'Shea, Joven Orquesta Nacional de España (JONDE), Jordi Savall, Javier Perianes, Archivo Manuel de Falla, La Fura dels Baus, la Reina Doña Sofía, Teresa Berganza, Miguel Ángel Gómez-Martínez, Orquesta Ciudad de Córdoba, Ivo Pogorelich, Ayuntamiento de Úbeda o Manuel Hernández Silva.