Santi Rodríguez abre su corazón en Peal de Becerro con la obra 'Infarto'

Santi Rodríguez con 'La Criba' de Peal de Becerro. /J.L.G.
Santi Rodríguez con 'La Criba' de Peal de Becerro. / J.L.G.

Las dos actuaciones fueron previas al gran estreno hoy en el Teatro Maestro 'Álvarez Alonso' de Martos

JOSÉ LUIS GONZÁLEZ PEAL DE BECERRO.

Santi Rodríguez eligió el Teatro 'Ala Oeste del Cine San Antonio' de Peal de Becerro para dar forma a su último espectáculo, 'Infarto'. Este es, sin lugar a dudas, el más personal de los trabajos realizados hasta ahora por el cómico jienense y no podría haber elegido un marco más adecuado e íntimo. Así que, tras el pertinente periodo de ensayos, el recinto teatral regentado por el director del grupo de teatro 'La Criba', Francisco Zaragoza, ha sido testigo de dos preestrenos dedicados a amigos y familiares del actor y su anfitrión. El gran estreno tendrá lugar hoy en el Teatro 'Maestro Álvarez Alonso' de Martos, para el que ya se ha colgado el cartel de no hay billetes.

'La Criba'

Con estos ingredientes, el actor y el centenar de familiares y amigos que allí se dieron cita en cada una de las funciones -entre los que se contaron la mayoría de los componentes de 'La Criba'-, vivieron el preestreno en medio de emociones encontradas. El desenfreno habitual de risas y carcajadas que acompañan cada espectáculo de Santi Rodríguez se entremezcló aquí con un punto de ternura por encima de lo habitual, y finalizó con las lágrimas incontenibles del actor ante el largo y emocionado aplauso que se le brindó desde el patio de butacas.

Este es el más personal de los trabajos realizados hasta ahora por el cómico jienense

Aquí no existía esa contraprestación entre actor y público, en la que aquel salta al escenario a cambio de una cantidad económica que cada espectador paga para adquirir su entrada. En el teatro solo había intimidad y cariño, además de muchas ganas de pasar una inolvidable velada.

Manu Sánchez

Y así fue. Durante una hora y cuarenta minutos Santi Rodríguez desgranó un desternillante monólogo en el que también se nota la mano del cómico sevillano Manu Sánchez, protagonista además de las voces en off. Ambos han preparado con mimo 'Infarto' durante su estancia en Peal de Becerro. Una historia que se podría decir está basada en hechos reales: el infarto sufrido por el propio actor el pasado verano. Algo que no debería extrañar mucho teniendo en cuenta que Rodríguez habitualmente se ríe hasta de su sombra.

En el teatro solo había intimidad y cariño, además de muchas ganas de pasar una inolvidable velada

Así que, una vez restablecido, repasó esa experiencia para hablar de la vida y de la muerte a su modo. Para hablar de la enfermedad y los distintos modos de enfrentarla; de las diversas relaciones familiares y amistosas; o de las experiencias vividas. Pero, sobre todo, del presente, 'del ya, del ahora'. Porque esta obra es un canto a la vida y a su disfrute.

En el caso del actor jienense, escapar a la enfermedad supuso para él una segunda oportunidad que le está permitiendo poner en práctica toda una la lista de asuntos pendientes que estuvo a punto de dejar sin cumplir, desde los deseos más simples y veniales a los proyectos más ambiciosos. Así que la historia no podría terminar de otro modo que con una moraleja: «sal y vive».