Etnosur mira a las raíces del folclore jienense

De izquierda a derecha, Pedro Melguizo, Juan Manuel Marchal, Mariano Aguilera, Pilar Parra y Javier Lozano./Irene. M. García
De izquierda a derecha, Pedro Melguizo, Juan Manuel Marchal, Mariano Aguilera, Pilar Parra y Javier Lozano. / Irene. M. García

La música y tradiciones de la provincia serán las protagonistas de la nueva edición del tercer festival de Jaén en julio, los días 19 al 21 en Alcalá la Real

IRENE MORAL GARCÍAJAÉN

Olivos, sierra, un río que recorre toda Andalucía, un poema de Miguel Hernández junto a una canción de Manolo Escobar, los muros del palacio de Jabalquinto o los de la Catedral de Jaén, son elementos que constituyen las raíces de la provincia jienense, que cuentan una historia acerca de un pasado que muchos no conocen y que, sin embargo, forma parte de ellos. Y eso es lo que intenta recuperar el festival Etnosur de 2019, que ha emprendido un cambio de enfoque para recuperar las raíces del folklore jienense.

Tal y como se anunció ayer en la presentación del mismo en la Diputación Provincial, este año, a diferencia de los anteriores donde el tema principal fue en torno a otras culturas y pueblos, como la vibrante música de la sabana africana o los exóticos ritmos del Océano Pacífico, el festival rinde en 2019 homenaje a la provincia de Jaén y a sus diez comarcas, aunque manteniendo como siempre la fusión de culturas que da sentido a Etnosur. Una apuesta arriesgada que pretende vincular a los jienenses y despertar el orgullo por su tierra, en palabras de Pedro Melguizo, director del festival, quien considera esta temática «muy importante» tanto para el encuentro musical de Alcalá la Real como para la propia provincia.

Proyecto étnico

Aunque esta mirada hacia las raíces jienenses y su folclore forma parte de un proyecto étnico más amplio, que ha llevado a cabo durante el último año la Diputación Provincial, y que ya se ha proyectado anteriormente en distintos municipios como Baños de la Encina o Torredelcampo. No obstante, será la primera vez que en Etnosur sean grabadas las piezas musicales en audio-vídeo, con la intención de que formen parte del patrimonio bibliográfico de la Diputación.

En cuanto al proceso de creación de este repertorio musical, se ha tratado de un arduo proyecto en el que se recopiló durante dos o tres meses la música más tradicional de toda la provincia, para que a partir de la inspiración de sus sonidos el músico Sergio Albacete, famoso saxofonista jienense fundador de la asociación Jaén Jazzy, compusiera un total de diez canciones. Con ello se quiere recordar a la música transmitida a través de generaciones mediante la cultura popular, pero adaptándola al siglo XXI, sin alterar por ello ninguna de las letrillas jienenses que constituyen la prosa de las canciones, manteniéndolas tal y como fueron recopiladas. Melguizo también insistió en que este festival «no es solo para disfrutar, sino también para aprender», esperando con este nuevo enfoque despertar la curiosidad de los jienenses por el folklore de su tierra, cuya historia aún no conocen todos ni del todo.

No obstante, el folklore provincial no será el único protagonista del festival. También estarán presentes algunos grupos andaluces, junto con otros cantantes y artistas provenientes de otras partes del mundo.

Preparativos

El festival Etnosur tendrá lugar entre los días 19, 20 y 21 de julio, como siempre en Alcalá la Real, y para ello ya se está preparando su comienzo. Para su nuevo alcalde, Marino Aguilera, la ciudad se está «transformando» ya, hay carpas montadas y «empieza a hervir el inicio de Etnosur». El festival dará comienzo formalmente en la presentación del viernes en la pensión Facundo. Allí se recibirá el programa cultural de la Casa África 'Vis a Vis', premiado por Etnosur este año, y también a otras personalidades como el ministro de turismo de Ghana, país que contará en esta edición con dos grupos de artistas. Por último, el alcalde también animó a participar a los jienenses en un festival que está «a la altura de cualquier festival de Andalucía», dijo, y que encontrarán además a una ciudad «completamente volcada» con la cultura y el programa de la vigésimo tercera edición de Etnosur.

Último año gratis

En cuanto al precio, una vez más el festival será gratuito, aunque el alcalde de Alcalá anunció la decisión para futuras ediciones de implantar tasas para las autocaravanas o el uso de las infraestructuras. También informó de la intención de acabar con la gratuidad total del festival, aplicando una entrada que espera que no sea disuasoria, puesto que «cobrar 3 o 5 euros no supondrá un gasto excesivo que impulse a la gente a no asistir al festival».

Además, en cuanto a las metas, un objetivo logrado este año era intentar mejorar las infraestructuras, haciendo que ahora los futuros visitantes dispongan de una mayor zona de aparcamiento, más prevención policial, permiso para autocaravanas, etcétera. No obstante, el alcalde afirmó que se piensa seguir trabajando en la mejora de esas infraestructuras para próximas ediciones.

Igualmente, este año el festival incorpora una nueva perspectiva que es también un gran objetivo a largo plazo: lograr la implicación de los alcalaínos en el evento. «Normalmente, en el Etnosur participa gente joven, pero yo espero que con el tiempo consigamos que gente de mi edad no vea el festival como un motivo para irse del pueblo, sino para quedarse y disfrutarlo como lo hace el resto de alcalaínos y las miles de personas que vienen de fuera», subrayó el regidor.

En cuanto al número de visitantes que acude al festival, aunque no se puede conocer la cifra exacta, la estimación en 2018 fue de 70.000 personas, aproximadamente, provenientes de fuera de Alcalá.