El Cronista Cazabán premia un trabajo de arquitectura industrial

El Cronista Cazabán premia un trabajo de arquitectura industrial
DIPUTACIÓN DE JAÉN

El otro galardón del Instituto de Estudios Giennenses, el de Medio Ambiente, se centra en la gestión de residuos

A. ORDÓÑEZJAÉN

El Instituto de Estudios Giennenses (IEG) de la Diputación ha hecho públicos los trabajos ganadores de dos de los galardones que convoca anualmente, el Premio de Investigación Cronista Alfredo Cazabán y el Premio de Investigación Agraria y Medioambiental, que este año han recaído en un estudio sobre la arquitectura industrial jienense, que es obra de Sheila Palomares, y en otro centrado en la gestión de las aguas residuales en la provincia de Jaén, que han realizado Encarnación Moral, Leticia Gallego, José Antonio Sánchez e Isabel María Román.

El diputado de Cultura y Deportes, Juan Ángel Pérez, recordó que ambos certámenes «están a disposición de los investigadores» y son una muestra del «afán constante que tiene la Diputación, en este caso a través de su organismo autónomo del IEG, de apoyar la cultura, el conocimiento y la investigación en todos aquellos temas que atañen a nuestra provincia». Estos galardones abarcan, como apostilla Pérez, «dos áreas del saber bien distintas con un único objetivo: continuar profundizando en el conocimiento de nuestra provincia en temas tan vitales como por ejemplo la agricultura o el arte, en una tierra con 66 millones de olivos que además es la única provincia que atesora dos ciudades que son Patrimonio de la Humanidad». Ambos premios, que están dotados con 3.500 euros cada uno, se entregarán en un acto que tendrá lugar el próximo lunes, 15 de octubre, en el Aula de Cultura de la Diputación.

La investigación galardonada con el Premio Cronista Cazabán 2018, que este año giraba en torno al tema del arte, lleva por título 'Pan y aceite. Arquitectura industrial en la provincia de Jaén. Un patrimonio a conservar', y ha sido realizada por Sheila Palomares, una arquitecta titulada por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Granada. En su trabajo aborda la arquitectura industrial dedicada a la transformación y almacenamiento de cereales en la provincia de Jaén y a la relacionada con la fabricación de aceite. Dividido en cuatro partes, en la primera se analiza el contexto geográfico jienense, así como la transformación del paisaje agrario desde la antigüedad hasta la época contemporánea, destacando los cambios producidos por el paso de un paisaje agrario basado en el policultivo a otro muy distinto sustentado en el monocultivo. La segunda parte de la obra se centra en el estudio de los cereales y su transformación, con ejemplos en espacios geográficos como Linares, Andújar, Arjonilla, Fuerte del Rey y Jaén. A continuación, desgrana las estructuras de almacenamiento de cereal. Junto a los cereales, esta parte del trabajo también profundiza en el mundo del aceite, sobre el que plantea cuestiones como el tipo de industrias existentes, si se trata de molinos de aceite, almazaras o fábricas de aceite. Finalmente, la tercera y cuarta de este estudio giran en torno a la puesta en valor y buenas prácticas sobre este patrimonio.

Investigación agraria

En cuanto al trabajo ganador del Premio de Investigación Agraria y Medioambiental 2018, se titula 'Protección del Medio Ambiente y vertido de aguas residuales: análisis de la gestión del proceso de depuración de los efluentes hídricos urbanos en la provincia de Jaén', y ha sido elaborado por los profesores universitarios Encarnación Moral, Leticia Gallego, José Antonio Sánchez e Isabel María Román. En su obra se adentran en la problemática de la depuración de aguas residuales en los municipios jienenses, teniendo como punto de partida la responsabilidad de los entes locales dentro de su ámbito competencial. En el estudio se da a conocer la situación del sistema de gestión de las aguas residuales en la provincia de Jaén para valorar su nivel de eficiencia y cumplimiento de lo dispuesto en la correspondiente directiva europea.

Fotos

Vídeos