BluesCazorla... a por el 25 aniversario

Público entregado a la música de The White Bufalo./JOSÉ LUIS GONZÁLEZ
Público entregado a la música de The White Bufalo. / JOSÉ LUIS GONZÁLEZ

Cazorla despidió a los miles de visitantes, muchos reincidentes, que acuden al festival

JOSÉ LUIS GONZÁLEZCAZORLA

La última jornada del XXIV Festival Internacional BluesCazorla tuvo como siempre el sabor agridulce de la fiesta que llega a su fin. Pero este año con el aliciente de la ilusionada espera del mes de julio de 2019, momento en el que la gran familia blusera que, edición tras edición, se reúne en el municipio serrano celebrará el 25 Aniversario de este evento. Nadie con dos dedos de frene alberga la más mínima duda del creciente interés de todos los actores que intervienen en el festival más exitoso del verano jienense. Ayuntamiento de Cazorla, Riff Producciones, empresarios, público y cazorleños y cazorleñas en general esperan celebrar por todo lo alto los veinticinco años de esta feliz idea de su director de siempre, Carlos Espinosa, y otros locos de la música.

Seydel, Brad Stivers y Ana Popovic ofrecieron unas interesantes master class

Pero antes de pensar en el año que vine hay que contar lo ocurrido durante la tarde y la noche del sábado. Y lo primero es confirmar la creciente respuesta del público, que volvió a abarrotar todos los escenarios 'como siempre' o 'como nunca', según con quien se hablara. Ocurrió en el Auditorio del Parque, donde desde hace unos años ya se controla la entrada para que no se supere el aforo aconsejable para la seguridad del público. Razón por la cual hay mucha gente que se ha de quedar fuera esperando a que alguien salga para ocupar su lugar. Este problema, junto a la actual mala acústica del escenario que vio nacer el festival, parece aconsejar que la organización pueda tomar algún tipo de medida cara al futuro. Aún y con todo, los Lapido, Nat Simon y Red Bead gozaron en comunión con un público entregado de un impresionante ambiente marca de la casa durante tres horas de música y músicos de enorme calidad.

En este punto también hay que detenerse en las dos interesantes master class que ofrecieron, el viernes y el sábado en el Teatro de la Merced, Seydel y su armónica, Brad Stivers y Ana Popovic. Un lujo para los adictos al blues y el mejor modo de conocer los entresijos del género de la mano de sus protagonistas.

Tremendos The White Bufalo

Y llegó la última noche de este BluesCazorla en la Plaza de Toros, que presentó desde el inicio un aspecto inmejorable. No mereció menos la banda The White Bufalo, sin duda la gran sorpresa este año para quienes no los conocieran. La extraordinaria voz de Jake Smith, con su guitarra acústica, compitió a la altura de las estrellas con la batería de Matt Lynott. Ambos rompieron la noche y el público no daba crédito a lo que estaba viviendo. Smith, con su potentísima voz rota y preñada de matices, y Lynott, casi emulando él solito a todos los componentes de Mayumana, llevaron a su máximo esplendor estilos hermanos como el rock, el folk o el country alternativo. El concierto se prolongó durante hora y media y nadie en el público quería que se acabara.

Difícil para Joe Louis Walker & Zac Harmon salir al escenario tras tal despliegue musical. Pero el blues siempre ha de triunfar en Cazorla. Y así lo hizo con estas dos leyendas vivas: el primero, miembro del Salón de la Fama de Blues, cuatro veces ganador del Premio Blues Music y con cincuenta años de carrera a sus espaldas; y el segundo, emblemático guitarrista, compositor y cantante de Missisippi cuyos genes musicales mezclan las raíces del delta y la vieja escuela con temáticas y enfoques creativos conectados al presente. El mejor blues en el mejor escenario posible.

Justo después llegó toda una diva de talla mundial: Ana Popovic. ¡Cuánto talento!. Y, por qué no decirlo, ¡cuánta belleza! Ambas cualidades, unidas, son un veneno del que es difícil escapar y ella lo sabe. Y lo utiliza. El resultado no pudo ser otro que la sumisión total del público. Así lo encontró la joven banda Derobert & Halftruths, con un blues fresco e ideal para poner el punto y final a otro BluesCazorla, que ya cuenta los días que restan para el 25 aniversario.

Fotos

Vídeos