Adiós a un flamencólogo y a un amigo

Rafael Valera para una semblanza hecha en IDEAL. :: j. pastor/
Rafael Valera para una semblanza hecha en IDEAL. :: j. pastor

Rafael Valera Espinosa falleció ayer a los 68 años y dejó conmocionado al mundo del flamenco, que tanto amaba y que tanto defendió durante toda su trayectoria

L. CÁDIZ/ A. ORDÓÑEZ/ L. VELASCOJAÉN

Recordar a Rafael Valera y que en la imagen que venga a la memoria no esté acompañado de su puro, es prácticamente imposible. Eran amigos inseparables. El puro y su socarronería iban siempre con este carchelejero, nacido en 1950, y que ayer, a sus 68 años, dejó este mundo para irse a otro en el que seguro está ya sentado en torno a una mesa junto a sus queridos Pepe Polluelas, El Gallina o Rosario López, disfrutando de sus cantes o hablando de este Jaén que tanto quería Rafa Valera.

Un cáncer vino a por él hace pocos meses y se lo llevó demasiado pronto, aunque el legado que deja es amplio. Rafael Valera era un apasionado del flamenco, uno de los mayores expertos en la materia, que fue la voz del flamenco en Jaén durante muchos años y que durante décadas y hasta que la enfermedad lo sorprendió, puso negro sobre blanco sus conocimientos, en esta casa, en IDEAL.

A Rafael Valera le entró la pasión por el flamenco cuando tenía 14 años e ingresó en la emisora La Voz de Jaén, después Radiocadena y Radio Nacional. Allí desarrolló toda su trayectoria laboral, en la gestión administrativa, siendo director de la emisora el también fallecido Fernando Arévalo.

«Tenía un sentido del humor extraordinario y era de una calidad humana increíble» Carmen Linares | Cantaora

Fue de la mano del periodista Juan José Fernández Trevijano que llevó su pasión por el flamenco a los medios de comunicación. En 1974 comenzó en Radio Nacional de España un programa de flamenco, que se mantuvo hasta 1993, aunque después siguió también asomándose a los receptores con los sones flamencos. En IDEAL ha ejercido durante décadas como crítico flamenco, y cada domingo publicaba su opinión 'Por soleá'. En los últimos años sumó a esto la sección 'Memoria flamenca', en la que repasaba sus crónicas de años de entrevistas en la Peña Flamenca de Jaén.

Fue uno de los fundadores de la revista Candil, de la que seguía siendo su director, y firmó como tal el número 160 de esta publicación, que se presentará el próximo 20 de diciembre, aunque él ya no podrá estar presente.

«El flamenco de Jaén pierde a uno de sus grandes defensores, pero quedan sus publicaciones» Francisco Viedma | Federación de Peñas

Fue presidente de la Peña Flamenca de Jaén desde 2003 y hasta abril de este mismo año, en el que le relevó en el cargo Alfonso Ibáñez, y el pasó a un segundo plano, como vicepresidente.

Ayer, el mundo del flamenco, el mundo de los medios de comunicación y buena parte de la sociedad jienense quedaba en estado de 'shock' tras conocer la noticia, que la propia directiva de la Peña Flamenca de Jaén daba a conocer a través de las redes sociales.

Reacciones

Son muchas las reacciones que ha provocado su marcha. La cantaora Carmen Linares ayer se mostraba muy afectada y hablaba de muchas vivencias junto a Rafa Valera y su familia, desde que se conocieron en un festival de Pegalajar, allá por 1970. «Decía que Rosario López y yo éramos sus dos cantaoras», recordaba Carmen Linares.

«Tenía un sentido del humor extraordinario, era de una calidad humana increíble, que estaba muy orgulloso de su hija y que ha sido un pilar para el mundo del flamenco, por la gran difusión que le ha dado».

El actual presidente de la Peña Flamenca de Jaén aseguraba que «ha sido una gran pérdida para la Peña Flamenca de Jaén y para el flamenco en general». «Ha sido una persona muy entendida, poco comprendida quizás -porque decía verdades como puños en relación al flamenco-. Ha sido un trabajador incansable para poner el flamenco en el lugar que él entendía que debía estar, y últimamente, una vez que dejó la presidencia de la Peña, ha escrito algunos artículos muy reivindicativos a favor del flamenco».

El abogado y escritor, Alfonso Fernández Malo, destacó su labor como presidente de la Peña Flamenca, así como su esfuerzo por difundir el flamenco.

El secretario general de Podemos Jaén, Lucas Martínez, aseguró que para «el flamenco de Jaén es una pérdida irreparable, pues sin duda es el flamencólogo más importante que ha tenido Jaén. Sabía de todo y conocía de todos, y además no era de los que se quedaba en su casa escribiendo, quería sacar el flamenco adelante como fuera. En la Peña Flamenca de Jaén ha hecho un trabajo increíble, y como persona también ha sido increíble. Lo voy a echar mucho de menos y ojalá el flamenco de Jaén pueda superar esta pérdida».

Francisco Viedma, presidente de la Federación de Peñas Flamencas de Jaén y presidente de la Confederación Andaluza de Peñas Flamencas, dijo que «con el fallecimiento de Rafa, el flamenco de Jaén pierde uno de sus grandes defensores. Con sus publicaciones es la persona que más ha sabido defender el flamenco de la tierra, reivindicando el flamenco de Jaén, y el origen en Linares de la taranta como madre de los cantes de la minas. En su trabajo como investigador, es destacable también la semblanza que ha realizado de los cantes de nuestra tierra, al igual que la difusión y el apoyo a cantaores como Rafael Romero 'El Gallina' o Gabriel Moreno».

Viedma continuó asegurando que «el flamenco de Jaén y su base de investigación va a sentir su pérdida. Pero ahí están sus publicaciones, pues desde sus semblanzas en IDEAL y en la revista Candil, ha escrito sobre los grandes clásicos del flamenco. Ha sido una digna labor, y desde aquí lanzo la idea de recopilar sus artículos de 'Por Soleá', sus opiniones... y juntarlos en un libro sobre el flamenco de Jaén».

El cantaor 'Niño Jorge' reconoció estar «conmocionado». «Para todos los que conocimos a Rafa en el ambiente del flamenco, sabemos qué clase de persona ha sido. Ha sido de las personas más importantes, pues siempre ha estado a favor de nuestro arte. Llevaba vinculado a la Peña prácticamente desde sus inicios, ha sido un crítico y estudioso buenísimo; y siempre ha apostado por los cantaores de la tierra. En mi caso, ha sido una persona que siempre ha creído en mí y me ha ayudado en todo lo que ha podido. Y ya si hablo de él como persona, pues ha sido un gran amigo, con el que he disfrutado noches inolvidables en muchos lugares, en Barcelona, Santander, en mil sitios. Ha sido una persona que ha aportado mucho al flamenco de Jaén».

En la misma línea se pronunció el guitarrista, José Rojo. «Creo que se ha perdido un gran aficionado al flamenco, pero además hemos perdido a un gran amigo. Rafa era la cabeza visible del flamenco en la capital jienense. Era una enciclopedia del arte flamenco que sabía aconsejar sobre lo que había que hacer. Era una persona que amaba el flamenco. Y que amaba mucho a su peña flamenca. Ha sido durante muchos años el presidente de una peña flamenca como la de Jaén, con el trabajo que ello conlleva, por lo que la capital ha perdido a su cabeza visible. Y en el plano personal, se me ha ido un amigo. Un amigo que me ha prestado siempre su apoyo incondicional. Sabía tanto de flamenco que sus consejos los escuchabas, y los aplicabas cuando tenías que hacerlo. Siempre que le pedía su consejo estaba ahí para echar una mano».

El funeral está previsto para hoy, a las 16.30 horas, en la capilla del tanatorio Ciudad de Jaén, en el Polígono de Los Olivares.

 

Fotos

Vídeos