Granada es el mejor lugar de España para ver las Perseidas de esta noche

Sierra Nevada, por su altura, es el mejor lugar de la Península para disfrutar de las Lágrimas de San Lorenzo./ALFREDO AGUILAR
Sierra Nevada, por su altura, es el mejor lugar de la Península para disfrutar de las Lágrimas de San Lorenzo. / ALFREDO AGUILAR

Sierra Nevada, la mejor localización de la Península para ver el espectáculo de las Lágrimas de San Lorenzo | La lluvia de estrellas se podrá observar desde el domingo, pero el apogeo en la provincia será a las cuatro de la madrugada del martes

Jorge Pastor
JORGE PASTORGranada

Si mirar al cielo es uno de los espectáculos gratuitos más bellos e inspiradores, hacerlo estos días, coincidiendo con las Perseidas, ya es 'lo más de lo más'.Las lágrimas de San Lorenzo lloverán sobre la Tierra a partir del domingo, aunque el máximo esplendor se producirá en Sierra Nevada a las cuatro de la madrugada del martes. Observar este fenómeno desde el lugar más elevado de la península es una experiencia fascinante: da la sensación de que pudiésemos tocas las estrellas fugaces mientras vuelan a 270.000 kilómetros por hora sobre nuestras cabezas. En ese momento, en el del máximo apogeo, se podrán observar en la Sierra entre 100 y 120 por minuto. Sólo hace falta madrugar, llevarse una manta para extenderla sobre suelo, echar por si acaso una sudadera y confiar en que las nubes no dificulten la visión. Según la Agencia Estatal de Meteorología, cabe la posibilidad de que en algún momento el cénit se encapote.

Y es que Granada, por su orografía montañosa, es uno de los territorios de España donde mejor se puede disfrutar de este fenómeno que se produce cuando la estela de partículas del comenta Swift-Tuttle chocan contra el escudo atmosférico. ¿Dónde ver las Perseidas? Además de Sierra Nevada, el mejor sitio de España para contemplarlas junto a los Pirineos y el Teide, son especialmente propicios enclaves donde concurran estas tres circunstancias: que haya poca contaminación lumínica –es decir, algo alejados de los pueblos y ciudades–, cierta altura y espacios despejados y con poca frondosidad arbórea. Desde portales como Acierto.com se recomiendan sitios como el Llano de la Perdiz, la Sierra de Loja, la comarca de la Alpujarra y parajes como el Barranco de Huenes, cuyo mirador está situado a 1.800 metros sobre el nivel del mar.

Observación astronómica en Sierra Nevada.
Observación astronómica en Sierra Nevada. / RAMÓN L. PÉREZ

Para explicar cómo observar las Perseidas, el Planetario del Parque de las Ciencias ofrecerá a los visitantes durante la semana que viene breves sesiones explicativas en vivo dentro de su programación habitual.

Tasa horaria

El fenómeno de las Perseidas cuenta con una Tasa Horaria Zenital (THZ) de 100, que indica el número máximo de meteoros que pueden llegar a verse en una hora con las condiciones adecuadas de posición y luminosidad, lo que la convierte en una de las mayores lluvias del año. Tan sólo las Cuadrántidas, entre el 28 de diciembre y el 4 de enero, tienen un THZ de 120, al igual que las Gemínidas, entre el 4 y el 17 de diciembre. Estas dos cuentan con la 'desventaja' de que se producen en una época en la que hace mucho frío.

Si bien se conoce popularmente como 'lluvia de estrellas', las Perseidas son restos que se desprenden del cometa Swift-Tuttle, de 26 kilómetros de diámetro y una órbita de 135 años alrededor del Sol. Cada verano la Tierra se cruza en la órbita de este cuerpo celeste y se encuentra con las partículas que se han desprendido de la cola del progenitor. Al entrar en la atmósfera terrestre brillan como si fuesen una estrella y dejan una estela durante un breve periodo de tiempo. En condiciones de silencio, en ocasiones se pueden incluso escuchar.

Jardín de la astronomía del Parque de las Ciencias de Granada.
Jardín de la astronomía del Parque de las Ciencias de Granada. / IDEAL

La denominación de Perseidas se debe a que, según los estudios, los meteoros parecen provenir de la constelación de Perseo. Y el sobrenombre de las 'Lágrimas de San Lorenzo' proviene de la Edad Media: como la lluvia se produce en el entorno del 10 de agosto, día de San Lorenzo, se asociaron las estrellas fugaces a las lágrimas que derramó el santo al ser quemado en la hoguera. A pesar de no ser la mayor lluvia de meteoros que existe, se considera la más popular del hemisferio norte, ya que la época del año en la que se produce reúne las características propicias, al ser un periodo vacacional y contar con un cielo más despejado para la contemplación del fenómeno a simple vista.

Los talleres de las Perseidas no son la única actividad que el Parque de las Ciencias ofrece a los aficionados a la astronomía, una de las áreas científicas que más interés despierta en el público y un tema que atrae a visitantes de todas las edades. Un ejemplo reciente han sido las sesiones de divulgación que se llevaron a cabo en el Planetario con motivo del eclipse parcial del pasado 16 de julio, en las que se impartieron nociones acerca de este fenómeno y se ofrecieron los mejores consejos para disfrutar de su observación en condiciones óptimas.

La curiosidad por todo lo relacionado con esta disciplina ha impulsado el desarrollo de lo que se conoce como astroturismo y que convierte la visita a observatorios astronómicos, planetarios e incluso la observación de fenómenos como eclipses o la propia lluvia de estrellas en el motivo para organizar un viaje. El Parque de las Ciencias es uno de los destinos más destacados de esta tendencia turística gracias a la oferta de actividades astronómicas que incluye desde su inauguración.