La OCG difiere su decisión sobre la huelga hasta mañana

La concentración en la plaza del Carmen que dio origen a las movilizaciones en la calle./RAMÓN L. PÉREZ
La concentración en la plaza del Carmen que dio origen a las movilizaciones en la calle. / RAMÓN L. PÉREZ

Tras una maratoniana reunión en el Sercla, dice que la desconvocará «si hay un compromiso firmado por el alcalde»

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

El conflicto que se mantiene en el seno de la Orquesta Ciudad de Granada y su Consorcio aún no ha terminado. A pesar de la buena disposición manifestada por las administraciones para conseguir un acuerdo que garantice el futuro de la formación musical, incluyendo la redención de la deuda de 1,6 millones que mantiene con diversos acreedores, los miembros del Comité de Empresa que ayer acudieron a Sercla y se reunieron durante tres horas con la concejala de Cultura del Ayuntamiento, María de Leyva, no lo ven claro. Primero, porque la Junta no envió representante alguno a esa reunión, siendo como es parte interesada en resolver el asunto tanto como el Ayuntamiento o la Diputación. En segundo lugar, porque «en la reunión del Consejo, cada uno oyó lo que quiso, y nosotros no oímos en ningún momento la palabra compromiso«. Y finalmente, porque no están de acuerdo con las condiciones, ya que entre los 'sacrificios' que van a tener que hacer los trabajadores está la pérdida de una paga extra que data de 2013 y a la que tienen derecho. La respuesta, en la reunión convocada para mañana jueves a las 9.30 horas.

El presidente del Comité de Empresa, Jaume Esteve, ha ejercido una vez más como portavoz de los músicos, y deja muy claras las condiciones requeridas para desconvocar una huelga que «debiera empezar esta misma noche a las 0.00 horas. Vamos a dar una última oportunidad a las administraciones para que cumplan lo acordado. Hasta que no veamos un documento donde se pongan por escrito los compromisos, firmado por el presidente del Consorcio -a la sazón, Francisco Cuenca, alcalde de Granada-, seguiremos adelante con lo previsto. Si no hay documento, habrá huelga«.

Dura negociación

La reunión de esta mañana ha incluido una negociación en la que se ha intentado convencer a los trabajadores de que no había marcha atrás, que el acuerdo -consolidar un presupuesto de algo más de cuatro millones de euros y el pago completo de la deuda en dos años como máximo-, es firme. Tras un receso en que los representantes de los trabajadores han evacuado consultas con sus compañeros, «y a pesar de una década de promesas incumplidas», según Esteve, «vamos a esperar, porque lo último que queremos es dejar a los aficionados sin disfrutar de la ópera. Nosotros no queremos la huelga, pero las circunstancias nos obligarán si no hay respuesta».

También recordó que los trabajadores ya renunciaron a cobrar pagas extras de varios años, y que no están dispuestos a seguir con las renuncias sin recibir nada a cambio. El desfase entre el presupuesto que presentó el gerente accidental, Günther Vogl, en la reunión de ayer martes, y el que se ha pedido que se presente el próximo lunes es de 250.000 euros, y en él, según Esteve, «no solo se incluyen emolumentos de la Orquesta, sino pagos a trabajadores eventuales y otros conceptos». Según la evaluación de este, «solo 128.000 euros de estos corresponden a deuda con los trabajadores».