Así ha sido el traslado del sarcófago romano datado entre los siglos II y IV después de Cristo

Un equipo de técnicos y arqueólogos transporta un féretro al Museo Arqueológico de Granada / RAMÓN L. PÉREZ

Una hora ha llevado extraer el féretro y un equipo especializado ha participado en las maniobras

LUCÍA ROMERO CANTÓN

El traslado de un sarcófago romano de plomo datado entre los siglos III-IV d. C ha tenido lugar en el Edificio Villamena de Granada. Este yacimiento de época romana ha estado enterrado diecisiete siglos hasta que ha sido descubierto.

De mano de técnicos especialistas y arqueólogos, se ha llevado a cabo el transporte del mismo. En un tiempo de aproximadamente una hora el equipo ha procedido a la extracción del féretro mediante grúa.

La subida del sarcófago ha tenido que contar con la colaboración de un equipo especializado para levantarlo a peso. Ante la dificultad de la zona, por la estrechez del lugar, el sarcófago ha sido extraído a través de una polea hasta el mismo vehículo en el que ha sido transportado.

Ángel Rodríguez Aguilera, arqueólogo y director responsable, ha formado parte de este traslado. Él afirma que además de esperar un esqueleto, exista algún tipo de ajuar ajeno a cualquier tesoro. Finalmente se ha procedido al traslado del mismo mediante el refuerzo de paneles de poliespán y mantas. No obstante, ahora esperan su detallada apertura y estudio.

Más información