La cultura se adueña de la calle en la Noche en Blanco de Guadix

Juegos malabares ante un público entregado. /TORCUATO FANDILA
Juegos malabares ante un público entregado. / TORCUATO FANDILA

Música, visitas guiadas a monumentos y muestras artísticas, danza y ocio tiñeron la noche accitana de buenas sensaciones

JESÚS JAVIER PÉREZ GUADIX.

Cultura, comercio, ocio y gastronomía se dieron la mano la noche de este jueves 9 de agosto en Guadix para celebrar La Noche en Blanco. Es la cuarta edición de este evento y por cuarto año consecutivo la ciudad se vistió de gala para recibir una noche única con descuentos en su comercio, actuaciones en las calles y plazas, museos de puertas abiertas y la mejor oferta de tapas para terminar la noche de agosto refrescándose en una de las muchas terrazas abiertas.

Los comercios esperaban esta noche con decoración especial, abundaba el blanco, globos, centros de flores en las entradas o en los escaparates. Noche en blanco para todos, menos para los monederos y las tarjetas. Muchos fueron los que salieron a la calle buscando la ganga y esperando conseguir el mejor precio, aunque la mayoría salió a la calle simplemente para disfrutar de una noche especial. Sólo era necesario darse una vuelta por las calles más céntricas de la ciudad para comprobar que nuevamente el llamamiento del comercio accitano había sido un nuevo éxito.

También los había despistados, Antonio, Sila y Sergio habían llegado a Guadix para hacer una visita turística y «¿Qué es lo que pasa hoy en la ciudad?», preguntaba el padre sorprendido por el ambiente y el movimiento que se respiraba en el Museo de la Catedral entre la miradas de santos barrocos. La audioguía que había alquilado en la entrada no hacía referencia a este moderno invento del comercio que es la Noche en Blanco.

Pedro Jiménez, observaba con detenimiento los cuadros del mismo museo Vecino de la comarca, Pedro aprovechó la ocasión para visitar el museo y admirar con detenimiento la pintura, un arte que además domina y con el que se ha atrevido a hacer sus pinitos. A los pies de la catedral, Toñi González y Javier Morales ultimaban los últimos detalles de decoración de su establecimiento dedicado al turismo y mostraban orgullosos toda una alacena de productos de la tierra con los que se sumaban a la celebración de esta noche especial. Se habían reservado también una hora de esta noche para brindar con vinos de la tierra por su establecimiento y el comercio de Guadix

Un poco más allá el Club Beatriz Danzing el encargado de animar la plaza de la Constitución. Sus evoluciones marcaban el atardecer. Más arriba, desde el Balcón de los Corregidores, accitanos y visitantes aprovechaban la jornada de puertas abiertas para hacerse una fotografía. En su entorno comenzaban a agruparse las primeras familias con bolsas de compras: objetivo cumplido.

Público entregado

Esa era la impresión del concejal de Comercio de Guadix, Iván López, que destacó la amplia respuesta del público a esta celebración del comercio. No obstante, Iván López, subrayaba también el hecho de que este año la gente estuviese más repartida por las distintas calles y plazas de la ciudad «lo que para nosotros ha sido un logro porque la gente ha buscado lo que más le ha gustado y la gente llega a todos los puntos y los comercios tienen más oportunidad de que la clientela entre en sus establecimientos».

Iván López decía que era un éxito de todos, «pero muy especialmente del pequeño comercio, que es el que sostiene la economía local, que presta una calidad en los productos, pero sobre todo, una calidad en el trato humano, y eso sólo puede ofrecer el comercio de cercanía, algo que no está al alcance del comercio electrónico ni de las grandes superficies».

Y así, mientras unos se cargaban de productos, otros aprovechaban la cercanía y la confianza en Azul Vintage, donde unos para evitar el trasiego por las calles con unos portavelas durante toda la noche le pedían a Mari Carmen García que se los guardase. A los pies del establecimiento, en el fondo de la calle Ancha, actuaba el grupo de Jesús Montijano. 'Tocado de Luna' se llamaba el espectáculo, nada más apropiado para una Noche en Blanco.

La noche se prolongó hasta primera hora de la madrugada entre ventas y gastronomía, mientras sonaba la delicada voz de Theresa's Mood en la calle Duque de Gor, con su inconfundible estilo y personalidad. Tampoco faltó la buena música de Alejandro Baena convertido para la ocasión en Álex Music Covers, quien actuó junto a la Plaza de Abastos, sin que en ningún momento faltase la buena animación del pasacalles o del coro rociero 'Camino Accitano'.

Fotos

Vídeos