Los granadinos que han participado en la película sobre Buñuel presente en la carrera a los Oscar

Paco Alaminos, Elysa Castro y Chema García, con el libro de arte de 'Buñuel en el laberinto de las tortugas'/J. E. C.
Paco Alaminos, Elysa Castro y Chema García, con el libro de arte de 'Buñuel en el laberinto de las tortugas' / J. E. C.

Elysa Castro, Paco Alaminos y Chema García formaron parte del equipo artístico de 'Buñuel en el laberinto de las tortugas'

José E. Cabrero
JOSÉ E. CABREROGranada

La última vez que hablamos de ellos nos quedamos mirando a los Goya. Mira tú por dónde, la ruta empezaba por otro sitio: los Oscar. Elysa Castro, Paco Alaminos y Chema García son los granadinos de 'Buñuel en el laberinto de las tortugas', la película española de animación dirigida por Salvador Simó que ha sido seleccionada en la carrera de los Oscar. Sus competidores patrios no hacen más que engrandecer el éxito: 'Dolor y gloria', de Almodóvar; y 'Mientras dure la guerra', de Amenábar.

Te interesa

Elysa Castro (1982) es de Fuente Vaqueros. «Soy muy lorquiana. Por eso me llamó la atención la historia, Buñuel y Lorca eran amigos». Llegó como ayudante de José Luis Ágreda, el director de arte, para una tarea de cuatro meses. «Al final pasé más de dos años implicada. Trabajé en el desarrollo visual de la película, diseño de personajes, escenarios...»

Chema García (1973), admirador incondicional del mítico Vázquez, es un dibujante de cómic vocacional que se sumó a la aventura de Buñuel para trabajar en el departamento de animación: «Buñuel está en ese 'puñao' de autores que van conmigo siempre».

Paco Alaminos (1960) tiene un amor sincero a los cómics «desde pequeñito». Él, que siempre quiso ser dibujante, entró en Bruguera tras ganar el prestigioso 'Mortadelo' (premio a autores de tebeo) en 1984. «Cuando cerró la editorial, un amigo me introdujo en el mundo de la animación. Y me quedé. Me fascinó». Una fascinación que define a los niños que, en los 90, veían la aclamadísima 'Batman:La serie animada'. Su trabajo en la película fue con 'layouts' y 'storyboards': «Básicamente, es desarrollar la acción, el fondo, el encuadre, los movimientos de la cámara... Vaya, el cómo se cuenta la película».

Juanfra Delgado, el coach granadino de la 'familia' Buñuel

El rodaje de 'Buñuel en el laberinto de las tortugas' fue especial por muchas razones: por su estilo, por su cuidado arte, por querer hacer algo trascendente... y por la apuesta de su equipo, una veintena de personas de toda España que se desplazó a Almendralejo para convivir durante dos años. Dos años soñando juntos por Buñuel. Esta peculiar empresa necesitaba un impulso, un 'pegamento' muy especial que, casualmente, también vino de Granada: Juanfra Delgado.

Delgado es psicólogo, especialista en formación de Equipos de Alto Rendimiento. «Hace dos años, me llamó el productor José María Fernández de Vega. Me dijo que había formado un equipo de lo mejor de España en temas de animación. Me pidió ayuda para que aprendieran a trabajar en equipo». Efectivamente, todos eran muy buenos en lo suyo pero nadie se conocía. «Les faltaba rodaje como equipo», dice Delgado.

«Estuvimos 48 horas en el Centro Europeo de Emprendedores de Almendralejo donde se conocieron, establecieron objetivos comunes, sistemas de coordinación, normas para trabajar en equipo, profundizaron en sus puntos fuertes y débiles... Era fundamental unificar las expectativas de todos, porque habían dejado a sus familias para unirse al proyecto. Gente de 20 años y gente de casi 60. Gente muy distinta, un equipo muy enriquecedor».

Aquellos dos días de arranque funcionaron. Nació un equipo, una familia. Y esa familia, ahora, mira a los Oscar.