La Casa de los Tiros volverá a llenar su jardín de poesía

Salvador, Granados y Escoriza, ayer en el jardín de la Casa de los Tiros./J.A.M.
Salvador, Granados y Escoriza, ayer en el jardín de la Casa de los Tiros. / J.A.M.

Autores como Pedro Enríquez, Rosa Berbel o Carmelo Sánchez Muros estarán en un ciclo que concluirá con un homenaje a Juan de Loxa

JOSÉ ANTONIO MUÑOZGRANADA

La poesía volverá a la Casa de los Tiros durante el mes de septiembre gracias al ciclo 'Poesía en el jardín', uno de los clásicos de la programación cultural granadina de final de verano. Un ciclo en el que se unen, como ayer destacó el poeta y profesor Álvaro Salvador, «se unen voces de diferentes generaciones y sensibilidades». El jardín de la Casa de los Tiros, uno de los más singulares de la ciudad –y que precisa cuidados puestos de manifiesto ayer por su director, Emilio Escoriza, al delegado de Cultura de la Junta, Antonio Granados, que se comprometió a estudiarlos–, se llenará un año más para oír las voces de Pedro Enríquez (con la música de Pilar Alonso y Habiba Chaouf), el 3 de septiembre; Carmelo Sánchez Muros, historia viva de la poesía en Granada, quien actuará con Rafael Soler el día 10 ;Rosa Berbel, la joven sensación de la poesía, sevillana de nacimiento pero que ha desarrollado su carrera en Granada, con Noelia Arco y Matthias Stern el día 17, y Elodia Campra, que rendirá un homenaje a Juan de Loxa, voz imprescindible de la poesía y la cultura del siglo XXy XXI, con José Ignacio Perbech el día 24.

«El marco del patio de la Casa de los Tiros tiene un atractivo indudable», recordó Granados, «y el hecho de que más de 5.000 personas hayan acudido a alguna de las ediciones anteriores del ciclo avala su importancia». El aforo es limitado –100 personas– por lo que se aconseja llegar pronto a los recitales.

Homenaje a Mariluz Escribano

Hubo un especial recuerdo a la recientemente fallecida poeta Mariluz Escribano, de quien Granados destacó «su gran contribución a la poesía y la vida de la ciudad», y ante la petición, que pronto será pública, para que se coloque una escultura en su recuerdo en el cementerio de San José, donde puedan reposar sus cenizas, o la realización de otros homenajes y distinciones públicas, afirmó que «encontrarán en la Delegación apoyo para preservar y recordar su legado».

Por su parte, el también poeta Álvaro Salvador recordó de Escribano, además de su labor como poeta, su «capacidad de trabajo, habiendo dirigido revistas literarias como Extramuros o Entrerríos», y su papel en la formación cultural del profesorado durante varias generaciones. Del mismo modo, aseguró que «pronto, desde dichas revistas o desde iniciativas culturales como el Festival Internacional de Poesía, se pondrán en marcha actvividades en su recuerdo», a lo que Antonio Granados añadió que «lo deseable es que dichos homenajes no sean solo flor de un día, sino que Granada recuerde de forma sostenida en el tiempo a quien tanto trabajó por ella». Del mismo modo, dijo que «tanto su familia, como a quien ella consideró su hija, la profesora Remedios Sánchez, y tantas personas a las que ayudó y aconsejó», estarán encantados de sumarse al homenaje.