La Academia de Bellas Artes cierra tres salas ante el riesgo de daños por unas obras anejas

Palacio de Goyeneche, sede de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. / Archivo

Las vibraciones generadas por la maquinaria pesada podrían comprometer la conservación de piezas de Goya, Rubens o Arcimboldo

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando ha cerrado tres salas para evitar que los efectos de una obras contiguas al centenario edificio de la madrileña calle de Alcalá dañen a algunas obras maestras de Goya, Arcimboldo, Rubens o Van Dyck. La media se adoptó después de saberse que un escultura de la colección del museo había sido dañada, presumiblemente por las vibraciones que genera la maquinaria pesada usada en las obras y que también habrían generado grietas en el Palacio de Goyeneche, la sede de la Academia.

«Por motivos de conservación de las obras del museo y debido a los trabajos que se están realizando en las proximidades del edificio, nos vemos obligados a cerrar las salas 19, 20 y 21 que dan a la calle Alcalá», explica en su página web la institución que dirige el arquitecto Fernando Terán. Lo hizo después de que el diaro ABC desvelara la aparición de fisuras en al menos una de sus esculturas, Hércules Farnese, que se achacarían a la utilización de maquinaria pesada en las obras del que será el futuro centro comercial, residencial y hotelero de la contigua plaza de Canalejas.

Los responsables de la centenaria institución decidieron el cierre de las salas para garantizar la conservación de las obras. En las salas clausuradas al público se han descolgado de las paredes valiosas piezas de Francisco de Goya, Giuseppe Arcimboldo, Pedro Pablo Rubens y Anton Van Dyck, que están apoyadas en el suelo sobre trozos de gomaespuma.

José Manuel Calvo, delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, anunció este domingo que no descarta paralizar las obras en la denominada Galería de Canalejas «para proteger el patrimonio», después de que se notificara la existencia de daños el Hércules Farnese. Es una pieza de 3,18 metros de alto, perteneciente a la colección de Alessandro Farnese, adquirida por el pintor Diego Velázquez por encargo del rey Felipe IV junto a una veintena de réplicas en yeso de esculturas antiguas durante su estancia en Roma.

El concejal Calvo dijo a la cadena SER que «aún es pronto» para poder «confirmar» si la obras son las causa de los daños, dado que «no se han hecho las pruebas necesarias». «Este lunes haremos las inspecciones oportunas para poder identificar las causas de los problemas que han surgido, tratar de resolverlos y que no vayan a más», avanzó.

Temas

Arte

Fotos

Vídeos