Un artista belga se encadena a un bloque de mármol durante 19 días

El artista belga, Mikes Poppe, se ha encadenado a un bloque de mármol durante 19 días. Este hombre ha permanecido ese tiempo en una sala de un juzgado de Ostend (Bélgica), donde ha comido, ha dormido y se ha lavado. Se trata de una obra con la que pretende mostrar la soledad y la extrañeza de la vida de un artista, pero también la esperanza y la desesperación a través de la poesía y esperanza. A pesar del esfuerzo, Poppe no ha conseguido romper las cadenas y unos operarios han tenido que cortarlas con una radial. Lejos de vivirlo como un fracaso, saca una lección: la imposibilidad de los artistas de librarse del peso de la historia.