Desvelada la feria de la ilusión

Ruiz Manuel, Óscar Martínez y Manuel Cuesta, con el vistoso cartel al frente./J.J.A.
Ruiz Manuel, Óscar Martínez y Manuel Cuesta, con el vistoso cartel al frente. / J.J.A.

Óscar Martínez presenta un ciclo en Almería que servirá de despedida para Ruiz Manuel

JUANJO AGUILERAALMERÍA

El palco de una plaza de toros perfectamente identificable, la cabeza de un toro y un mantón de Manila son signos de la Feria Taurina de Almería. La de 2018 es la ilusión, tal y como expuso ayer Óscar Martínez en la presentación llevada a cabo en la terraza del Hotel Catedral, con otros aspectos destacables porque conlleva una 'despedida' o 'un hasta luego' y una 'bienvenida'. Un torero nunca se retira, pero el ciclo que se pondrá en marcha el próximo 22 de agosto supone «un fin de etapa», como así lo expuso el empresario donostiarra de origen, pero con raíces bien plantadas en Almería -la casa Chopera lleva 56 años en Almería y él cumple 27-, para el diestro almeriense Ruiz Manuel.

Manuel Ruiz Valdivia, el torero almeriense, se despide después de 23 temporadas pisando el albero del centenario coso almeriense de la Avenida de Vilches, que abrirá las puertas, en el último festejo de abono, para que entre Guillermo Hermoso de Mendoza, el hijo de quien cambió el arte del rejoneo y que se 'presente', el día 25 de agosto, en un coso donde su padre se mostró tantas veces como un poderoso torero a caballo.

uDía 22 de agosto
Se lidiarán reses de El Torreón para Ruiz Manuel, Curro Díaz y Joselito Adame.
uDía 23 de agosto
El festejo, con toros de la ganadería de Zalduendo, lo lidiarán Enrique Ponce, Julián López 'El Juli' y Andrés Roca Rey.
uDía 24 de agosto
Morante de la Puebla, Alejandro Talavante y Ginés Marín lidiarán reses pertenecientes al hierro de Núñez del Cuvillo.
uDía 25 de agosto
Se correrán toros de Carmen Lorenzo, El Capea y San Pelayo para Pablo Hermoso de Mendoza, Lea Vicens y Guillermo Hermoso de Mendoza.
uDía 26 de agosto
Clase práctica.
uHora
Todos los festejos se celebrarán a las 19.00 horas.

El empresario de San Sebastián fue desgranando todos los detalles de una feria con un vistoso cartel que es 'común' al de las plazas que gestiona la empresa, en cuanto a la cabeza del toro, pero no así en el resto de elementos. Esta será una feria especial. «Creo que es la feria de la ilusión. El motivo del cartel es maravilloso, refleja mucho lo que es Almería, sus palcos, el mantón de Almería y la apuesta. Hasta los aficionados más recalcitrantes tienen que entender la feria como buena. Están todos. Es una feria completa y con interés», explicó.

Maravillosa

En su intervención, acompañado por Ruiz Manuel y Manuel Cuesta, dijo que «es una feria extraordinaria, con tres corridas de toros de grandísimo nivel y una de rejones en la que hemos aprovechado el tirón que puede tener el hijo de Pablo Hermoso de Mendoza. Entiendo todas las posturas y es el momento de Guillermo», reconoció.

Así, presentó cada tarde. «Empezamos con una corrida de toros de El Torreón, de todos conocida. Con un final de etapa, el de Ruiz Manuel, que ha toreado 21 ferias como matador y dos como novillero, se ha llevado tres capotes, es un estandarte de la tauromaquia de Almería y ha decidido que su época va a cambiar. Torea con Curro Díaz, triunfador de la Feria del año pasado, y Joselito Adame, que cortó dos orejas. Es un cartel interesante que tiene su mística».

La tarde del día 23 presenta a «Zalduendo, triunfador consecutivo varios años con El Juli. Creo que es un cartel superrematado con la maestría de Enrique Ponce; Juli, que es Juli, y Roca Rey, que es la novedad. El año pasado no pudo venir y es una pelea de gallos importante. Es una terna de mucho poderío y nadie se va a dejar ganar la batalla. Creo que es el día de la pelea».

De detalles

La 'feria de pago' cierra con los rejones, que vuelven tras la apuesta del año pasado de la novillada, que no llegó a vender cien entradas. «La corrida de rejones del Capea, con mucho prestigio, para Pablo Hermoso, que es la máxima figura del rejoneo; Lea Vicens, que cortó tres orejas el año pasado, y Guillermo, que es la novedad, representa la renovación del rejoneo».

Más torerista

Sus palabras reflejaron ilusión para una feria taurina en la que espera perder menos que en años anteriores, en los que la feria almeriense no ha sido muy distinta a las de otros lugares. «Con no perder, yo firmaría, pero es una feria para crear afición. Soy empresario. Cualquier empresario la primera obligación que tiene es la de ganar dinero. A la par, es atender al máximo número de gente posible. Parece que el empresario está reñido con el público, pero es al revés. Es el que cuida al público y somos garantes de que al público le guste. Queremos que la gente vaya a los toros. Llevamos muchos años perdiendo dinero, pero son 56 años en esta plaza. Tenemos que crear, motivar, intentar que Almería se sienta orgullosa de ser taurina».

Del resultado puede depender la continuidad de la casa Chopera en Almería. «El tiempo lo dirá. Lo único que tiene límites en la vida es la muerte. Seguiremos en Almería siempre que podamos estar en Almería. Estamos encantados con Almería, nos sentimos almerienses. Mi familia lleva 56 años, yo llevo 27 seguidos. Me encanta Almería. Tenemos que ayudarnos todos para que esta feria sea la que es, la que ha sido»,

Fotos

Vídeos